Páginas vistas en total

martes, 2 de diciembre de 2014

SE VENDE... Palacio Presidencial ¡BRAVO!

     



 (Ya aquí diciembre, lector. Navidades. Regalar, regalarte, regalarme un libro. ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo. Precio por correo normal: 10 euros)

   A la vuelta de las vueltas de sus afortunados viajes a las Islas Canarias, acaso un poco para minimizarlos, ha tenido Monago, el presidente extremeño, una idea sensacional: poner a la venta el Palacio Presidencial de Mérida, la tremenda Supervivienda en la que casi cual Marajás deben haber morado sus antecesores socialistas. Espera obtener así al menos 2 millones de euros que piensa destinar a inversiones en la dicha ciudad. Démosle el queo a la Mansión: casi 2000 m2, oiga, que incluyen casa de 600 m2, en tres plantas más semisótano y jardín de 1500 m2… con piscina. Sólo el coste de mantenimiento para las arcas públicas del Casoplón durante una legislatura ronda el millón de euros.
     
   Ese prepotente Palacio Presidencial para una autonomía de dos provincias a la cola del desarrollo en España ilustra bien a las claras, creo, el ruinoso y criminoso disparate de despilfarro en que consisten las 17 autonomías, que, además de propiciar el ombliguismo de aldea y triturar en los ciudadanos la conciencia de pertenecer a una comunidad superior, ha generado unos clientelares aparatos virreinales imposibles ya de soportar.
     
   Así es que, lejos de parecernos menor, creemos que la idea de Monago, también en tanto que símbolo de austeridad, es ejemplar y pone al desnudo la insolente desvergüenza del resto de Reyezuelos de Taifas, a quienes debería faltar tiempo para seguir la monacal directriz. Para que de verdad resulte ejemplar, y no aislada golondrina de ocurrencia para escaquearse del toma y daca canario, por supuesto debe Monago efectivamente llevarlo a cabo y hacer sistemática publicidad y categoría de su ejemplo, a fin de que el mismo cunda y suponga el inicio de la imprescindible laminación de los extraordinarios privilegios materiales de que los visires autonómicos gozan. ¿Qué tal, sr Monago, yaque, si proponemos a las Cortes Generales la supresión de las pingües pagas vitalicias –y de los Consejillos de Estado- que muchos de sus iguales atesoran?
     
   Si así hace, este mísero bloguero, para no ser menos que el triunfante Pablo Iglesias, que jalea al representante del “opio del pueblo” en el Parlamento Europeo como si de un ganador del Giro se tratara -¡Bien, Bergoglio, Bravo!-, igualmente proclamará: ¡Bravo, Monago!   



  LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)
      
        


3 comentarios:

Trecce dijo...

Pues tú lo verás estupendo, pero yo lo que veo es más populismo y prepotencia.
Y que conste que no tengo nada en contra de que vendan el chalet presidencial, al contrario, pero me pregunto, ¿puede un presidente disponer del patrimonio de todos los extremeños cuando le sale de los cataplines? ¿o por delicadeza debería haberles consultado, aunque ya supiera la respuesta?
Y por otro, lo que no dice la noticia es que la Junta de Extremadura ya ha puesto más inmuebles a la venta, cuyos beneficios potenciales ha considerado como ingresos en los correspondientes presupuestos, pero sin embargo, no ha conseguido vender ninguno. ¿Pasará lo mismo esta vez?
Lo que está claro es que Monago, echa humo para tapar sus vergüenzas, el jeta este no ha justificado ni uno siquiera de sus viajes a canarias, ese es el dinero que tendría que devolver y dejarse de historietas, pero se ve que a algunos logra apaciguaros con estas ocurrencias.

Máximo Cano dijo...

Pues a mi no me gustaría que el presidente de mi Comunidad Autónoma fuera mi vecino de portal y escalera. Me quitarían sitio para aparcar ¿Me cachearían cada vez que voy a mi casa o viene un amigo?. Lo que tenia que hacer es ir a vivir allí y dejar de moralizarnos y darnos pena con sus dolores de espalda de tanto viajar. ¿Por que no utiliza su inteligencia y su verborrea o en el mejor de los casos, capacidad de comunicación, en crear empleo a los extremeños?... Pero empleo que no sea de funcionario,sino de los que generan impuestos.

El presidente Monago es el presidente tipo; "Haciendo poco, arreglando nada y cagándola mucho".

... pero claro, la culpa de todo la tiene Pablo Iglesias, a quien entre todos, incluido tu mismo, le estáis haciendo la campaña electoral.

José Antonio del Pozo dijo...

Trecce, Máximo, Misael, muy interesantes vuestras aportaciones. Sigamos pues