Páginas vistas en total

miércoles, 31 de octubre de 2012

¿Es que Woody Allen cobra por cenar con él?


   
     Pasmoso, desde luego, lo de Guardiola pidiéndose en el corazón del Imperio cenotear con Woody Allen (un provincianismo forretis similar al de Big Garzón cuando anduvo de parranda con Kissinger), pero, ¿no resulta más pasmoso aún el que W Allen aceptase el cenoteo? El mismo Señor que el día que le entregaban un Oscar se fue a tocar el clarinete a un tugurio, acude encantado… ¡a la llamada del ex -entrenador de un equipo de futbol de un país de cuyo nombre nadie quiere acordarse si no es para trocearlo! ¿Qué fue de la mítica misantropía con que el neoyorquino cineasta se adornaba?
   
   Hombre, si en vez de Guardiola, hubiérase tratado, qué se yo, de Shakira, todavía podría entenderse el libidinal impulso del provecto genio americano… pero ¿con Guardiola?, ¿cuál sería el móvil que le animaría a romper su tan amada rutina? ¿De qué hablarían, aparte de lo muchísimo que Pep lo admiraba, y de las cuatro frases de repertorio que Trueba le habría para la ocasión preparado? A palo seco resulta, desde luego, todo un contradiós la situación. Puesta en un guión la tirarían a la basura por del todo inverosímil, vamos.
    
   A no ser, claro, que es que hállese W Allen, como tantos Amos del Universo ahora mismo, “necesitado de liquidez” y previamente pasara la minuta por su graciosa compañía al lado de Pep, habida cuenta de lo publicitada que resultó luego ser la dichosa cena. Lo que te debe de golpe “intelectualizar” el zamparte, un suponer, un pato a la naranja al lado de Woody, oyes. Se sabe que al festín acudió también el inefable Roures, el multimillonario trotskista propietario de la Sexta y de los derechos del fútbol español. Fue él quien al parecer tramó la movida. Y su presencia, claro, es el bucle preciso que enlaza a ambos genios, pues si por una parte es público que ha “colocado” al hermano de Pep en su Grupo, fue por otra  co -productor del bodrio alleniano “Vicky, Cristina, Barcelona”, esa faena de aliño por la que Woody –postalitas de Barcelona incluidas- se apañó un suculento pastizal.
  
   De manera que la presencia del magnate Roures  nos aclara un poco el enigma. Con todo, lector, trata de representarte la escena: nada menos que el huraño creador de “Hanna y sus hermanas” compartiendo mesa, mantel y noche con un  tal Pep y con un tal Roures, más las respectivas. Da un poco de pena el imaginarse al admirado W Allen enfangado en esas fenicias componendas, como un nuevo Salvador Dalí “ávida dollars” a sus años. ¿Toma el Dinero y corre, again, Woody?
   ¿De qué hablarían, decíamos? De El apartamento, claro. Primero, de el de Guardiola, tan cool. Luego del inmortal de Billy Wilder, esa tan amarga como extraordinaria historia sobre el arribismo social. Ahora que lo pienso: desparpajo para pontificar sobre ello no les falta a ninguno de estos tres mosqueteros.   



Post/post: gracias a Juante, a Winnie0, a Juan Carlos, a Santi, a Norma, a MAMUMA, a Inmaculada Moreno H, a Anónimo, por dejarme sus valiosas palabras en el blog - aunque no creo que envidia ante el Rico Guardiola sea el mío pecado-, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS. 

martes, 30 de octubre de 2012

Guardiola, un filósofo en Central Park



   
   No sabemos si en este perro mundo la Filosofía en general tendrá o no futuro, pero al menos la rama guardiolana del Saber sin duda lo tiene esplendoroso. Véase si no a su Sumo Pontífice, en interminable año más triunfal que sabático, impartiendo doctrina orbi et orbe, como todo un gurú, en fenicias macroconferencias delante de abarrotados y estremecidos auditorios, como si ante otro Bill Gates estuvieran. Véase si no su espectacular aterrizaje en el Apartamentazo de Nueva York, en primera línea del Central Park, su estelar cenorrio nada menos que con Woody Allen, que es a su vez como el Papa de Manhattan. ¿Qué ha hecho el Guardiola filósofo para merecer esto?
   
   Tienen los sabios justa fama de ser expertos en adivinar el pasado, pues  les pilla siempre el Futuro en fuera de juego, por decirlo en términos futboleros. Claro, cuando desmenucé los datos del Apartamentazo de Guardiola en Nueva York (24.000 euros/mes, en el exclusivísimo rascacielos Ardsley del Upper West Side, 350 m2 de minimalismo fetén y majestuosos ventanales, cálidas tarimas y hasta piano de cola) me vino a las mientes, por contraste, la fabulosa charleta filosófica, patrocinada por el humanista Banco de Sabadell, (ver Mío blog de 3-11-2011) que hace apenas un año se trajo con Fernando Trueba acerca precisamente del Futuro.
     
   “No podemos pensar que los políticos nos arreglarán las cosas. O lo hacemos nosotros o nada.”, sentenciaba allí todo indignado Guardiola, autoincluyéndose como el que no quiere la cosa en el pelotón de las víctimas del Sistema. “Si no me quieren, me echarán y haré lo que salga”, añadía, como si de un pelanas buscavidas de Lavapiés se tratara. De ahí a despedirse cuando le dio la gana de su club, a plantarse luego en jubileo entre las elitistas entrañas mismas de la metrópoli del Capitalismo genocida,  a declararse desde allí independentista, a facturar como conferenciante de cinco estrellas y a cenotear por todo lo alto con el autor de Vicky Cristina Barcelona, media el abismo de toda la cínica impostura que a unos cuantos deliciosos prohombres de nuestra vida pública, venerados además por las masas, se les permite.
     
   No sabemos a los demás lo que el incierto Futuro habrá de depararnos, pero no parece muy arriesgado sostener, a la vista de tamaña sabiduría, que el de Guardiola viento en popa y a toda vela va.


Post/post: gracias a Juante, a Aspirante, a CLAVE, a Helio, a Sonja, a Winnie0, por redondear con sus reflexiones mi blog, por hacerme pensar, por bloggear a mi lado ayer, GRACIAS.

lunes, 29 de octubre de 2012

Mas por mas, menos


   
    Y de las musas, pacientísimo lector, de nuevo a las masas, mejor dicho, a  Mas, que, como el nombre nos indica, vendría a ser la singularización de las masas independentistas, con mayúscula y flequillo eso sí. Acaso Ortega escribiría hoy La rebelión de Mas, aunque su enjundiosa obra original valdría también para echar luz sobre la Santa Indignación actual, pues nada es nuevo bajo el sol, según nos chivara ya hace veinticinco siglos el rey Salomón, creo.
   
   Es propio de la época descarada que vivimos el no andarse los líderes sociales con elaboradas disquisiciones a la hora de exponer sus propósitos, sino a la pata la llana arrojarlos sobre la Opinión Pública, que es cada vez más el Instinto Público, dado el carácter irreflexivo, repentino y voluble que cada vez más reviste la suerte de la misma. De esta cruda manera, Don Artur Mas –no la Derechona apocalíptica- ha enjuiciado el presente: “España está contra las cuerdas”.
     
   Y como España lo está, aquí llega Mas, deseoso por ver en que podría él echar una mano a la superación de la crítica encrucijada… con su amenaza independentista. Ha revelado ahora Rajoy la irrechazable oferta que Mas le empaquetó la misma Mañana de la Amenaza en la Moncloa: “o aceptas el Concierto Económico o atente a las consecuencias”. Y el milimétrico desencadenamiento de los hechos posteriores –esa especie de Independencia en progress a la que asistimos- le da a mi juicio valor de verdad a sus palabras, frente a la difusa negación que Mas hizo más tarde de la versión de Rajoy.
      
   Yo creo que ni la sabiduría monumental de Ortega y Gasset habría sido capaz de encontrar un precedente histórico de parangonable matonismo, por el que el presidente de una Comunidad Autónoma, aupado sobre sólo una mayoría relativa en el cargo, en tales términos acogota al Presidente del gobierno –por mayoría absoluta elegido- del Estado a cuya Constitución juraron el uno y el otro servir. ¿Y de haber sido al revés esas mayorías, entonces, qué no habríamos de ver y de escucharle a Mas?
     
   Está de moda decir ahora, entre los articulistas de renombre, que Zapatero y Rajoy son calcamonías de una misma insulsez. Está aún, digo yo, el círculo de esas supuestas vidas políticas paralelas por cerrarse. Rajoy lleva ni un año en el machito. Pero pocos de esos lumbreras han señalado que al respecto del rebelde Mas la respuesta ha sido bien diferente. Recordemos: ante la amenaza de Mas en Moncloa, Zapatero  le ofreció… fumar y fumar una precaria pipa de la paz. Fumetearon y fumetearon aquella noche mano a mano y de aquellos bajos humos salió el infumable y recientísimo Estatut que iba a ser… el maná mismo derramado sobre España y Cataluña juntas –qué elocuentes esas dos ñas o esas dos “ya” finales en común-. Apenas un tercio de los catalanes lo aprobaron… y aquí está ya Mas con su nueva amenaza.


      España está contra las cuerdas. Atengámonos todos a las consecuencias, vale. Claro, diría Ortega, Mas es Mas… y sus circunstancias. Mas es Mas y su insaciable nacionalismo nacionalismo separatista, digo yo, sólo bloguero con ínfulas. 



Post/post: gracias especiales a aspirante, a MAMUMA, a Helio, a Mati, a Jaime, a Mónica, a Andrés Ruiz Espada, a Inmaculada H Moreno, a Laura Caro, a Winnie0, a Mónica, a CS Peinado, a Cesar, a CLAVE, a BEGO, a Sonja, a Mateo, por llevarme en sus volandas, por hacer bonito mi blog, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS. 



sábado, 27 de octubre de 2012

A escondidas (Poessía treinta y seis)




Si tú lo quieres
intrépida amazona,
en el tráfago delirante
de las horas diurnas
de la claridad urgente,
del mundo entero en torno tuyo
que te reclama y te grita,
que te exige,
en ese vértigo inclemente
de las prisas mañaneras
mírame por encima del hombro
dedícame dos parpadeos
picotéame en un pispás
alíñame en tres capotazos de los tuyos.

Pero a la atardecida
cuando reina la hora bruja
y las constelaciones infinitas
amainan su locura sideral,
al caer majestuoso de la noche,
cuando quedan como al pairo las estrellas,
cuando la vorágine se remansa,
los rescoldos del día
te ruborean sólo
de amansada belleza el rostro,
guerrera ya en reposo.

Entonces, en la hora propicia,
a escondidas del mundo,
en un rincón mío y tuyo
de nadie más
-en suspenso el Universo-
como si perpetraras tú
un vicio muy oculto,
repara en mí te suplico,
tómame entre tus manos,
saboréame de parte a parte,
detén el Tiempo en mis palabras
deja que ellas te acometan
que te estallen por adentro.

Que anduve yo todo el día
trapero diurno de las avenidas
buhonero azul de las alamedas
traficante noctívago de los libros
rastreando las más golosas
las que puedan por sí solas
convocar una belleza que te iguale,
madreseselvas, amarantas, caléndulas, tamarindos, carbunclos
sólo para tus sentidos, condottiera mía. 

viernes, 26 de octubre de 2012

Mi libro será también canción


   
   Tratará al menos que la melodía de las palabras que lo conforman envuelva y acompañe, como murmullo, como caricia, como lluvia suave contra el rostro, a quien a él se acerque. Que siempre a él se pueda volver, como mil veces volvemos a canturrear y a disfrutar las canciones que nos gustan. Sonarán entonces sus notas muy parecido a como suenan las de este discreto blog, -¿qué otra cosa podría yo hacer?- , acaso algo más elaboradas, por disponer de más tiempo para ellas: a veces festivas y vivaces, otras enrabietadas y sardónicas, a menudo desesperanzadas y románticas. Es que esos acordes, esa desigual sinfonía, lector, son los que a mi me trajo el Viento, los mismos que yo recompongo y ahora devuelvo. 
     
   Permite además la distancia temporal que procura el libro desentenderse de la inesquivable actualidad y bucear artísticamente –intentarlo al menos- en la ardiente intimidad de las historias más personales, tratadas literariamente, -nada del tono de unas plomizas memorias- las que a uno le conformaron, a la busca quizás de aclararse primero uno mismo, de hallar así las claves de su confundida sensibilidad, en las que quizás puedas también tú  reconocerte, lector. Nos hablaremos allí entonces más de tú a tú.
    
    Hace posible el libro también el dar rienda suelta del todo a la capacidad de fabulación que en uno puede haber, buscarle resquicios de evasión a la realidad, para engrandecerla, claro, y siempre pasada esa imaginación a través del tamiz de los sentimientos, que es la forma duradera en que al cabo nos impregnan los asuntos y los negocios del mundo. Pero la idea es esa: volcar el alma en esos relatos intimistas para conocerse uno mejor, para mejor conocernos tú y yo, buscando eso, que las palabras, como la música, se adentren y habiten las cámaras interiores de la sensibilidad y queden allí alojadas para siempre. No sé, estoy contento.

(Si todo sale bien, creo que estará listo para primeros de diciembre y su precio rondará los doce euros. Anda, Eva, échame tú también un cable, plis.)



Post/post: especialísimas gracias hoy a Mateo, a Paco Gacela, a Juante, a Juan Carlos, a Explorador, a Al Neri, a CLAVE, a Winnie0, a El Fugitivo, a Cesar, a Belkys Pulido, a Purificación Fernández Guijosa, a Mónica por sus palabras de ayer, tan emocionantes e inolvidables para mí. Tengo fé en mi libro, que es, a mi manera hecha, una "novela". Me lo pago yo. Tiene y tendrá toda la dignidad de los libros que yo amo. Y eso, que es un trocito vivo de mí. GRACIAS.  Lo iremos viviendo juntos aquí, mon amís.

jueves, 25 de octubre de 2012

¡Estoy embarazado!


   
   En estado de buena esperanza, como tan hermosamente se decía antes. Estoy preñado, sí, de ilusiones, de esas de las que también se vive. La editorial me ha mandado ya las galeradas del mío libro, y contemplarlas sobre la pantalla del notebook, es un poco como admirar la ecografía del bebé que se está día a día gestando. ¡Pum! ¡Pum!, ostras, algo late ya tras la pantalla, que a la vez hace retumbar con violencia de gratitud mi corazón. Ah, lector, la ensoñación esperanzada del primerizo, comparable a nada. Sí, esas galeradas me parecen ya preciosas, ganan mucho con el ropaje editorial mis fantasías, y siento como si mis mejores sueños anduvieran a unos pasos de al fin encarnarse. Libro mío, libro mío, llega pronto a buen puerto, por favor.
    
   Este es un libro muy íntimo, al que le he puesto jirones vivos de mi  alma  atormentada. Si no pierdo pasta con él –humilde libro, ha por fuerza de ser de humilde precio, por lo que a no perder es a lo más que aspira un anónimo bloguero-, quizás haga luego otro de cine, y luego otro de política… para dar rienda suelta a todos los caudales manantes de mi sensibilidad polimorfa… que así, como en el cuento de la lechera, pronto empieza la desvariada imaginación del anónimo bloguero a hacer sus cábalas desaforadas.
   
   De momento, ya digo, tengo delante las galeradas de este primero, y asisto, conmovido, al milagro de su paciente formación, al escándalo de su latido vivo, a su interior ansia de luz. Esas pruebas tienen ya vida. Ocurre que con los textos de ideas, además, se mantiene una relación más fría, más racional y especulativa. Con los libros de pura creación, con el primero, la relación debe muy parecida a la que siente una madre hacia la criatura que lleva dentro, a la que nota ya patalear, a la que acaricia con dulzura inigualada sobre su vientre esférico. ¡Este libro también es carne de mi carne! 

   He puesto en él toda la imaginación y la ternura –también de la ironía, ya me conoces, lector- de la que soy capaz, con textos inéditos, con aventuras cotidianas, con esas situaciones que sabes que me gusta a mí explorar. Mucho más que un libro, será un trozo candente de mí, de mi piel, de mi corazón, de mi desesperanza, de mi rabia, de todas las ilusiones del mundo que, como aprendí de Pessoa, pese a todo conmigo también van, lector. 


Post/post: gracias a Jose Mª Martín por seguir este blog, a Juan Carlos, a aspirante, a Juante, a CLAVE, a Alejandro, a Bucan, a Winnie0, a Explorador, a Cesar, a Xad Mar, a Mateo, a C S Peinado, a Josito, por por redondear y hacer más significativo con sus palabras este blog, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS. 

miércoles, 24 de octubre de 2012

Autonomías, las justas


      
   Será difícil hallar en la Historia comparada una más nefasta calamidad para el verdadero progreso de una nación que el atroz artefacto en que ha devenido en España el llamado Estado de las Autonomías, ese dantesco frankestein, irreformable ya, que pronto ha de devorar a sus muñidores y a los ciudadanos con ellos. Se amontonan el cúmulo de razones económicas, culturales y políticas que puedan dar ya cuenta de su veneno mortal, de su carácter letal para la pervivencia de la propia nación española. Nunca soportó una Nada en Ruinas tantas sanguijuelas vitalicias sobre sus lomos.
  
   Ha descuartizado y arrancado de las conciencias de buena parte de los españoles cualquier idea de pertenencia a una entidad superior con la trayectoria histórica y con las universales cimas culturales que alcanzó España, para sustituirlo por el aldeanismo más ombliguista que pueda imaginarse. Ha centrifugado la común idea de España, forjada por millones de hombres y de mujeres, y de grandiosos creadores y artistas, a lo largo de los siglos, hasta hacerla desaparecer del cotidiano conocimiento. Ha arrojado por la borda el tesoro de todo ese excepcional precipitado histórico. Ha bonsaizado las mentes. Ha propiciado la irrupción grosera de sucesivas generaciones de insolidarios separatistas, con un único denominador común en su singular patanería: el acerbo encono hacia lo español, como si Cervantes, Velázquez, Quevedo, Goya, Lope de Vega, Zurbarán, Garcilaso… merecieran sólo su rufianesco desdén autosatisfecho. Ha jibarizado a las personas.
     
   Ha alumbrado, en todos los partidos, toda una oronda ralea irrecuperable de burócratas politiqueros alicortos que incluso hacen buenos a los caciques decimonónicos –al menos ilustrados y con cierto sentido de Estado muchos de ellos-, que se dedican a  dilapidar los millonarios fondos públicos para subvencionar un tinglado omnívoro de intereses locales, una red clientelar de omnicomprensivos intereses creados que les hacen imprescindibles, que hacen girar en vilo en su torno, nuevos Señores feudales, a la inmensa mayoría de la población, que en la casi totalidad de su filantrópica opresión dependen.
   
   Son las Autonomías las que yugulan y estrangulan y sangran al Estado de todos, son sus burócratas sátrapas quienes le exigen al gobierno de la Nación, los que han regulado para su más rastrero egoísmo el curso de los ríos de España y hasta el del aire que respiramos, los mismos que hacen imposibles, con sus babélicas y odiosas taifas, esos sádicos corsés que todo lo comprimen, una política de más amplios horizontes, que ensanche, con el dinamismo y la igualdad legal que exige una sociedad moderna, las oportunidades de vida de las personas, es decir, que amplíe sus libertades reales.
   
   Ha resultado en definitiva el Estado de las Autonomías un trágico mamotreto leviatanesco, imposible de mantener un día más e imposible a la vez de enmendar, que aplasta y acogota las existencias de los ciudadanos sumergiéndoles en las tinieblas  adscritas a ese particular feudo, como los mismos siervos de la gleba medievales. La tragedia y el mecanismo de tortura que porta consigo es esa, el haber conseguido imponer la maldición de su obligatoriedad: es impensable que legalmente pueda ser en lo esencial reconducido, la asfixiante y ubicua malla clientelar por él construida lo hace imposible. Sólo –como el a sí mismo llamado Estado del Bienestar- una situación extraordinaria de extrema necesidad podrá reducirlo a los escuetos límites que pide una descentralización política.     



