Páginas vistas en total

lunes, 16 de febrero de 2015

Cuando Almodóvar quiso rebanarle el gaznate a Wert

    


   Allá que arribó, pesadote y torpón, exitoso y orondo, con maneras de Papa de ese Palmar de Troya particular que es la Casta del Cine en su Fiestorro Anual.  Iba sólo a entregar un Premio Honorífico –esas mutuas felaciones simbólicas a que son tan dados los transgresores antiburgueses-, pero quiso antes el presunto cliente de la SICAV y del paraíso fiscal de Madoff salpicar de sangre de ministro la heroica kermesse, rebanarle figuradamente el pescuezo, como hace días a Rato, ahora a Wert.
  
   -“Señor Wert, usted no está incluido en esto de amigos de la cultura y del cine español”.
  
   Así, echándole a la concurrencia encima, como Sumo Pontífice de la Cosa que por lengua de todos hablara, que con su sola palabra dictara ley general y estableciera definitiva la frontera entre el cielo y el infierno de los elegidos, sentenció el soberbio Almodóvar. Quedó allí el ministro chorreante, a traición atravesado por el muy Noble y Valiente Crack, pues no podía en modo alguno defenderse, tomar la palabra siquiera. Era en cierto sentido el vil mandoble de Almodóvar el justo precio a la bobalicona beatitud del ministro, que jamás defiende con coraje sus posiciones.
   
   Era también el penoso cierre del círculo a su periplo ministerial en el negociado que mangonea la Ceja Nostra, ante cuya plana mayor al inicio de su mandato se postró implorante musitándoles aquel inolvidable… “pero… si soy uno de los vuestros”. Si en un colegio andaluz unos profes siniestros en efigie lo tirotearon, ahora el pope Almodóvar como enemigo lo retrataba y lo remataba. ¿Ha aprendido Wert bien la lección de cómo los Líderes del Progreso las gastan?
     
   Ahora, en justo desagravio, nos pasarán de nuevo por la TVE fachosa del PP otro engendro almodovariano, previo millonario paso por taquilla de la gran Productora del pobre Artista, la misma cuya película resultó casualmente galardonada en estos Goya. Vamos, que se cobró de una tacada dos piezas el certero resistente Don Pedróoooo… Dejó también éste una vez más sobre la moqueta de la heroica kermesse vomitada, con esa dialéctica de amigo-enemigo, su rastrera elegancia, y eso qué más da. 




(Febrero ya marcea, lector. ¿Regalar a un amigo/a, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo. Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros)
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Magistral D. José.

Es increíble el cómo han podido sorber el seso de millones de connacionales para que no reconozcan estos que aquellos patanes de la cosa cinekultur juegan en los dos campos, a señoritos y a campesinos, a burgueses y a proletarios, a vividores del sistema y a antisistemas.

Han sido muchos años de lavado meningítico para hacer creer a muchos españoles lowcost que la cosa cinegoyesca es la sancta santorum de la summa kultur al que cualquier hombre que nazca debe adorar.

misael

MANUEL IGLESIAS dijo...

Debajo de unos y de otros. Soportando desfachateces y tragando las bilis de todas la kermesses heroicas o villanas ¿Quiénes nos encuentramos?: el paciente español, único pagador de abusos.
El impuesto sobre bienes y actos "kultu" ¿Lo fijó o no D. José Ignacio en sus actuales cotas?