Páginas vistas en total

domingo, 30 de agosto de 2015

Personas ante situaciones límite: El pianista



   Hay dos notables películas, El pianista y La vida es bella, que confrontan dramáticamente a sus protagonistas ante muy extremas tesituras de supervivencia en las que aún les queda un instante para deliberar. Observamos una diametral reacción en ellos ante las mismas, haciendo que nos interroguemos al cabo si no seremos los humanos un misterio envuelto en un enigma tras la estela de un arcano. ¿Estamos capacitados para juzgar esas reacciones en momentos tan al límite?
     
   El prota de El pianista, escondido en el último instante por la ayuda providencial de alguien, se salva de ser arrastrado por los nazis al tren que como ganado transporta a los judíos al campo de exterminio. El peliagudo drama de la situación radica para él en que, desde el lugar de la estación en el que se halla oculto, observa como todos sus familiares y amigos más cercanos y queridos, ¡todos!, -sus conocidos, sus hermanos, sus padres… su enamorada- ante sus ojos son empujados hacia esos vagones que les conducirán a una muerte segura. Podría entregarse e ir con ellos, pero… el instinto ciego de supervivencia, la pulsión por la propia conservación, el egoísmo más radical, llamémoslo como sea, le empujan… a salvar el propio pellejo, a salvarse.

      
   Salvarse él, eso elige el pianista, eso decide, así, sin actuar, actúa. ¿Qué sentido puede tener luego su vida? Sí, vale, dar testimonio, si puede, a la Humanidad, pero… a costa de qué, a costa de cuánto. ¿Qué cosa solo podrá ser ya él luego?

        En La vida es bella...   MAÑANA



¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de… Amor, humor, erotismo, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

No hay comentarios: