Páginas vistas en total

viernes, 24 de julio de 2015

A propósito de lo de Coronado y la de Alba

     


   Al hilo de la sensacional revelación del romance del verano que entre Coronado y Duquesita palpita y se encabrita, se hicieron eco los media de la más sensacional aún -en verdad extraordinaria- Lista de exuberantes mujeres que, mil gracias derramando, por las manos y el cuerpo de Coronado han pasado. Y él por los de ellas, por supuesto.
     
   Estamos ante una colmadísima nómina de muy deslumbrantes y únicas mujeres, que sin duda han de proveer a plena satisfacción gozosos rendimientos y cubrir muy vitales necesidades de quienes sus quereres consigan, del todo impensables e imposibles ellas –y ellos- para el ciudadano del común, que como pobre colegial ante escaparate de elitista pastelería ha de limitarse, acaso íntimamente resentido, a admirar. La radical desigualdad, siempre la desigualdad.
       
    Nunca he entendido del todo el que, tanto hincapié como ahora se hace en la inaplazable justicia de la progresiva redistribución de los ingresos económicos, de manera que, por mor de una vida digna para todos, más se dé a quien menos consiga, por qué no otro tanto se exije con los ligues o ingresos eróticos , tanto para ellos como para ellas, por supuesto. ¿Acaso no proporcionan el disfrute de los mismos muy precisas y contrastables ricuras y riquezas? ¿No es la sexual una necesidad tan vital y acuciante como la de una renta universal mínima? ¿No cabe hablar, en paralelo al concepto de pobreza energética, de una verídica pobreza sentimental y sexual, cuyo estrago sería también urgente enfrentar? Redistribúyase –exprópiese, exprópiese- también entonces entre el Pueblo, por el método usufructario que oportunamente se arbitre, las maravillosas riquezas, humanas y divinas, sí,  que componen la Lista Coronado y habremos también así dado un trascendental paso hacia un mundo más humano y más justo. 

         



   Triunfales timbales de julio, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y es lo que no termino de entender... de cómo vd... con su elegancia en el escribir, con sus conocimientos de lo profano y lo mundano, cómo vd. se deja caer artículos de semejante ralea... Y me lleva a pensar... ¿ pero no es este el autor de escritura finísima que no podía tener sino a Bécquer de avatar ?

En otro día, otro post, y en la misma línea, fue Carlos Lozano, el elogiado por el avatarado. Y no será lo suyo, como un cierto regocijeo, obtenido en la proyección del yo en aquellos otros, clase macho alpha. Ya sabe vd. que los mundos de la mente son muy procelosos, pero también sabe vd. que a veces, hasta las más delicadas mentes viven sometidas a las más mancillosas servidumbres.

Lástima ! Cuesta trabajo entender que para alcanzar más altos vuelos hay que levantar vuelo, dejando atrás el lodo que embarra todo, porque ay amigo mio ! hay cosas que no admiten doble juego: o se crece o se envilece.

misael

José Antonio del Pozo dijo...

Hum, ya veo que Usted, Misael, no me comprende, no me comprende. Gracias, no obstante.