Páginas vistas en total

lunes, 5 de mayo de 2014

De cómo Belén Esteban se toreó al botarate de ERC

    



   Quién habría de decirnos que nos veríamos glosando el arte torero con que la Princesa del Pueblo, de frente, por derecho, y mejor que tantos melifluos políticos, defendió el valor de la unidad de España ante las chuscas coñas del botarate representante de la Esquerra, que acudió graciosillo a por lana de la Esteban y salió de los aladares trasquilado y corrido.
    
   Fue una ocasión buñuelesca. Celebrábase en la Ciudad Condal el Día del Libro. En la calle Lucía Etxebarría montaba el taco tuitero afrentando, como ya leímos, a la Esteban, que mucho de Lucía es que ella pasaba. Reinaba en la caseta del Corte Inglés barcelonés firma que te firma ante las masas la Princesota del Pueblo. A su vera acudió Alfred Bosch, diputado de ERC en el Congreso, que también presentaba en el Corte su libro separatista, acaso deseoso de aprovecharse de la mediática popularidad del lance. Con ese aire de Tom Hanks algo beodo y de saldo que se gasta, quiso con la Princesa fotografiarse.
   
   Hízole delante de las cámaras Bosch el numerito bobo de regalarle su libro, adornándose merengoso, como un caricato malo en el lance: “Se lo doy para que entienda que la independencia no enemistará a Cataluña y a España, sino que las hará más amigas. Espero que  hoy comprenda que los catalanes ganaremos con abrazadas y besos, que es nuestra manera de hacer las cosas”. Abrazadas y besos, ya.  “Para que entienda… espero que comprenda…” a las claras se ve las ínfulas de superioridad con que Bosch trata mal a Belén, y que como tonta desde el principio la considera. ¿Tonta? La Esteban se sonrió, le concedió las fotos, ganó tiempo y, bravísima y certera, allí mismo por naturales le lidió:
   “La independencia no tiene sentido. Los catalanes forman parte de España y todos juntos somos los mejores.”
   Y en segunda tanda así que lo embarcó:
   “Estoy en contra de la separación. Cataluña es España”.
   Ni siquiera hubo de recurrir la diestra al salto de la rana de su célebre “¿valeee?” para del todo reducir los bufidos de Bosch. Uff, cómo se dolió el morlaco botarate de las banderillas belenas. Tanto, que hubo de recurrir al Twitter para dejarnos su versión:
   -“Le regalo un libro a la Belén Esteban; le explico el tema, y ella me dice que ella es también una mujer muy independiente”.
   
   Más de 300 retuits de sus fans le repicaron al momento esta charlotada. Sigue tratándola como idiota, bien se ve. No importa: es sólo penosa versión de parte. La estricta verdad es que Belén Esteban, brava Princesa del Pueblo en defensa de España, acaba de asestar al mentecato diputado separatista una lección inolvidable. Fue como si en prodigiosa inversión, la basura trocase en muy digna realeza y el graciosete separatista en hedionda basura. Zas, ahora vas y lo cascas, tomhanks de saldo, acaso pensara hacia adentro la Princesa.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

     

2 comentarios:

Chela dijo...

Yo le diría a Bosch:
Si España y Cataluña somos ya familia, ¿ por qué renunciar a lazos de sangre y pasar a ser simplemente amigas? ¿Es que renegamos de la familia?

Yo tengo familia catalana, somos bien avenidos y no deseamos poner una frontera entre nosotros.

En este caso Belén se ha ganado un
¡olé!

Trecce dijo...

Si es que hay tontos que se empeñan en desmostrarlo.
Los catalanes deberían plantearse seriamente lo que les espera con gente como este señor dirigiendo sus destinos.