Páginas vistas en total

martes, 15 de marzo de 2011

Santiago Segura, ese torrente

    
     El landismo es, desde luego, arte y ensayo sueco al lado de la bajísima estofa de Torrente. Estos son mis poderes ha venido a decir por la vía inobjetable de los hechos su inspirado creador, Santiago Segura, una máquina de hacer millones el tío, un lince disfrazado siempre de menesteroso, muy progre eso sí, es decir, muy partidario de un igualitario reparto de los bienes en esta “podrida” sociedad: 1 millón de espectadores en el primer fin de semana, 8,2 millones de recaudación en esos días, 666 cines, 910 pantallas. Lo repican bien alto todos los media: la película más taquillera del cine español. Ahí es nada. Loor y gloria de Santiago Segura, ese torrente que no cesa. Loor y gloria de la sociedad española también, por supuesto, de sus élites pensantes, de sus instituciones, formadoras de las “generaciones mejor preparadas de la Historia de España” como machaquea el recurrente eslógan.
    
     Enésima constatación del Reinado de la Mugre, sobre la seda lujosa del 3-D of course. Las cifras de Torrente: el polígrafo de la Verdad, DNI  y ADN, la exacta  radiografía inesquivable de la sociedad española, espejo en el que se miran y que les refleja, ese millón de amigos que tiene Torrente, que se aprestan el primer finde a solazarse con sus regueldos. Por supuesto, no muy distinta a la Mugre Transnacional propia de las sociedades hiperconsumistas y maleducadas: Sangre y Semen, l´air du temps, decíamos ayer de Lady Gaga, y Sangre y Semen, no otra es la bien segura apuesta de Santiago Segura, en su cuarta deposición millonaria. Mugre entronizada, claro, como revela la alegre participación de los más populares líderes sociales en la Cosa, que le transfieren así su misma naturaleza triunfadora y canónica, fundiéndose ahí el hambre y las ganas de comer, toda la élite triunfante bajo ese fetiche y el perfume ganador de las heces bendecidas.
    
     Dice Segura que es que triunfa él “porque en España tenemos mucho sentido del humor”, idéntica clave pret-a-porter que siempre nos restriegan por los morros el de La Noria y el del Sálvame, como un mantra aprendido para la ocasión. Qué graciosos son ellos. ¿Sólo humor? Segura, puesto ya, da un paso más: “es la oportunidad de reirse de gente machista, mezquina y racista…” claro, claro, que lo de Torrente es sobre todo denuncia social comprometida, niquelada en ese sentido al servicio del Dogma Progre, que pasa por animalizar lo “facha” a la vez que se atiborra uno de vil metal limpiándole los bolsos a una audiencia barbárica, complacida encima en su propia molicie y burricie, hay que ver qué gracia tiene Segura.
    
     Y al cabo su pretencioso corolario de Autor, qué valor, “… te ríes de todo eso y es algo catártico”. Nada, hombre, que sales de Torrente  purificado de todas las bajas pasiones, engrandecido en el fondo del alma y en estado de gracia humanista hacia el mundo y sus semejantes. Debe ser que la Poética de Aristóteles encarnó en la mente de Santiago Segura, lírica y elevada como pocas, generadora inmisericorde de una belleza… torrencial, claro, por más que uno le vea como el exitoso seguidor del más ramplón cinismo tan propio de estos tiempos. Nada, señor Segura, siga usted haciéndose más rico aún, siga usted tan progresista, ánimo, a por el quinto, que no hay quinto malo, que es lo suyo un inagotable torrente de poesía.    
    

21 comentarios:

Winnie0 dijo...

No puedo con él Jose Antonio...Desde luego está claro que arrasa y éxito tiene...pero no soy de ir donde va Vicente...Lo escatológico en demasía me pone mala.
Un beso

Señor Ogro. dijo...

Cuando se va de cara, sin pretender ser otra cosa, no tengo nada en contra de ese humor zafio, pero que bien llevado, me puede llevar a la lágrima de la risa.

Esto es, tiendo a reirme con el personaje Torrente. Cosa distinta es que se pretenda despues dar una moralina barata, o que el director luego vaya dando lecciones de esto y de aquello.

No he ido a ver la película, pero a veces hay que saber reirse de un pedo. Eso sí, sabiendo que no es más ni menos que eso, un pedo.

No hay que buscar trancendentalidades en todo lo que hacemos o vemos.

Juante dijo...

Es curioso, pero los progres hacen ostentación de un insoportable afán de totalitarios, en el sentido de acaparadores compulsivos y omniscientes de todo, de lo que sea, para apropiárselo y no dejar a los oponentes ideólogos, u opuestos en ética y estética, que tengan protagonismo alguno. Ha ocurrido hoy con la tal Ana Pastor, a la que vindican ahora como su plumilla a cara de perra, porque se le ha deslizado el pañuelo de sonar los mocos, cuando entrevistaba al iraní y porque simplemente se ha puesto en plan "cieza" que es; pero ya ha ocurrido con el GH, con La Noria y con cuanta bazofia se tercie. Los progres son omnívoros, pero siempre de lo peor y de la peor estofa. La caca, la mierda y la porquería son las tres "marías" de los progres. Son frívolos hasta el paroxismo (los aristócratas Milás), golfos (el Sardá), cínicos (todos), escatológicos (todos, sobre todo la Cedenilla), falsos mendigos de la fama (Víctor, Sabina, Ríos, Almodóvar...) Son, en definitiva, los mayores adalides de la zafiedad y de la basura. Y Segura, cómo no, supone, en materia fecal cinéfila, la quintaesencia del abyecto progrerío.

Cesar dijo...

No me cae mal Segura, pero no veo sus películas.
De todos modos, un individuo que arriesga diez millones de euros, merece triunfar. Si alguien sabe de subvenciones, que me lo diga y rectifico.
En cuanto a su arte, no lo conozco, repito. Pero creo que el arte, cualquier arte, está sobrevalorado. Un tipo como Picasso (supongo que progre también, no lo sé, no catalogo) que maltrataba a sus mujeres, como persona no merecería comer pan y en cambio dicen que tiene arte.
Segura sólo se aprovecha de la superficialidad de la gente, como tantos y tantos y tantos, en donde incluyo a todos los políticos.

Pero tú lo dices muy bien.

Candela dijo...

Ten en cuenta J.A, que en España hay millones de personas que si no son analfabestias, cuasi. Es decir, un público potencial y efectivamente fiel a ese tipo de "humor".

De que todo siga igual se encarga tele-five y similares.

Una pena..

Ángeles Hernández dijo...

¿Qué diferencia a Torrente de la telebasura?-

Poquita cosa y además barren la audiencia se la comen y yo cada vez lo entiendo menos.
¿Por qué no hacen humor inteligente? así de paso además de reirnos ejercitamos la glía, gran cosa para prevenir la demencia senil.

Caca, pedo, culo es lo que hace reír a los niños cuando están en fase anal, no por inocentes (que sí lo son) sino porque su mundo es limitado, sus necesidades fisiológicas aún en vías de desarrollo y su Cociente intelectual de acuerdo con su edad cronológia, o sea de 3-4 años.

¿Qué a algunos les sigue haciendo gracia?, bueno de todo hay en la viña del Señor, pero fomentarlo y darle categoría de arte, por mucho dinero que se gane, es un tremendo error. También ganan dineros los proxenetas y los camellos...

Y puestos a hacer catarsis, nada mejor que un buen enema, pero en privado, se lo recomendaría yo al Sr. Segura, con receta y todo: menuda liberación.

Inteligencia para todo, hasta para reirse, siempre es necesaria más, también para hacer entrevistas honestas como la de Esther, o para saber a qué películas no hay que ir ni llevar a nuestros hijos.

