Páginas vistas en total

viernes, 4 de marzo de 2011

Zapatero también mete, la gamba

    
    
     Ha tenido Presidente Zetapé dos nuevos detalles en Túnez, de esos que retratan para la Historia todo un talante. Son, como decimos en el lenguaje corriente, esos pequeños detalles que tiene contigo una persona por los que de verdad acabas por conocerla, quizás por amarla. Va a ser que Túnez le inspira, porque fue allí donde, en la no más alta ocasión que vieran los cielos precisamente, llamó a la deserción de los aliados en Irak. Por cierto, que era también en Hammamet, Túnez, donde Craxi, compadre de Berlus y socialista presidente italiano en la época de Tangentópolis, poseía una asiática mansionaza, a la que, según cuenta Julio Feo en su libro, habría acudido invitado de finde Felipe González, y de la que habría venido éste encantado de lo pipa que allí lo había pasado. No en vano la eterna satrapía de Ben Alí, esencia de los jardines de Alá al cantar de Antonio Molina, contaba con la filantrópica bendición de la Internacional Socialista, esa oenegé. En Túnez tuvo pues que ser donde eclosionó de nuevo Zetapé.
    
     Venía Él muy contento de Abu Dhabi de gestionarles unas inversiones para España a los señores jeques de las mil y una noches. Ah, pensamos acaso todos, dónde quedaba aquel discurso del Viento sobre los ricos y los pobres, aquel otro del jornalero del Antiguo Testamento junto a Obama, o el de los especuladores desalmados de los mercados de capitales. Sí, yo creo que por un momento le ganó a él la melancolía de los principios abandonados al socaire de los Vientos dominantes, y no por otra causa tiró de avión hacia la Moncloa, deseoso de ganar la propia cama y quizás de soltar una lágrima a solas allí por las causas, a causa del Poder, traicionadas. Ya nos decía Sabina en su última interviú que Zetapé le seguía pareciendo un tipo honrado. Con Presidente Zetapé la Odisea homérica se hubiese resuelto en un par de hemistiquios. No cayó en la cuenta el señor Presidente de los quince mil euros sólo en combustible que importaban su nostalgia de Palacio, dulce Palacio. Es sólo, señor Presidente, que se le olvidaron a usted los millones de parados, los miles de pequeñas empresas quebradas, la negra desesperanza que campea sobre la dudosa nación que usted preside. No son los quince mil del ala, señor Presidente, es… es el detalle.
    
     De manera que al día siguiente, rehecho ya en su mismidad zetapeica, voló raudo hacia Túnez y volvió también por sus fueros favoritos, como si para dar los pasos adelante de la manita de los jeques necesitara también dar el paso atrás de la fabulosa historia de su abuelo, con la que inauguró su puesta de largo presidencial, como si se la contara ahora, no a los dudosos representantes que ante sí tenía, sino a las mismas muchedumbres de la Plaza del Tahrir transplantadas de golpe a Túnez: “El dictador murió cuando yo tenía quince años. Merece la pena lo que ustedes han hecho. Mi padre no pudo disfrutar de las libertades y mi abuelo fue fusilado…” encasquetó allí ante el asombro de la concurrencia, que quizás, obnubilada ante aquel despliegue de generaciones, esperara ya la mención filial.  Y después de por todo lo alto parangonar allí el paradigma impresionante de la Transición española, terminó Zetapé por medio declamar: “No sabéis… cómo se puede disfrutar de la democracia”, ante lo que el aire de fronda tunecina allí mismo se serenó y se llenó de musicales ecos, de manu chao, of course. Se le olvidó al Presidente señalar el pequeño detalle de que todo el empeño terrible de su primera legislatura consistió precisamente en la decidida impugnación de esa transición ahora tan alabada y en la forja del famoso cordón sanitario. No es tanto la mentira, señor Presidente, es… es el detalle, hombre. 

    
    
    


17 comentarios:

Sefirot dijo...

Con los 20000 litritos que se gasto para recibir una caricia aprobatoria yo lleno 400 depositos de mi coche...vamos unos cuantos años. Pero no pasa nada. Mañana sacamos las cartillas de racionamiento para los ciudadanos y punto...

Un saludo.

Javir dijo...

Zapatero, el nieto cebolleta, con la democracia ha llegado a Presidente del Gobierno...que esto no desmotive a los tunecinos.

Un abrazo.

PD.- Internacional Socialista= ONG. ¡Qué capacidad de síntesis, amigo mio!

Juan Carlos dijo...

¿Qué sería del otro abuelo del presi, ese del que nunca habla porque no le fusilaron?
El detalle de venir a dormir a casita es poco estético y eso, tal como va la economía, no se debiera hacer pero es que como la cama propia no hay ninguna.
Las frases son las que en una sociedad amiga de salir por la tele son las que se soltarían. En la noria o en GH las sueltan cada dos por tres (6) pero me encanta el final: "No sabéis cómo se puede disfrutar de la democracia... yo llegué a presidente..." es que es cojonuda.
Salu2 jcysusfotos.blogspot.com

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

“No sabéis… cómo se puede disfrutar de la democracia”
Estimado José Antonio:
Estoy atónita, temo por mi salud cardiovascular.
Aparte de contarle su vida - su "memoria histérica" - a los infortunados tunecinos, ¿de verdad este señor se quiso ir a dormir a casa?, así por las buenas como se añora mi hijo pequeño en los campamentos por una crisis de "mamitis".
Este derroche así como sus desvaríos demuestran que este hombre está enfermo.
Majara, vamos.
Amigo José Antonio, felicidades, tu entrada es tan estimulante que ahora me siento como si hubiera ingerido una anfetamira antizp.
Creo que me he vuelto incluso peligrosa, con tal de echarle cualquier cosa.
A tí, amigo mío,enhorabuena por tu erudición y fino sentido del humor.
Aunque el fondo no me haga ninguna gracia.
Muy cordialmente
Asun

Marina-Emer dijo...

