Páginas vistas en total

jueves, 15 de mayo de 2014

Elena Valenciano, Pablo Iglesias, melodía de seducción



   Censurábamos ayer, a nuestro juicio de fracasatis, la cierta explotación que de la demagogia social extrema la izquierda radical aquí lleva a cabo. No quiere ello decir, por supuesto, que no haya motivos y corrupciones concretas y evidentes a denunciar y contra las que organizarse. Nos referíamos más bien a la consciente exacerbación del más áspero resentimiento en genérico… curiosamente en exclusiva casi y a todo gas contra la Derecha española, como los escraches, entre otros tantos motivos, demuestran.
      
   Veíamos así como se le contraponía a un muy preciso asesinato unos suicidios, de los que directa e inapelablemente se culpaba sólo a los actuales gobernantes, casi como si el mundo y la vida acabaran ahora mismo de iniciarse. Lo pasmoso es el constatar, una vez más, cómo esa cruda proyección del más malvado estereotipo entre la ciudadanía contra la Derecha española resulta ser una peculiar melodía de seducción que en común envolviera las estrategias de los líderes izquierdistas, sean  moderados o radicales. ¿No parecen deseosos de robarse los unos a los otros la primogenitura de las lentejas sobre esa muy torva animadversión?
       
   Qué pueden entonces pensar o sentir, cómo pueden verse impelidos a actuar, los ciudadanos proclives, por los motivos que sean, al mundo emocional de la izquierda, tras escuchar las palabras bárbaras que Elena Valenciano hace sólo cinco días a todo trapo sobre/contra el gobierno emitía:  
  
   “Poco a poco nos lo están quitando todo. Un día es la sanidad, otro la educación, luego las pensiones. La disyuntiva es agachar la cabeza o plantar cara. ¿Nos rendimos o nos unimos? Nos rendimos y le plantamos cara a la derecha española y europea… ¡Unión! Unión, para dar una lección a la derecha del austericidio que está acabando con nuestra esperanza… la austeridad a toda costa nos está matando…”.

     
   El problema está, creo, en la batasunización de una buena parte de la izquierda española desde un tiempo para acá, que literalmente no soporta que alguna vez corresponda a la derecha española gobernar. Expresa batasunización de la clientela que muchos líderes, formales e informales, políticos, sociales e “intelectuales”, lejos de atajar, se complacen en inflamar, como mucho con dos pasos adelante y uno atrás. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

No hay comentarios: