Páginas vistas en total

martes, 24 de febrero de 2015

Entre gabilondos anda el juego

     



   Llegó Pedro, vio venir el lobo de quienes le movían ¡ya! la silla, y ¡zas!, le arreó un cantazo al primero que pasaba por allí, a Tomás, de qué vas. El lobo de momento se detuvo, claro. Carmona compungido, como esa Uma Thurman falsa que reseñábamos ayer, le dio luego a Tomás, casi de cuerpo presente, el beso de la muerte… ¡para ofrecerse en su puesto al día siguiente! El zorrete Carmona ahí se abrasó, natural. Además, que tenía Pedro medio preparado ya su candidato: Don Ángel Gabilondo, el ex –ministro zetapeico.
   
   Pero entonces, con el nombre del Hombre ya sobre la mesa, vino a terciar con áspera trompetería…  tócate los gabilondos, el hermano de Don Ángel, el gran Iñaki, el adorado Comunicador del Progreso. ¿Y qué cuento nos iría a contar Iñaki en su renombrado videoblog? Uff, casi el de los hermanos Karamazov, para ese crimen de Tomás G sin castigo.
     
   Iñaki a su hermano le prohibió caer en esa tentación: “¿Qué persona inteligente querría meter su cabeza en la boca de este lobo?”. Eso le dijo, poniéndole entonces como tonto si accedía. Iñaki G, el mismo que hace poco había pedido respeto para los Podemos, que había acudido encantado a La Tuerka a intercambiar elogios con el Líder Sumo de estos, “te agradezco, Iñaki, que sabes mirar siempre a los ojos”, hablaba ahora “del manicomio socialista en Madrid”. Bueno, el anatema de Iñaki a su hermano no era para tomárselo a broma, pues ya una vez confesara él en impresionante entrevista que “soy el mayor de nueve hermanos y ejercí mucho de sargento; les tengo zurradas unas buenas hostias al ministro y a mis otros hermanos, somos muy amigos”.
   
   Mas Don Ángel, que debía andar ya en la mermelada de esa pomada, a pesar de la interdicción de su Gran Hermano, no se arredró. Muy cuco, exigió a Pedro que le limpiara de adversarios el campo, que le librara como fuera de la ordalía de las primarias, si es que quería con la aureola de su prestigio ministerial contar, y solemnemente, como si en clave aludiera al citado elogio de Iglesias a su hermano, ante la prensa afirmó: “Miro a los ojos y afronto el desafío”
      
   Y así por el momento queda el cuento, un poco en vilo todos –no sea vayan a volar otra vez las hostias- ante el desenlace, el Gran Hermano Iñaki frente al hermano menor y ahora díscolo, presto a internarse en el manicomio socialista, hombres los dos también de Prisa, que no es cosa de risa, aunque podamos concluir por ahora que, en efecto, entre gabilondos anda el juego. Buenas noches y buena suerte, como el otro, es lo último que Iñaki a su hermano ha dicho.




(Febril febrero, lector. ¿Regalar a un amigo/a, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo. Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros)
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

     

1 comentario:

Mari Carmen M.Marin dijo...

Entre Gabilondos anda el juego...Verdaderamente que bajo, pero que bajo, ha caido la politica, Casi nos van hacer bueno a Rajoy! Enfin, Dios los cria y ellos se juntan! De lejos veo las cosas muy pero que muy mal....A suivre...