Páginas vistas en total

domingo, 1 de febrero de 2015

Reflexiones sobre la Violencia de Pablo Iglesias

    


   Nombraron a Pablo Iglesias Profesor Honorífico de la Universidad Complutense. Dice el Magnífico Rector Carrillo por toda justificatio que “el caso Podemos se va a contar en todas las universidades del mundo… pudiendo tener el original para qué tener copias”. ¿No es magnífico el bárbaro razonamiento? ¿Imaginamos si en Francia a Marine Le Pen, como ganó las europeas, la Sorbona la hubiera nombrado Profesora Emérita?  Lo que acaso sí se estudiará en las universidades del mundo es cómo pudo otorgarse tan alto honor y distinción a tan preclaro apóstol de la violencia. Lo hemos sostenido siempre en este mísero blog: Iglesias&Monedero no se expresan como corresponde a profesores universitarios, sino como  activistas fanáticos.
    
   Demostrémoslo. Aportemos a la ciberesfera los méritos universitarios que en Iglesias rebosan. Haz la prueba, lector. Oculta a quien te escuche que el autor de las siguientes frases es Pablo Iglesias y pregúntale qué piensa de un tipo que se explica – hace poco más de un año- así:
     
   “La clave del Poder no está en las instituciones, está en nuestras pelotas, está en la calle, ocupamos las fábricas y además… compañeros, hay que arriesgarse, tenéis que convertir vuestra propia vida en una experiencia revolucionaria, el servicio de orden no está únicamente para repeler una agresión fascista, está para defenderse de la Guardia Civil cuando vengan a desalojarnos. Si nos pegan no vamos a ir a un juzgado o a un cuartel de la Guardia Civil, esa institución burguesa que protege los intereses de la clase dominante, nosotros hacemos Política Masculina, con COJONES. Hay que practicar la gimnasia revolucionaria, supongo que muchos de vosotros sabéis fabricar cócteles molotov, sabéis hacer barricadas, en lugar de tiraros a beber os estáis entrenando, porque se avecina una crisis terminal del Capitalismo y tenemos que estar preparados para tomar las armas… Pido disculpas por romper la cara a todos los fachas con los que discuto en la televisión, pero yo creo que fachas no faltan en este país, incluso en este pueblo, quizá cuando acabemos esta charla, en lugar de mariconadas de teatro, nos vamos de cacería a Segovia, a aplicar la justicia proletaria, que es la que se merecen unos cuantos”.
     
   Ese es el virulento y homófobo encadenado gnoseológico del Profesor Iglesias: política masculina-cojones-cócteles molotov-tomar las armas-romper la cara- mariconada el teatro-salir de cacería. Item más:
     “Sólo me he roto un hueso una vez, y me rompí el hueso de una mano por dar un puñetazo. Y di un puñetazo no porque alguien de mi situación socio-económica se vea muchas veces en esa situación sino porque estábamos en un centro social y un grupo de lúmpenes, pues eso, gentuza de clase mucho más baja que la nuestra intentó robar una mesa de mezclas a unos raperos… los raperos querían romperles la boca, yo creo que es un criterio normal, me robas la mesa de mezclas te rompo la boca, y nos llamaron a los políticos universitarios para que calmáramos la situación, y tuvimos que pegarnos con desastroso resultado, ganamos, pero éramos tres contra uno, yo me rompí un hueso…”.

   
   Debe consistir en ese tres-contra-uno (“gentuza”) la esencia de esa justicia proletaria de que Iglesias blasonaba antes, amén del insólito caso de marxismo machista-clasista en grado ultra, intolerable en cualquier otro responsable público, que por sí solo merecería radical descalificación en otra celebridad, que tras esas palabras rezuma. ¿De qué entonces se muestra tan “orgulloso”, querido Profesor Honorífico? ¿A qué espécimen eleváis a los altares, Decano y Rector promotores, Casta Corrupta vosotros de un Sistema -dice el laureado- que podrido? 


   
SINOPSIS DE LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS

   Me preguntaban ayer, “bueno, vale, ¿pero tu libro de qué va?”. Me hubiera gustado contestar lo de Woody Allen a propósito de “Guerra y Paz”: “Va de Rusia”. Decirle yo: “Va de las ilusiones”. Pero esos lujos le están vedados al bloguero anónimo.Tuve entonces que pensarlo.
  Mi libro cuenta la historia de un cuarentón al que su mujer, que ha encontrado otro más alto, más fuerte y más guapo que él, le señala la puerta de salida de casa. Descubre entonces de golpe su minusvalía emocional: un paria en la tierra de los afectos. De cuanto le ocurre después, cuando ha de salir al mundo, que le es ancho y ajeno, para superar su zozobra, para engañar a su desconcierto. De lo duro que se le hace ese aprendizaje elemental de la supervivencia afectiva. De cómo hallará en la propia escritura, y en los humorísticos y sentimentales encuentros y desencuentros de la realidad, a trancas y barrancas, la brújula que le permita hallar al cabo su lugar al sol,  una imagen aceptable de sí mismo, y levantar así el muro de la obturación interna que le impide ver la belleza y el propio absurdo del mundo y de la vida, que es lo único que tenemos. De eso, de esas ínfulas buenas trata mi libro.



4 comentarios:

Euclides Lentejas dijo...

Excelente José Antonio, como siempre. Lástima de tanto tonto útil que no se toma el asunto en serio, o bien no se entera. Saludos.

Antonio dijo...

No sé si lo de este artículo que escribes es ignorancia o mala fe. Aquí va lo que decía un tal Alfredo García, al que no tengo el gusto de conocer, en una Web de Minuto Digital:
"Este es un vídeo COMPLETAMENTE MANIPULADO, Pablo Iglesias decía exactamente lo contrario, que hay que llevar a cabo una política más femenina y menos masculina, menos llena de testosterona y más pacífica, es un discurso EN CONTRA DE LA VIOLENCIA, aquí podéis ver el vídeo completo: http://bambuser.com/v/3838199
No dejéis que os manipulen, no dejéis que os traten como ganado".
¿Algo que comentar?.

Pablo Pérez Santos dijo...

Antonio... a esta gente se la trae floja la verdad... Si quisieran basar su pensamiento en ella buscarían ellos mismos los vídeos originales y completos. A la gente que no le interese puede que llegue a aceptar que el video està manipulado, pero seguirá pensando exactamente lo mismo. Buscan aquellas pruebas que refuercen las ideas que ya tienen en vez de basarla en una actitud crítica hacia la realidad.

José Antonio del Pozo dijo...

-Pablo: ¿por qué dice Usted esas cosas? ¿de qué "gente" y de qué "floja" habla Usted? Aporte su información y sus ideas críticas, y aquí las reflejaremos, siempre que sean con respeto dichas, claro