Post/post: gracias a Mónica, a Mateo, a Juante, a Anónimo (ponga su nombre,plis), a CLAVE, a jaal (gracias por hacerte seguidor del blog, tuyo es ya también), a aspirante (echar a alguien al mar, no, amigo, plis, hablar, discutir, sí, se pueden tener ideas diferentes,), a CSPeinado, a Zorrete Robert, a todos, por darle empaque y sentido a este blog, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS.    

martes, 23 de octubre de 2012

Una gansada de Feijóo y los gansos de Euskal Herría


   
    Debe ser que la Victoria, con el botafumeiro en que viene envuelta, nubla y hasta aturde el entendimiento de aquellos a quienes con el dedo señala, pues en la noche de gaitas, Feijóo, a quien preciso es primero reconocer, a mi juicio, el mérito de su éxito, pues en medio de un haz de circunstancias de muy atravesada dificultad –el universo Indignado y la obligatoriedad de llevar a cabo duras políticas impopulares- logró aumentar la absoluta mayoría de los apoyos apuntando al tiempo hechuras de verdadero líder, soltó la patochada de la Noche: “el Partido Popular es el que más se parece a la sociedad gallega”.    
     Me dejó muerto escucharle ese supuesto juego de totalitarios espejos reflejantes entre un Partido y una sociedad. Cuándo se entenderá a fondo que los ciudadanos escogen una papeleta y conceden una representación de forma provisional, y que la misma, ningunas mistéricas esencias eternas envuelve en su bruma. Cuánto más no me anonadaría la sentencia feijoniana al reparar en que era la misma que se gastaba Zetapé para glosar sus pírricos triunfos de hace cuatro días: “el PSOE es el partido que más se parece a España”.  
       

   Y sobre los comicios vascos, qué elocuente la imagen del propio gobernante autónomo, en el mismo colegio electoral, ese espacio sagrado para los demócratas, acosado, azarado y violentado por los energúmenos. ¿Puede alguien aportar un documento semejante en una democracia que merezca ese nombre? Si así hacen contra los Principales, qué soterrada presión no soportarán en los pueblos los señalados entre el común? ¿Acaso los nobles filoetarras se apresuraron a lamentar y a condenar ese bruto proceder? Mejor que mil discursos, la imagen de ese acoso borroka desmiente de cuajo la archipublicitada normalidad en el País Vasco.
     En estos días hemos leído y escuchado a muchos políticos -¡al mismo Patxi López!- y periodistas de renombre deslizar la especie de que eran estos los primeros comicios tras el estallido de la Paz. La paz… ¿de qué guerra? Eso es sólo interiorizar la cosmovisión filoetarra del “conflicto”. Supone concederles la razón y la Victoria a esos borrokas,  sólo porque de momento no matan.


Post/post: gracias a manipulador de alimentos, a CLAVE, a Juan Carlos, a Juante, a Mónica y a NVBallesteros, por dejarme aquí sus estupendas reflexiones, por bloggear a mi lado ayer, GRACIAS.

lunes, 22 de octubre de 2012

Los Patxis se la pegan


   
    Iba a titular que el Pueblo pierde en Galicia, y que en el País Vasco es el Pueblo quien gana, pues sabido es que allí donde la Derecha española reúne más apoyos ciudadanos que ningún otro partido con ella arrasan la insolidaridad y la rapiña, mientras que en todos los demás supuestos (que incluyen a las derechas nacionalistas) se abren paso indiscutiblemente la fraternidad y el autodeclarado Progreso de los hombres y las mujeres hacia un mundo respetuoso con la humana dignidad.
    También iba a cuestionarme la razón por la que tanto en Galicia como en el País Vasco se empeñan en organizar elecciones para conformar pacíficamente sus gobiernos y elaborar sus presupuestos económicos, si como todos sabemos es el Dinero quien en todos sitios instala su dictadura y que son los políticos sus lacayos, iguales a ese respecto, como se sabe, Feijóo, Urkullu y Otegui.   
     
   Ocurre que no sé si iba a ser del todo entendido al sostener cosas así, que forman por otra parte el engrudo habitual con el que enjaretan las cosas del Poder buena parte de la ciudadanía española. Que no-que no- que nos representan, ya. Otegui es Pueblo, Feijoó ¡no!, nunca, jamás, por mucho que él lo pretenda. Ya sabes: tú eres lo que Yo digo que tú eres. Y el aserto se impone por encima de los propios datos de la realidad.
     
   Lo que sí se entiende bien, creo, es decir que los Patxis socialistas se han pegado una buena costalada a la hora de recabar votos, que les ha caído a ambos la del Faisán, quien tras el histórico batacazo electoral del 20-N decidió no asumir la responsabilidad derivada del mismo. El PSOE no se ha renovado, no ha sancionado internamente su fiasco. ¿Y cómo ha reaccionado ante ello una buena parte de la idealista y humanista clientela electoral de la Izquierda? Haciéndose ultras, es decir, prestando su apoyo a los liderazgos bárbaros y rupestres de Beiras y de Otegui, esos soberbios progresistas que como nadie encarnan al Pueblo, el mismo que no se quitan de la boca.   


Post/post: gracias a Winnie0, a aspirante, a Mar i bel Valdivia Palma, a Juante, a Sonja, a Monica, a CLAVE, a Fernando, por regresar conmigo a Emma, por bloggear a mi lado yesterday, GRACIAS.   

sábado, 20 de octubre de 2012

Regreso a Emma Thompson



  
    La otra noche, brujuleando por los canales de la TDT, cacé al vuelo un fragmento de Regreso a Howard´s End.  Ya la había visto otras veces, pero para nada eso me importunó. Al contrario, fue motivo de íntima alegría, porque el reencontranos con lo que amamos, el volver a recrearlo de tanto en tanto dentro de nosotros, aparte ya del goce puramente estético, es algo que nos religa con nosotros mismos, en la medida en que vuelve a apuntalar las huellas del sendero sentimental e intelectual que para bien nos constituye. Volvemos a renovar así esos votos interiores de nuestra sensibilidad.
  
   Llegué en ese momento en que Emma Thompson recorre con la mirada el exterior de esa casa solariega, en un pago de la campiña inglesa. No se trata de una apabullante mansión colosal, de esas que te dejan sin respiración sólo con ver su mole ciclópea, ni mucho menos. Se encuentra además en un notable estado de abandono. Y sin embargo, es la mirada radiante de Emma, como si la tuviera ella dotada de unos extraordinarios poderes mágicos, la que nos va revelando –esos ladrillos oscuros, esas tejas renegridas y mohosas, esas maderas y ventanales algo decrépitos-  toda la belleza latente en esa casa y en su entorno. Es difícil que hubiera podido cualquier otra actriz llevar a cabo ese prodigio, pues casi a un milagro asistimos, y es que esa mirada resplandeciente y encantadora transforma las amustiados enseres sobre las que se posa, invistiéndolos de la secreta hermosura que en ellos anida y que sólo a la luz de los ojos de Emma pudiera despertarse.    
  
   Era formidable, porque, encuadraba la cámara de Ivory cualquier cosa, no sé, unos pálidos alibustres, una simple piedra al paso del rodeo que daba Emma, unas flores lacias, un suelo de tarima mate, una cortina gastada, vistos a través de una ventana polvorienta; insertábase luego la mirada vivificante de Emma mirándolas, y las veíamos un momento después como renovadas,  embellecidas y realzadas en todo su verdadero atractivo. Una mirada maravillada y transformadora a la vez, que se diría creadora por sí misma de belleza, pero no de forma gratuita, pues sabemos que ya Emma ha imaginado antes muchas veces en su interior esa casa, de la que su amiga fallecida con contagiosa fascinación le había hablado en numerosas ocasiones. Emma no va pues a conocer Howard´s End, acude a re-conocerla, a pesar de nunca físicamente haberla visto antes.
  
   Es una secuencia preciosa, y fue precioso el volverla a saborear. Como  el episodio de la concejala de Los Yébenes, aquel cuidado que Olvido dejó entre el vídeo abandonado, la peli nos llevó también a los dominios del grandioso San Juan de la Cruz, a su Cántico espiritual, como si todas las cosas, las buenas y las regulares, a él llevasen:
    Mil gracias derramando
    pasó por estos sotos con presura
    y yéndolos mirándolos
    vestidos los dejó de su hermosura.

 Claro, el poeta, quién si no, nos dio la clave: es la mirada hermosa del que sabe mirar, la que propaga y vuelca esa misma belleza sobre las propias cosas. Emma, anda, mujer,  irradia también tu mirar sobre este discreto blog que te invoca, diosa. 


Post/post: gracias a Monica, a Jaime, a Donaire Galante, a CLAVE, a Winnie0, a Juante, a aspirante, a Norma, a Cesar, a Mateo, a anónimo, a NVBallesteros por hacer mejor este blog, por bloggear conmigo ayer, GRACIAS.

viernes, 19 de octubre de 2012

Bosé, Nacho Vidal, nostalgia de Supermán


  
    Le gusta mucho a Miguel Bosé, cuando por turno le corresponde tomar el testigo de la portavocía de la Ceja, comparecer ante los media como un Justiciero Universal que a Big Garzón dejara en aprendiz de héroe. Durante el zetapeísmo, cuando la Ceja manejaba el negociado y las canonjías de la Cultura, con airada pose exigió en público “policía y cárcel contra los manteros, sin que nadie entonces –misterios de la indulgencia plena que otorga aquí el pertenecer a tan selecta cofradía- le tildara de xenófobo. Profetizó hace poco por su cuenta y riesgo, como el que avizora con su instinto los vientos de la Historia, la independencia de Cataluña.
   Vale, Bosé, no sé, pero mejor que le hubieras anticipado a tu gran amigo Nacho Vidal, megaestrella del cine porno, poseedor al parecer de toda una señora palanca con la que hacer estremecerse el repollo de ese artístico y humanista mundo, los entresijos de la Operación Emperador –el mayor golpe policial a la economía sumergida y a la evasión ilegal de capitales de que se tenga memoria, al decir del Ministro-, a la que al parecer hállase Vidal un poco empalmado.
  
    Ha querido a la vez el azar o la necesidad que en el mismo día muera Silvya Kristel, la actriz que, nunca mejor dicho, sobre sí “encarnó” a Emmanuelle, como si una misma plaga de triste impotencia afligiera los dominios del Reinado de la Mugre. Bromeaban ayer twitteros y twitteras acerca de la supuesta envidia no confesada que los hombres tendríamos de Nacho, y de su palanca, claro. Puede ser. El pujante prestigio que la sexualidad pura y dura alcanza en nuestros días (como prueba el arrasador éxito editorial del “porno” para mujeres) bien podría convertir a Nacho Vidal en el imaginario de muchos/as en el auténtico Superhombre nietzschiano de estos mugrientos tiempos, es decir, en el mítico Superman al que Bosé, siempre adelantado a su tiempo, cantara (“Super, Superman, d´ont you understand, we love you/ Super, Superman, d´ont you know are my hero/ Superman!) en los albores de su carrera.
   Vimos todos, de la mano de ese otro supermán que es el Follonero en la Sexta, (por nada perderse el vídeo) la franca camaradería que a ambos héroes une, los proyectos de muy dudosos negocios comunes que la pareja en Colombia proyectaba –país en el que, de nuevo por el azar o por la necesidad, ahorita mismo Garzón triunfa como presentador de televisión.
   Entonces, señor justiciero Bosé, no le desea uno la cárcel a nadie, sino el que la Justicia de verdad también en este caso resplandezca; mas, si por azar o necesidad su gran amigo Nacho Vidal –y su palanca- dan al cabo con sus huesos y sus magras en la trena –Dios no lo quiera- , no dudamos nadie que  allá acudirá usted cada primero de mes a verlo, a llevarle de su mano linda el agua de la fuente, el beso de aire puro, el de la amistad, esa otra acaso más hermosa palanca, la que de verdad a todos nos salva.    


Post/Post: gracias a George Orwell, a CLAVE (disculpa la omisión,plis), a Andresruiz, a WinnieO, a JolRubio, a Mónica, a Jaime por dejarme aquí sus palabras, por bloggear conmigo ayer, GRACIAS.

jueves, 18 de octubre de 2012

Cuando D. José Blanco jugaba a los chinos



   El lío amarillo de la “Operación Emperador” –la mayor acometida en España contra el crimen organizado, al decir del Ministro- con su estela de corruto dragón manchú nos trajo a la memoria esta imagen, no tan lejana, del asimismo otrora Emperador –su nombre brilló incluso como sustituto del Poeta que rigió los destinos de la nación discutida y discutible durante ocho años- caído ahora en desgracia. Oh, Tiempos, sí.
   ¿Sabes, lector, de cuándo es esta estampa que nos pareciera ahora sobrevenida desde las fauces mismas de la Eternidad? ¡De apenas año y medio ha, que no es que los tiempos vuelen, es que de lo centrifugados que se voltean les perdemos el rastro y el sentido.
    Ahí le tenemos, Don Blanco, embutido con el inigualable garbo de pájaro pinto que, corregida la miopía, en adelante le distinguió, tras los ojos sumisos y ruborizados de la chinita de caolín a su vera. Inaugurábase entonces, con esa suerte de imperial ceremonia, (ver Mío blog del 5-3-11) el Chinatown madrileño, en el mismo polígono industrial tomado ahora por la Policía.
    
