Páginas vistas en total

viernes, 13 de febrero de 2015

La guerra del tranvía o así se las ponían a Fernando VI-Pablo Iglesias

     


   El sorprendente duelo al borde del precipicio por mutuamente arrojarse al vacío desde un tranvía llamado deseo… de Poder, ¡a tres meses vista de los comicios autonómicos y municipales!, entre Pedro Sánchez y Tomás Gómez puede sólo entenderse, como vengo aquí desarrollando ocho meses atrás, por el letal Vértigo hitchcockiano que la coleta –a modo de la obnubilación que el moño de Kim Novak allí en James Stewart producía- del fantasma redivivo de Pablo Iglesias entre los Prohombres y Promujeres del PSOE está ocasionando.
       
   Por eso mismo desde un punto de vista estrictamente racional exclama Leguina, ex – presidente madrileño,  “no entender nada” de este mutuo empitonamiento súbito, que va tan en contra de toda lógica política que resulta casi suicida. De “golpe a la democracia” nada menos hablan los seguidores de Gómez –a un cabo de su tranvía a duras penas aferrado-, que insólitamente se manifestaron contra el PSOE y que en un tris estuvieron de llegar a las manos con partidarios de Sánchez. No te digo más, Tomás, que incluso Jorge Javier T5 se saltó el guión del Sálvame para mojarse en defensa de Pedro, en devolución de la llamada de éste a su basuriento programa en busca de dudosa celebridad.
     
   Ha pretendido Sánchez hacer una demostración de fuerza en el PSOE, porque siente en las carnes como desde dentro unos y otros descaradamente le hacen ya la cama, aunque el momento y los endebles argumentos esgrimidos pueden volvérsele en contra. Los sondeos pintan muy feos para la socialdemocracia española ante el milenarismo del vendaval podemita, que, como el bosque de Birnam, avanza y avanza. Tanto Gómez como Sánchez –paso adelante-paso atrás este- han intentado copietear las demagógicas y radicales formulaciones podemistas… en vano. 
     
   No sólo son ellos dos, pues se adivinan maniobras ocultas de Susana Díaz, de Rubalcaba, de Zapatero, de Bono, de Felipe González. El mismo órgano de expresión por antonomasia, EL PAÍS, descompuso como nunca la figura, pringándose en la lucha con un alucinatorio sondeo superexpress pro Sánchez. El desvarío dentro del PSOE alcanza, pues, cotas psiquiátricas. No saben cómo enfrentar el fantasma de Pablo Iglesias. La colosal ironía histórica de que así precisamente se llame el que acaso pueda enterrar las históricas siglas les pone de los nervios.

   
   ¿Han probado, lejos de piruetas de ocasión, con determinación y constancia, a mantener en el tiempo y explicar a los suyos el estricto canon socialdemócrata, arrinconado por el happy flower zetapeico? El que concilia democracia representativa, eficiencia del mercado y limitada intervención estatal, el que siguen socialistas alemanes y nórdicos, ese mismo que los Líderes de Podemos fingen querer adoptar.  Porque, con estos navajeos en el tranvía hacia el abismo que vemos, que además han desplazado sobre ellos el foco de la presión mediática que tenía a los Podemos en apuros, ni a Fernando VI así de dulces se las ponían, Pablo Iglesias.     



(Febril febrero, lector. ¿Regalar a un amigo/a, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo. Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros)
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues sí, en casa de cosa psoe, al largo Sánchez se le han hinchado los marcadores viriles y ha dado un golpe... será de autoridad si logra que se le cuadren, será un traumatismo si las intrigas contra él continuan.

Sánchez tiene el poder de la ejecutiva, pero sus adversarios son gentes de influencia. La ejecutiva, sus miembros, tienen menos experiencia en asuntos navajeros que Belén Esteban en buen gusto y moderación.

La operación "a por el del tranvía" es grave. Grave para los intereses electorales de su partido, que son los únicos que les importan. Muchos motivos habría encontrado Sánchez para llevarla a cabo... o bien, y no sería descartable, este señor no sabe con quien se la juega.

El tiempo, susanita, felipón, rubalcaba y zp dirán si fue o no acertada la jugada del secretario general de cosa psoe.

Y sí, Iglesias Turrión, su ascenso, ha motivado esta y otra crisis en IU. Porque ¿ qué es un político sin poder ? La sola idea de perderlo, les pone muyyy nerviosos.

misael

Mari Carmen M.Marin dijo...

Es lo que tiene "meterse a ser politico" Que cuando el sillon se les mueve, ya no saben lo que hacer porque se han acostumbrado tanto a eso de que "el dinero no es de nadie" que si ya no estan en el "chanchullo" pues ya se ven tiraos pour ahi sin que nadie les preste 10 euros pa comer! Sanchez ya no sabe lo que hacer para que lo crean y que la gente lo vote...pero....no sabe como...y con ese golpe de efecto ya se cree ganado el cielo...pobre!

Magda Bastida dijo...

Y lo que nos queda por ver...verás cuando lleguen las elecciones y salga el partido de Pablo Iglesias mayoría o lo suficiente como para gobernar haciendo pactos...verás donde van a quedar los "principios" de unos y otros
un saludo!!

José Antonio del Pozo dijo...

-Misael, Mari Carmen, Magda: muchas gracias por la vuestra colaboración