Páginas vistas en total

sábado, 24 de mayo de 2014

Utopía del Día de Reflexión

     


   Siempre me pareció una muy sugestiva convención la de instaurar, justo antes de la cita con las urnas, el sacro espacio, que por lógica debiera ser blindado en un sosegado silencio por todas partes, del Día de Reflexión… sobre todo si así fuera en verdad. 
       
     El sólo imaginarlo ya es en sí hoy toda una Utopía: tras la berrea y el tam-tam horrísono de la campaña, tras el tigre histérico e imparable de la actualidad que cada día, sin apenas digerirla, cabalgamos, tras el vértigo instantáneo que propician las babélicas redes sociales en las que a la mínima con las vísceras nos disparamos, cada ciudadano, apartados los media y los mentideros todos, apartados prejuicios y mezquinos intereses propios, en soledad recogido en un rincón propicio, deliberando a solas consigo mismo y en conciencia durante unas horas los pros y contras  del más recto y razonado sentido de su voto.
    
   Silencio, pues: se reflexiona.





LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

       

2 comentarios:

Chela dijo...

Muy buen post sobre el tema de la reflexión ante la decisión del voto. La foto es estupenda también.

Ojalá todos seamos siempre capaces de tomar decisiones sin dejarnos influir por las alharacas partidistas y populistas, y sopesemos la importancia de nuestro voto y el poder que con ello atribuimos a los futuros gobernantes (en este caso nuestros representantes en el Parlamento Europeo) de los que luego vamos a depender. Después no valen las lamentaciones si tomamos el tema a la ligera.
Un cordial saludo.

José Antonio del Pozo dijo...

-Chela: Muy bien dicho. Muy de acuerdo con lo que dices. Muchas gracias. Un abrazo