    Y si la contemplación de la en apariencia anacrónica imagen quizás nos conturbe un poco, más habrá aún de conmocionarnos la transcripción de las divinas palabras que allí mismo al Viento –como aprendimos, dueño de todo lo animado y lo inanimado- se lanzaron. Habló Don Blanco:
   “el libre comercio es el hecho de que unos jóvenes emprendedores chinos puedan desarrollar su proyecto comercial aquí, en Fuenlabrada, y que a la vez los emprendedores españoles puedan desarrollar su proyecto en China… “una emergente clase media de millones y millones de potenciales clientes… China será cada vez más el mercado del mundo”. Fabló luego en su fabla de flan el mismo embajador chino: “Fuenlabrada se ha convertido en referente de los empresarios chinos”
   Nada menos que esas cosas allí se dijeron. Y no sabemos bien, a pesar de mirarla una y otra vez fijamente, si esa mirada ruborizada de la chinita de caolín a la vera de Don Blanco expresa más el ancestral autodominio oriental para no caer allí muerta de la risa ante tanto humor amarillo, o la soterrada revelación de que algo olía ya a podrido en la rumbosa Tamerlán fuenlabreña que allí se bautizaba. Retorno a Blanco’ s End, yes.    


Post/post: gracias a aspirante, a George Orwell, a xesús lópez, a Juante, a Lobo Solitario, a Fernando, a Jaime, a mybuscador por dejarme aquí sus palabras reflexivas, por bloggear conmigo ayer, GRACIAS. 

miércoles, 17 de octubre de 2012

Poderoso Caballero es Don... Don Artur Mas


   
    Poseen los tópicos una especie de  íntima pujanza bovina y mostrenca que les hace inasequibles, no ya solo al desaliento de su propia tosquedad argumental, sino incluso a la más que probada refutación intelectual e histórica de los mismos. Claro, esos sobeteados lugares comunes les aportan a quienes son poseídos por los mismos gratificaciones nada desdeñables en estos tiempos ultra-acelerados que vivimos: a la manera del corta-y-pega, evitan y solucionan el arduo problema de la interior deliberación -que exige la atenta procura de más información y el ejercicio del propio juicio- y además, como los auriculares que vemos por las calles entre los jóvenes, le envuelven inmediatamente a uno en la plácida burbuja de la melodía compartida por el grupo mayoritario.
   
   En dos palabras, lector, que también a veces me paso yo de enterao, los tópicos tranquilizan y reafirman mucho a quienes los propalan. Simplifican en su básica receta la intrincada complejidad de las sociedades abiertas y modernas, precisamente caracterizadas por la existencia de múltiples y variados centros de poder. Así en política, por ejemplo, cuántas veces no habremos oído el mantra de que el sistema democrático del que creemos disfrutar es una pura fachada, que son los políticos meros guiñoles de los verdaderos Amos del Poder y de la Historia: los Señores del Dinero. El Dinero manda, y punto pelota. Es el Capital y su interés (el criminal Capitalismo, vale) el que mundialmente desde algún secreto lugar decide el destino de todos, y son sólo los políticos sus más o menos meritorios lacayos. El Dinero no conoce de fronteras ni de contradicciones, se dice, y especialmente los políticos de derechas –esa clase de burgueses- son sus títeres, que aquellos, desde las sórdidas alturas, coordinan a placer. La Política es pues pura pamema, pues no tiene resquicio alguno de autonomía para dictar sus normas a los Sumos Propietarios Capitalistas.     
    
   Mira que tenemos delante la extensión de los fundamentalismos religiosos, que vuelcan con su propia ira los destinos de decenas de  países. O la  creciente marejada ahora de los nacionalismos, con su consiguiente llamada a la re-medievalización de las relaciones económicas y humanas. Sólo por citar los penúltimos ejemplos: la Presidenta Argentina decide de un plumazo manu militari nacionalizar la multinacional Repsol... No ha pasado nada. Es decir, es la poderosísima multinacional quien se ha visto desplumada. O en España: la amenaza independentista que, estando en el poder la Derecha española, enarbola ahora la Derecha catalana, que en virtud de la ley de hierro o presidencialismo extremo imperante en los partidos casi podemos atribuir a la exclusiva decisión de Artur Mas, ¿obedece a una implacable lógica económica de mercado?, ¿envuelve ese delirio sadomasoquista una astucia inclemente del Capital? ¿O más bien no ocurre precisamente al revés, y es el ámbito político –el reducido coro de sus líderes- el que pone contra las cuerdas y doblega la relativa autonomía del mundo económico?
   No es Mas quien dobla la mano. Es el acaudalado señor del Imperio Planeta, sr Lara, el que debe agachar la cabeza y con lo que pueda escapar del Oasis.   



Post/post: gracias a Juante, a CLAVE, a Mónica, a Juan Carlos, a Aspirante, a essostre, a Zorrete Robert, a mybuscador por sus soberbias reflexiones, de las que me enorgullezco, por hacer mejor este blog, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS.

martes, 16 de octubre de 2012

Una consigna común: franquistas


    
   El último ha sido Artur Mas, con la baladronada esa de la España Una, Grande y Libre atribuida al gobierno de Rajoy. Pero el común denominador del lanzamiento –mejor dicho, del escupitajo-  de ese bilioso prejuicio que sirva para denigrar, inmovilizar y encerrar al adversario en un haz de resonancias maléficas intraspasables une en su uso y abuso a todos aquellos grupos de intereses a quienes legítimamente la representación política de la derecha española se opone. Hasta tal punto es así que se configura ese prejuicio como una constante cardinal no escrita pero fácilmente comprobable de la cultura (?) política española, diferente, en eso sí que sí, a las de su entorno. 
  
   Ese mismo hilo conductor del denuesto esencialista lo comparten, como consagrada hostia que se fueran unos a otros pasando, nacionalistas de izquierda y de derechas, socialistas y comunistas, ácratas más o menos pijos y antisistema, sindicalistas y ecologistas, terroristas e intelectuales de la progresía, animalistas y utópicos: la Derecha española es, porque ellos así lo deciden, franquista. El célebre Pacto del Tinell incluyó la osadía de explícitamente para la Historia recoger ese nihil obstat.
     
   Pasan los años, las décadas, las generaciones, las elecciones, los líderes, las ideologías, los gobiernos, las situaciones, los partidos… ya puede transcurrir todo el agua de todos los ríos del mundo bajo los puentes de Heráclito que, porque ellos así lo decretan, la Derecha española es y será franquista, es decir, es antidemócrata.  Lo repiten a la mínima todos esos líderes hasta la náusea contra la clamorosa realidad sin el más minimo reparo en ello, obsesionados por perpetuar en la conciencia colectiva la fuerza de ese cuajarón de tirria inmotivada como sagrado Mito fundacional de su propio privilegiado estatus.
      
   Se trata, claro, de desfigurar al adversario, de satanizarlo, de presentarle como lo que no es –ya puedes tú hacer y razonar lo que quieras, ERES LO QUE YO DIGO QUE ERES- de expulsarlo de cuajo y ad hominem de toda posible discusión. Y desde la cúspide de todos esos líderes desciende luego y repiquetea la campanita de esa burda consigna entre sus masas partidarias, que entusiásticamente, eucarísticamente, pavlovianamente, una y otra vez la repiten: franquistas, franquistas, franquistas.   



Post/post: gracias a Mónica, a Josito, a Javier, a CLAVE, a Winnie0, por dejarme sus opiniones, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS. 

lunes, 15 de octubre de 2012

Estopa 10- Serrat 0


    
    Créeme, lector, no me gusta escribir censuras a Serrat dedicadas, por más que comprenda de sobra que el cúmulo de maldades que  pudiera uno dirigirle le sean del todo insignificantes a su augusta figura. Respeto y estimo su trayectoria y su trabajo, enormes para la Música, y defiendo que muchas de sus canciones forman parte sin duda, no ya de la personal memoria sentimental, sino de la colectiva sensibilidad de millones de españoles. Otra cosa es la consideración que su reiterado posicionamiento ideológico público, en tanto que relevante líder social de opinión,  pueda merecerme.
     
     Ha defendido siempre la línea del Partido Socialista Obrero Español. Hizo cejas a Zetapé, como le hizo morritos antes a Felipe G, vale. En tanto que destacado prohombre del selecto Club de la Ceja –la Ceja ya existía antes de ser oficializada, vieron sólo en Zapatero su guiñol- lleva más de treinta años dándonos la brasa con la mandanga del Compromiso, la solidaridad y la fraternidad con los menos favorecidos, la inesquivable necesidad de en política mojarse y mancharse las manos. Quizás por eso hace bien poco defendió Serrat la nacionalización manu militari que para el Estado argentino de Repsol hizo esa nueva adalid de los desheredados que responde al nombre de Kirchner, junto a la que muy complacido posó.
    
     Llega en estas la amenaza separatista patroneada por la Derecha catalana. Parece difícilmente rebatible que amputar a España una quinta parte de su riqueza y recursos constitutivos, de entre los más privilegiados pagos además, sólo puede empobrecer y empequeñecer a todos, y entre ellos, a los más humildes mucho más. En el contexto de la extraordinariamente dramática situación que atraviesa nuestro país –contra las cuerdas- no se sabe bien que resulta más la amenaza masiana, si delirante, traicionera o sadomasoquista.  
   Dicen –no estoy del todo convencido de ello- que es en las situaciones críticas, y ésta objetiva e históricamente lo es, cuando aflora la verdad de las personas, y no la leyenda que les precede.  Los músicos de Estopa, de inmediato y sin mirar alrededor, en público se la jugaron: votaríamos NO en un referéndum por la Independencia. O sea, en muy román paladino: estamos contra la Independencia de Cataluña. Partiendo la pana, vamos. ¿Qué en esta grave tesitura ha tenido a bien hacer Serrat?
   
   Jugar a la ambigüedad promasiana más bien: “el camino del Estado propio es algo que cala en la gente como salida a la situación angustiosa que vive… A mí me gusta que afloren las cosas y a lo mejor este tiempo crítico puede haber ido muy bien para poner a la luz algo que siempre ha existido”. Ha dicho. ¿No parece el discursito de un político profesional con ganas de hacer carrera en Unió Democrática de Cataluña?
   Ya digo, importa un comino que uno aquí lo diga, pero qué lección de honestidad y de coraje, siendo tan poca cosa,  la de los tíos de Estopa (que se preparen, les van a arrear estopa, y de la buena) a Serrat, siendo este tan tan grande. Con lo fácil que Serrat lo tenía: debía tan sólo recordar sus propias canciones, y creérselas. 


Post/post: gracias a aspirante, a CLAVE, a Xesús López, a Winnie0, a Juante, a Trecce, a BEGO, a Inmaculada Moreno H, a El Fugitivo, a NVBallesteros por compadecerse conmigo de Malala, por bloggear y embellecer este blog a mi lado, GRACIAS.

domingo, 14 de octubre de 2012

Malala Yusuzfa, 14 años también


   
   Como en Babel -la película-, la caleidoscópica actualidad que escupe la        Aldea global a tumbos nos lleva, hilvanándolas en su madeja, desde la niña-sincronizada-tiraselotodo de la España en crisis a otra niña pakistaní de 14 años también, aunque de algo diferente existencia. Malala Yusuzfa, 14 abriles, tiroteada cruelmente por los talibanes, culpable a esos ojos criminales del terrible delito de querer estudiar.
    
   La vida de Malala corre peligro. Tuvieron que extraerle en el hospital de Rawalpindi una bala alojada en su cuello cerca de la médula espinal. No le dispararon al azar los talibanes. Malala era conocida internacionalmente desde hace tres años, el tiempo que llevaba en su blog denunciando las atrocidades talibanas en aquellos lares, que prohibieron la educación femenina. (escribe uno, lector, Malala-catorce años-blog-tiroteada-malherida y uff, notas el pellizco en el corazón)
     
   Brutalidad infinita talibana iba este bloguero a decir, si los monopolizadores patrios de la brutalidad antigubernamental no me piden peaje por ello. Se echa de menos en los media, por la causa de Malala, uno de esos numeritos fieramente reivindicativos que las superpagadas estrellas progresistas de Hollywood –los Sean Penn de guardia y Cía- montan cuando el presidente norteamericano es un republicano. De la Ceja patria, de Garzón&Pedraz aquí, de los Indignados cinco estrellas, de su brutal silencio al respecto de Malala, mejor es ni hablar.
    
   Pero pocas veces se hallará una realidad tan transparente en su significación: en esa niña, Malala, tiroteada al volver del colegio, con una bala cerca de su médula espinal, vive sobre todo una persona malherida y en peligro de morir asesinada, pero además uno de los más acabados símbolos de la eterna lucha entre la Ilustración y la barbarie. Este bloguero anónimo, que es nada, cruza sus dedos por tu vida, Malala, y ojalá nos llegue muy pronto a los ojos –aunque no pudiéramos entenderlo, no sería ello óbice para nuestro contento- la paloma preciosa de tu blog. 


Post/post: gracias a Mateo, a Antonio Buenos Aires, a Anónimo (a quien agradezco sus precisiones e información), a CLAVE, a Juante, a MAMUMA, a Winnie0, a Zorrete Robert, a Cesar, a Sonja, por dejarme muy enriquecedoras y pertinentes reflexiones sobre mi texto, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS

sábado, 13 de octubre de 2012

Anna Tarrés, tirarse a todo lo que se mueve


   
   “No te hagas ahora la estrecha, si te has tirado a todo lo que se mueve”. Esa fue al parecer, de creer la carta firmada por quince ex –nadadoras de la sincronizada, la lindeza –sólo una de ellas, pues el catálogo de exabruptos tabernarios ofrecía de las más surtidas cuanto  chuscas variaciones- que Anna Tarrés, ex –seleccionadora nacional, le habría despachado a una de sus pupilas, ¡de catorce años!, cuando ésta, al parecer también, en un mal día durante el entrenamiento la contrarió. 
  