Buenos díasJosév Antonio como yo de politica no entiendo…es un placer venir
A tu blog a que me convides a una madalena y agradecerte la
Visita al mío y tus cariñosas y
Elogiosas palabras a mi poesía.
Feliz semana.
Un abrazo
Marina

Juante dijo...

Lo que me preocupa de Zapatiesto es que representa actualmente lo más granado de esa generación "es-pedo-fredo-aidiana" de treinta a cuarentaytantos o de tres al cuarto, que predomina en esta España de inanición moral y mental. Los refranes suelen ser grandes verdades periclitadas y hay uno que dice: "tenéis lo que os merecéis". Pues eso mismo, sin ir más lejos. Dios nos coja confesados si este artista de las ventosidades o su valida chacona siguen guiando los designios carnavalescos de nuestra patria, cuando dentro de un año lo pinten todo de color rosa, con ribetes rojos y morados no cardenalicios precisamente.

Aitor Mento dijo...

Zapateta : Un abuelo en la mochila.

Ana Esther Méndez dijo...

Mucho mejor esto que cualquier artículo de opinión de cualquier periódico. Y además me entero de más cosas :) Enhorabuena, una bomba.

Maribeluca dijo...

¿Sólo la "gamba"? está de atar el tío, y encima en plan Cebolleta con lo del abuelito..."dices tú de mili"...¡a ver si se larga ya!

el burladero dijo...

Con los 20.000 que se gasta en regresar para despues volver al dia siguienete casi vive un jubilado. Pero bueno. eso no es nada, total con el nuevo plan de ahorro, los 110 Km en Autopistas y cuatro cosas mas, salimos de la crisis en menos que canata un "gallo" ...........

Sinretorno dijo...

jajaja, por no llorar amigo José Antonio. Resulta que siempre los mismos en los mismos lugares. Ya sé que no es original, pero qué hemos hecho los españoles para tolerar semejante peste de tipo? No recuerdo , nadie más patético en la historia de España. Si te acuerdas de alguno, dime.

Natalia Pastor dijo...

Lo de Zapatero con su abuelo tiene algo de freudiano.
Por repetir una historia falsa una y mil veces, no va a convertitrse en verdad, salvo -como decía Freud-, para autoconvencerse de la misma.
Si se repasa la trayectoria de Zapatero, todo su argumentario se basa en premisas falsas, en unas fábulas del imaginario progre que intentan justificar postreras acciones.
Al final, los desvarios de este sujeto son dignos del diván de un siquiatra.

Helio dijo...

Tengo la impresión que es de los pocos españoles que ultimamente disfrutan de la democracia.
Yo no entiendo el visitar un país donde ni siquiera tienen un gobierno provisional.

Ángeles Hernández dijo...

Es que ZP me aburre y en cuanto veo escrito su nombre o impresa su imagen cejil, ya no me entero de lo que leo a continuación, ni siquiera las cosas tan interesantes y bien ligadas que en este sitio se dicen.

Otro día será, pero estar, estoy.

Un abrazo Á.

David Gerbolés Pérez dijo...

Es lo único que ha hecho desde que ha llegado a la Moncloa....meter la gamba.

Saludos.

José Antonio del Pozo dijo...

-Sefirot: nada, otra prohibición más y punto. Saludos
-Javir: eso, el nieto cebollino y cebolleta. Un abrazo.
-Juan Carlos: es verdad, como la cama de uno, ná. Sí, a zp deberían llevarle al programa ese de Tele 5 en que les conectan con los muertos, y verás como su abuelito desde el más allá le decía: pero... ¿quieres dejarme de una p vez en paz, so asaura? Salud
-Asun: muchas gracias por tus palabras y por tu entusiasmo, me animan a seguir escribiendo
-Marina: muchas gracias, lo mismo digo, gracias por pasar y escribirme
-Juante: coincido; han hecho méritos para irse a la playa del pernambuco
-Aitor: genial la simbiososis, bravo
-Ana: ¿mejor esto mío que cualquier artículo de periódico? me desmayaré, me desvaneceré, si sigues por ese camino,muchas gracias, de verdad de verdad
-Maribeluca: tienes razón, ahora le tocará meter... ruido y miedo
-el burladero: ná, le pone un impuesto al aire, y otros cuatro años
-Sinretorno: será dificil encontrar, al menos hasta que pasen cien años
-Natalia Pastor: es verdad, que se lo cuente a Berlus, dueño de Tele 5, que dice Ruby que te escucha como el mejor psiquiatra
-Helio: Él es asín de disfrutatriz
-Ángeles: y se comprende, y se comprende, y no pasa ná, otro día será, lo importante es estar y sentirte ahí. Oto.
-David: a la plancha nos está poniendo. Saludos

Eva dijo...

Los detalles si son muy detalles no menos minuciosos no se perciben