Y hablando de progres: ni son todos los que están, ni están todos los que son. Siempre me he considerado progresista y sin embargo inteligente y antimugre. Nihil obstat.

No mezclemos Sres, y no hagamos cuaquier cosa para ganar dinero y fama. NO VALE TODO.

Gracias JA por su entrada, hoy me he puesto un poco furiosa pero es que la mugre voluntaria me irrita. Bastante tienen los pobres pobres, que a veces han de soportarla por falta de....agua por ejemplo. Seguro que esa mugre no le gusta al Sr. Segura y a los que ríen sus guarras gracias.

Lo dejo que me estoy embalando, un abrazo Á.

Sinretorno dijo...

Gran post José Antonio. Pero a mí me cae bien Segura. Se ríe de todos, sobre todos los de izquierdasy de paso pone en su sitio al cine oficial español. Cutre, casposo, asqueroso, machista, indecente; pero se dio cuenta de lo que es este país, muy cutre y por eso va a ver la peli. Comentó Segura que veía peligrara su éxito porque algunas críticas empezaban a ponerle bien, con lo que el público podría desaparecer.Ahí tiene el millón que decide en uns elecciones.

Myriam dijo...

Ayyy, que no he visto ninguna pelicula de él con este personaje que hace de "policía zafio, degenerado, proxeneta, corrupto y cutre, con una forma de ser muy peculiar".

CReo que estpy afuera d etodo lo que tiene que ver con la moda.... :-(

Saludos y gracias por actualizarme

Juan Carlos dijo...

No todo el cine es Chabrol ni Bergman, demos gracias a Dios, porque si no nadie iría al cine. Incluso en la fábrica de Hollywood ¿cuántas grandes películas salen al año? ¿una, media? y el resto es cine sin pretensiones. Tiene que haber de todo, creo yo.
Salu2

Aitor Mento dijo...

Poco tengo que añadir, salvo que estoy muy de acuerdo con los comentarios de César, Sinretorno y Juan Carlos. Y eso que, como el primero de ellos, seguramente seguiré sin ver una película suya, a no ser que la pongan por la tele y esté aburrido en ese momento.

La supuesta pátina de progre de la que un día se dotó con vistas a su imagen pública, es la que le permite reírse de todo. Apoyar a Álex de La Iglesia en sus discrepancias con Angelines le ha salido gratis, lo mismo que hacer comentarios despectivos sobre Leire Pajín. Cualquiera precisamente no puede presumir de esto.

Lo considero un tío de lo más inteligente por ello, y por otras cosas que han añadido los otros tres compañeros.

José Antonio del Pozo dijo...

-Winnie: a mí Torrente me parece penoso. Otro.
-Señor Ogro: a mí me parece que el humor zafio no puede llevarse bien. Gracias
-Juante: es eso, ellos nos dictan cuando hay que ponerse serios y cuando de coña, cuando a ellos les convenga, acaparando, sí señor, acaparando
-Cesar:¿un señor que arriesga diez millones merece triunfar? según y cómo, ¿no? Mucha gente no puede estrenar nada porque nadie le hace caso. Yo no le voy a hacer la ola generalizadora que disculpe también a Torrente
-Candl: estoy de acuerdo, una pena

José Antonio del Pozo dijo...

-Ángeles: estoy muy de acuerdo con las razones que expones, con tanto ímpetu y acierto desarrolladas. Muchas gracias por explayarte con tanta arte, Ángeles. Otro
-Sinretorno: gracias.Segura podría poner su talento, que lo tiene, al servicio de mejores causas. Un abrazo
-Myriam: la pregunta fundamental que deberías hacer quizás, pues, es ¿quién es Torrente? Gracias a tí por escribirme
-Juan Carlos: es verdad, pero cuando consigue ese record, es porque dice algo de la sociedad, y lo que dice no me gusta un pelo
-Aitor: inteligente sí me lo parece, y por eso capaz de hacer cosas mejores y de así hacernos a todos mejores. Gracias, amigo

Miguel A. Pazos Fernández dijo...

Jamás Segura ha hecho cine para ganar premios ni para pasar a la historia del mismo. Ha hecho un cine que funciona, que es para entretener y que la gente así lo percibe. ¿Que se forra? Pues sí, pero no es delito. Y la verdad, es un personaje que no tienes muy claro de qué palo va, porque no es para nada sectario y tiene buenas palabras para casi todo el mundo.

Sí, a mi Segura me cae bien.

Saludos

Miguel A. Pazos Fernández dijo...

Es más, recuerdo una cosa que le escuché decir el otro día a Álex de la Iglesia, que vino a decir algo así como: si se molestara en hacer cine serio, sería uno de los mejores cineastas que habría en España.

Es una persona inteligente, sin duda, pero hace lo que le funciona, y además arriesgando una pasta que viene en su gran parte de él mismo.

Aitor Mento dijo...

Completamente de acuerdo.

Segura no hace sino más o menos lo que hacía Mariano Ozores en los 70 postfranquistas. Época en la que ya se podía hacer cine crítico, arte y ensayo y todo lo que se quisiese. Pero su cine era el más taquillero. Y Ozores, como él mismo, tampoco dependía de subvenciones y se jugaba su dinero.

Que guste o no, como he venido a decir, ya es harina de otro costal. Y como bien ha señalado don Juan Carlos, ha de haber de todo. Siempre lo ha habido, y siempre lo habrá, y además, lo democrático consiste en tener la posibilidad de elegir.

Ángeles Hernández dijo...

Sin ánimo de polemizar: nadie ha dudado de la inteligencia del Sr. Segura, que la tiene y mucha.

El primer Torrente tenía su explicación y su gracia como revulsivo y provocador, como la tuvo en su momento Almodovar con "Pepi, Luci Boom...." pero seguir con el mismo personaje que se repite y se repite, me parece (sólo es una opinión), cuando menos poco original y la explotación de un filón ( lo cual en sí mismo es aceptable, cada uno se lo gana como sabe).
Sin embargo estoy "segura" de que Segura podría darnos mucho más y demostrarnos y demostrarse su arte con algo menos de monotonía.

En todo caso, son diferentes maneras de ver un fenómeno las que aquí dejamos.

Saludos a todos Á.

José Antonio del Pozo dijo...

-Miguel Angel: yo creo que Segura puede hacer cosas mucho mejores. Para mí, su Torrente legitima la burricie y la brutalidad. Por supuesto, que haga lo que le parezca, pero al ser la peli más taquillera, dice cosas y propone cosas de y a la sociedad a la que se dirige. Gracias, Miguel Angel

José Antonio del Pozo dijo...

-Aitor:yo creo que de Ozores a Torrente hay la misma distancia que de Enmanuelle al porno más visto hoy. Es decir, profundización en la regresión antropológica y educacional y barbarización de los individuos y de las sociedades. No creo que los Ozores consiguieran los mejores cines ni los mejores espacios de todas las televisiones ni la praticipación de destacadísimos líderes sociales. No parece coherente denigrar la telebasura y no hacerlo con el cine basura (y el Torrente 1 para mí no lo era)por los modelos que proponen, y el propio Segura, fino olfateador del éxito, ha fundido esta vez a estos personajes en lo suyo. Siempre tendrá su público, pero no le hagamos al menos la ola, en mi opinión, a lo más burdo. Muchas gracias, Aitor

José Antonio del Pozo dijo...

-Ángeles: pienso como tú, si al menos hiciese Segura otros tipos de pelis. Un abrazo.

Tony dijo...

Ami lo de Torrente me parece que es un ¡¡Horror!! pero no mrnos que Salvame con su presentador y el equipo que le que le ayuida

José Antonio del Pozo dijo...

-Tony: hombre, el del Sálvame es peor, en mi opinión. Bienvenido