Páginas vistas en total

jueves, 30 de julio de 2015

Los de la Púnica engolfaron la túnica

   


   Cómo hablaban en la intimidad los apandadores de la Púnica, hay que chingarse, hijos de la gran chingada. Casi peor que los latrocinios, que la codicia desatada en los mismos apañándose los concursos públicos estos sedicentes defensores de la libre competencia, la obscena vulgaridad, la chocarrera rudeza que las conversaciones intervenidas reflejan: cuánta mugre tan acorde, por otra parte, con el espíritu (¿?) de estos tiempos aciagos. No dejaba de transpirarles el pene a esos nenes al parecer, qué pena.
   
   Cuánto homo gañanis, sí. Aparte de las penas de presidio que merezcan, les obligaría yo, como a los niños, antes de volver a pensar siquiera en pisar de nuevo la calle, a rellenar rimeros de caligrafías, a expresarse de corrido sin soltar un solo exabrupto, a recitar de memoria el catecismo… ¡a aprenderse de carrerilla las ínclitas Guerras Púnicas!  Eso, o trullo de por vida, so púnicos.

   
   ¿Y a los dirigentes del PP, qué decirles? Que, si quieren que un poco les creamos, crujan a estos sórdidos púnicos, a quienes les incitaron y toleraron, que les persigan, que les arrastren por el fango, que les hagan devolver el efectivo con intereses del trinque, que pongan pasquines infamatorios con sus nombres, que les acogoten hasta hacerles sentir vergüenza de sí mismos. El resto es... paripé, dirigentes del PP.




¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de… Amor, humor, ternura, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.




1 comentario:

Anónimo dijo...

De nada sirve desgañitarse con punicas, bigotes, eres, cursos, palaus, pujoles, etc...
La corrupción está en el sistema mismo. Las medidas de control sobre el gasto han sido desarticuladas en pos de una supuesta "eficiencia". Si a ello sumamos el asalto a la justica por parte del poder ejecutivo-legislativo, cerramos el círculo de la estructura de la corrupción. Por supuesto, las taifas, también llamadas comunidades autónomas, no han hecho sino crear un mejor caldo de cultivo para estas tropelías.

Desde hayderecho.com, del posteador Manu Oquendo:


... trabajo de Otero Novas sobre el asunto...

Expongo someramente las que apunta el índice temático del mismo y advirtiendo que los estudios más conservadores de la relación entre la Corrupción Contractual Pública entre el franquismo y el Estado Autonómico son de 1.8 a 2.7. Es decir, un 50% más.

El estudio aborda, en razonable profundidad, causas Morales, Culturales y Estructurales. Las tres de similar importancia.


1. En la Ley de Presupuestos correspondiente a 1990, pudieron denunciarse 44 medidas o artículos, que aumentaron los poderes del Gobierno y redujeron los controles y la objetividad en la acción administrativa.

2. Y en la de 1991, otros 26 artículos, de igual carácter. No sólo aumentaban los poderes discrecionales de las Autoridades, por encima de los que tuvieron otros gobiernos democráticos, sino que en materia de contratación, de Presupuestos y de administración de patrimonios, los llevaban bastante más lejos que donde estuvieron durante todo el siglo, incluidos los períodos de las dos Dictaduras que tuvimos.

3. Pero en 1987, el Parlamento autorizó al Gobierno para dictar un Texto Refundido que regularizara, actualizara y armonizara toda la normativa; autorización que fue usada, incluso con abuso , por el Gobierno, lo que le obligó a pedir otra autorización más amplia al Parlamento; de modo que el 23 de Septiembre de 1988, el Gobierno, por Decreto, pudo hacer una nueva Ley General Presupuestaria, de acuerdo con sus propios criterios y su ya larga experiencia de Poder.

Se trataba de dulcificar la Ley La Ley General Presupuestaria de 1977, desarrollando y mejorando los Principios establecidos por la Ley Canalejas de 1911. Una Ley Marco a la que deben ajustarse las sucesivas Leyes de Presupuestos y su aplicación.
Así lo dice el sentido común, pero también el propio Parlamento cuando la aprobó. Contiene unos principios permanentes de la gestión financiera, con la finalidad de encauzar los sucesivos Presupuestos anuales.

4. Y a continuación, absolutamente todos los años, machaconamente una y otra vez en todas las sucesivas Leyes de Presupuestos, han ido suspendiendo la eficacia de artículos de la Ley General Presupuestaria para el ejercicio correspondiente.
Fijémonos que no decimos derogando, sino suspendiendo. Porque la derogación podría ser admisible, si se creyera que hubo algún error en la cautela prevista por la Ley General Presupuestaria. Pero si se suspende, es que se sigue considerando necesaria para el futuro la cautela o limitación, pero no se quiere que opere en el año siguiente. Y así uno y otro año, eliminando esa disciplina presupuestaria general, que se sigue considerando buena para el futuro, y que el mismo Gobierno había juzgado imprescindible al aprobar la nueva redacción de 1988.

Fin de citas

Todo Minuciosamente diseñado y ejecutado –buena escuela para etapas posteriores como los ERE's andaluces, etc. Todo argumentado por el Gobierno PSOE sobre la base de Mayor Eficacia. ... "



misael