Páginas vistas en total

viernes, 25 de septiembre de 2015

Cómo acabar de verdad con Trueba, Buenafuente y la Ceja

     


   
   Con los habituales denuestos de las bases liberal-conservadoras no vale. Desgraciadamente ocurre que nos movemos en este asunto entre cenagosos círculos viciosos, como aquellos célebres que cantaba, cómo no,  Sabina. El Partido Popular, las Editoriales, las Empresas Culturales premian sobre todo a los progresistas porque la mayoría de los creadores lo son (y los son sobre todo porque les interesa, porque eso significa estar dentro de un mundillo organizado y dotado de una interna solidaridad que asegura la difusión de sus obras), y son a su vez mayoría porque los pocos creadores no izquierdistas ni hacen bloque ni reciben impulso, más bien tienden a camuflarse como apolíticos (porque comprueban que así les va mejor a sus creaciones), y hacen así porque las bases populares liberal-conservadoras, a diferencia de las progresistas, apenas demandan libros y películas de los suyos, no los valoran, no los impulsan, y por tanto sus carreras se truncan, articulistas todo lo más, y así el Partido Popular, que no se atreve tampoco a aglutinar una oferta cultural alternativa a la hegemónica progresista, no encuentra a quien premiar entre los no izquierdistas.
   Por eso, más allá de despotricar contra la Ceja, si se quiere hacer pupa  a los Trueba, Buenafuente y cía es para ello VITAL el articular –no se habla aquí de subvenciones- desde el mundillo liberal-conservador un bloque cultural propio que dispute los significados simbólicos a los de la Ceja, que es tanto como decir, que dispute a la Izquierda el cuasi monopolio de la Opinión Pública, también en lo cultural, pues es esta, la Opinión Pública, la que de forma inconsciente impregna la, en apariencia natural, cosmovisión de los apolíticos y de quienes siguen la Política con esas cuatro elementaladas buenistas. Romper esos círculos viciosos, vamos. De lo contrario, los Trueba, esa Casta Lista, seguirán tan campantes y rampantes en su dorada élite faltona.





   ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, erotismo, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sí es verdad... el tema de formar una columna cultural anticomunista puede ser la mejor manera de romper el infecto pensamiento unico que todo lo pringa.
Siempre me ha parecido que Vargas Llosa encabezaba, con su nobel, esa marcha.
No sé yo... ahora se le ve muy ennoviao... jajajaja

misael