   Importa sobre todo lo que tiene de síntoma la groserísima expresión –iba a poner la brutal expresión, que esta es ahora la palabra/fetiche que los articulistas antigubernamentales no se quitan de la boca para referirse a los recortes presupuestarios, y quizás iban a pedirme entonces derechos, así es que paso- sobre el estado del cuadro de valores y de la cultura imperante. Los media han reproducido la lista de zafiedades con verdadera delectación, pues al bajarse cada día más el listón de los señuelos utilizados para atraerse la atención de las masas embrutecidas, acaso vieron en tan crudo lenguaje una buena ocasión para incrementar sus shares. Tampoco es que la literalidad haya espantado a nadie, que aquí andamos todos de espantos ya bien curados; en todo caso ha sorprendido por quienes son sus protagonistas, que no dejan de ser líderes sociales, referentes colectivos por tanto.
   
   Decía Marx que el lenguaje era cultura en estado vivo. Piénsese: hablamos de toda una seleccionadora nacional y de unas deportistas de élite, seleccionadas y altamente becadas para su escogido entrenamiento, que diríase que exige el mismo de todas ellas una especial sensibilidad hacia la elevación espiritual que presupone una disciplina artística, hablamos de mujeres… y de una niña de catorce años que se zambullen, sincronizadas en eso de veras todas, en un lenguaje que… qué tipo de paisaje mental, y qué mapa de los afectos, y qué territorio de delicadeza interior revela, ¿el propio de un gañán sicalíptico? ¿el de un macarra hipermachista? ¿Pasa la liberación femenina por reivindicar la misma mentecatez rijosa que el mastuerzo de marras? ¿Vivimos o no bajo la hediondez del Reinado de la Mugre?


Post/post: gracias a Juante, a Hawai05, a Maribeluca, a CLAVE, de nuevo a Juante, a aspirante, a pakiko, por completar con sus muy pertinentes reflexiones mi texto, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS.

viernes, 12 de octubre de 2012

El día en que Wert quiso ser Ana Belén



  
 Mejor que hablar de “españolizar” (que suena a doma agropecuaria, tan cara esa práctica a los escandalizados separatistas estabuladores), y aunque el resto de su aserto estaba muy puesto en razón, mucho mejor habría sido si el ministro Wert allí mismo, en la sede de la soberanía nacional, aflojándose de golpe el nudo de la corbata y con decisión agarrado al micrófono, hubiera roto a cantarle a los separatistas el conmovedor poema de Blas de Otero, que con tanta compunción en el rostro cantábanle en tiempos –oh, Tiempos- Víctor y Ana a España entera.
   
   Sí, España, camisa blanca de mi esperanza, reseca historia que nos abraza, paloma buscando cielos más estrellados… donde entendernos sin destrozarnos, la negra pena nos amenaza, navaja, barro, clavel, espada, nos haces siempre a tu imagen y semejanza, quién puso el desasosiego en nuestras entrañas, España, camisa blanca de mi esperanza, aquí me tienes nadie me manda, quererte tanto me cuesta nada.
  
   ¿Por qué entonces lo que con tanto arrobo cantaban las multitudes, por ser tan hermoso, por lo que encierra el poema de precioso alegato esperanzado a nuestra patria, por ser una prueba viva de amor hacia una de las Culturas más valiosas y universales de la Historia no habríamos también ahora, amenaza de ruptura España, de recitarlo todos? 




Post/post: gracias a Juante, a Lobo Solitario, a Fran, a CLAVE, a Zorrete Robert por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS

jueves, 11 de octubre de 2012

Granhermanización de la Indignación



    Entonces, en mitad de la refriega, puede que para intentar así desarmar a los esbirros policías a sueldo de los Poderosos, la joven desnudó sus pechos al aire, cerró los ojos y, con algo de deidad hindú en el ademán, pusóse como a rezar. Por un momento aquel hare krishna del todo se detuvo, claro. Todo quedó en suspenso ante aquella espiritualísima y lenonniana imagen. Qué mejor alegoría que esa que la bella joven al mundo ofrendaba para representar las altas dosis de idealismo utópico que atiborran buena parte de los planteamientos indignados. Inmediatamente venía a la cabeza, claro, el cuadro de Delacroix, La Libertad guiando al Pueblo, sin fusil y sin bandera, como corresponde a estos ecuménicos tiempos. Las cámaras la rodearon, la asaetearon, la inmortalizaron como a una milagrosa y casi virginal presencia. Sólo una semana después, aquella Virgen era fenicia portada del Interviú, mostrando ahora la trasera cara de sus dos lunas llenas. ¿Azar o necesidad entonces el que la muy progresista conductora del Gran Hermano protagonizara poco antes una similar –todas las distancias salvadas- portada?

   Las dos imágenes, las dos mujeres, de alguna manera por contigüidad se fusionaban una contra/sobre la otra. Mila-esa chica-Milá. Esa disolución de los tiempos –los años de una y los de la otra, los sólo siete días que habían llevado a la neófita del total anonimato al sumo candelabro- y esa aniquilación de las perspectivas –es decir, esa liquidación de la memoria y del sentido- que sigue al alud diario de imágenes son lo propio de estos tiempos desquiciados, que todo lo escupen y nada en su seno retienen.

   
   Las manifestaciones clásicas tenían un ritual propio: un trayecto y una duración determinadas, unas pancartas previsibles, unos pareados macarrónicos, unas cansinas consignas gritadas, un discurso más que sobado y hasta luego Marx. Las de ahora, como casi era inevitable, se han contagiado de los virus de este tiempo post-moderno (especie de camarote de los hermanos Marx, sí, en el que todo vale a condición de que nada quede), y se invisten con las notas del género más hoy en boga, el reality show. Así, supertelevisadas, tienen lugar sobre todo bajo el foco de las cámaras, que convierten la plaza de rigor en un gigantesco plató (pero al cabo plató), poseen una duración indeterminada, no se sabe bien ni cuando empiezan ni cuando acaban, aspiran a una programación continua, son sus pancartas más reducidas, derrochan espumosísimas ocurrencias, sobresale en ellas la ausencia de Discurso final, pues más que oradores hay en ellas estrafalarios individuos deseosos de superar la prueba del día, el enfrentamiento con la policía.
   
   Como en los realitys proliferan los frikis (la difusa musa que hoy nos ocupa, ese orondo encargado de bar devenido en Apóstol Indignado, que “se besa y se abraza con los chavales” ya que mutuamente se adoran, hasta que llega la Policía a zurrarles  tantos abrazos ya, el juez metrosexual que indirectamente les glosa) y como en ellos, tras superar la prueba, las cámaras enfocan la grupal sentada en espera de que algo pase, una chispa de enfrentamientos, que vuelva luego a instalarse la modorra y de nuevo otra vez la vuelta a empezar. Sí, esta bella-ragazza-in-cueros ha sido esta vez la nominada, y Milá su profeta. ¿No sostuvo acaso Milá que de vivir hoy Jesucristo, el gran rebelde, se metería en el Gran Hermano? Pues eso.


Post/post: gracias a Cesar, a CLAVE, a Winnie0, a Mónica, a Bego, a Isabel, a Aspirante, a Fran por hacer con su aportación más redondo mi texto, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS.