Páginas vistas en total

sábado, 6 de diciembre de 2014

Ánimos

    


   (Ya aquí diciembre, lector. Huele ya a Navidad. Regalar, regalarte, regalarme mi libro. ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo. Pídemelo. Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros)


   Cuentan que no dormía. Que no articulaba palabra antes de cada cita con el público. Que vivía como un tormento los días previos a los conciertos. “Esta angustia que he sentido y siento y que tardaré mucho en olvidar… Lo dejo hasta volver a recuperar la confianza en mí. Lo siento con toda mi alma”. Así, en estos expresivos términos explicaba luego en comunicado ella misma, Pastora Soler, su calvario, y su decisión de abandonar las tablas. Nos conmueven esas palabras en una artista, claro que sí. En tiempos como éstos, de tan obsesiva idolatría en pos del Éxito, por qué no reparar un momento en el dolor inherente al fracaso que algunos conocen.
      
   Escapó Pastora Soler del escenario del Teatro Cervantes de Málaga el pasado domingo, cuando faltaban aún cuarenta minutos para cumplir el tiempo previsto. No pudo volver ya a salir. En fin, no parece su penar, en este mundo tan maquiavélico, cálculo fenicio alguno, sino real vía crucis. “Un miedo escénico que apareció en mi vida el 8 de marzo, que lo creí superado, pero que anoche de nuevo, en Málaga, ante un público al que le debo tanto y una tierra que siento mía, volvió”.
         
   Y sí, se imagina uno muy bien la irrupción y el crecerse de esos fantasmas malignos y terroríficos por dentro del Artista, que siempre es creador, minándole el ánimo, menoscabando su temple, esas presencias oscuras devorándole las propias fuerzas, reduciéndole a la más dura impotencia, ese “no puedo, no puedo” que como mantra dado la vuelta usaba no por azar el grande Chiquito de la Calzada, esas sombras dañinas llenándote de aprensión y desconfianza, de pánico y de terror, no puedo, no puedo, no voy a ser capaz de salir ahí y gustarles, he perdido la magia, ese desmoronamiento interior pese a contar 20 años de carrera a la espalda, más verdad precisamente por ello mismo.  

     
   Siempre siempre siempre que termino un texto, te lo juro, pienso que hasta aquí hemos llegado, que no seré ya capaz de escribir una línea más. Así es que enviándole, por si por carambola de alguna manera le llegaran, desde esta lóbrega covacha mis sinceros deseos de recuperación a Pastora Soler, en realidad es a mí mismo a quien me los estoy dedicando, fíjate tú.



MAÑANA: Sexo, pádel y fin de semana   



  LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

No hay comentarios: