Páginas vistas en total

lunes, 28 de septiembre de 2015

Una reflexión sobre las catalanas

     

   También muy simbólicamente, han sido los Ciudadanos quienes han pinchado el globazo del delirio separatista.  Casi de forma inexplicable, tras más de 35 años de omnívora inmersión identitaria independentista por tierra, mar y aire, ejecutada por los nacionalistas sobre esa sociedad hasta en sus más íntimos reductos y en el más formidable momento orgiástico de su Poderío –esas muchedumbres norcoreanas una y otra vez desplegadas, ese delirante milenarismo arrebatado de su proclama, esos orwellianos medios de comunicación propios-, en medio además de la clamorosa dimisión de la responsabilidad ética e histórica de la mayoría de los líderes políticos, intelectuales, empresariales y sindicales españoles, es decir, ante la práctica incomparecencia de quienes tenían la obligación de defender la unión con España, han sido precisamente los ciudadanos los que con su voto han detenido la espiral de la paranoia separadora.
       
   Los tercos datos de la realidad señalan que en el momento de la más desaforada y avasalladora llamada a la independencia del Pueblo Catalán, teniendo en cuenta la totalidad del censo, sólo tres de cada diez catalanes (1,9 millones de 5,5 millones) ha refrendado la misma. El más mínimo sentido de la realidad debería disuadir a unos y hacer despertar a otros en relación con sus futuros propósitos.
    
   Así, anoche, los tres Tenores del Separatismo como podían disimulaban su fiasco, muy en particular Mas, cuya maníaca fantasmagoría sólo va amenguándole más y más la figura y la sonrisa hueca, que tras destrozar las señas del catalanismo moderado y del propio partido, le pone ahora a merced de los probatasunos de las CUP, que ante el pastel se frotan las manos, esas manos en cuyos nudillos llevan tatuado, como vimos, el mismo ODIO.
     
   Irónicamente, después de tanta tabarra, será el conjunto de los españoles en las próximas elecciones generales quienes tendrán el derecho a decidir qué España quieren, lo que también incluirá, claro, qué Cataluña quieren, en virtud del Parlamento español que surja de las mismas. Y al fondo de esas elecciones, el dramático volcán en ebullición sobre el que gravita la convivencia española reside, a mi juicio, en las fuerzas centrífugas que las autonomías no han dejado de alimentar y la ineludible necesidad de “renacionalizar” España, pues prodigios como el de anoche raramente se repiten.

    



    ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, erotismo, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

4 comentarios:

JFM dijo...

Uno de los problemas de España es ese tonel de las Danaides de Andalucia que sirve de argumento para ls independentistas de todo tipo. Otro problema son las autonomías que hacen que a nivel local cuatro chalados pueden decidir que en una autonomía mande tal o tal partido. Lo cual incita a los dos grandes partidos a hacer concesiones a nivel autonómico. Unas concesiones que los chalados utilizan para expandirse. También pueden exigir de digamos el PSC que vote por tal candidato secretario general (o sea futuro presidente del Gobierno )por ejemplo un tal Rodriguez Zapatero que fue elegido gracias al PSC. Con lo cual la cola acaba moviendo al perro. Otro punto: no sé si es verdad eso de que el crimen no paga pero en España el separatismo paga por lo cual, junto a lo que precede, incluso los gobiernos del PP han confortado a movimientos nacionalistas, han practicado la discriminación lingüística o utilizado dinero publico para recrear lenguas muertas desde hace siglos afín de obtener concesiones de Madrid.

Finalmente esta el sistema electoral. En Francia los separatistas no pueden presionar a los partidos nacionales porque las concesiones se traducirían en un 0,5% de desplazamiento de votos que con sus sistema electoral se traducen en cincuenta diputados menos o sea muchos mas que los ganados con las concesiones; El resultado es que los separatistas no tienen ni influencia, ni dinero. Y el Estado solo ha transferido competencias de gestión a las regiones. Ni competencia legislativa, ni régimen de Seguridad Social propio y por supuesto nada de servicio regional de educación, ese arma que los separatistas han utilizado para difundir el odio.

Y luego están los espñoles. Tienes castellano-habmantes que han sido discriminados por decadas y van y le votan a Podemos, un partido en el que tanto Colau como Iglesias estan del lado de los discriminadoes. Mas tontos y no nacen.

Anónimo dijo...

Así es D. José. La votante y meliflua España que vota zp, o Sánchez o al indio de la coleta... esa es la única que puede destruir España.

Siempre fue así y así será hasta el final. El pepero Aznar liquidó a Vidal Quadras para dejarle el patio limpio a los de la buchaca, cargadita de €uros, a los pujol. Desde entonces, a mas a mas, ha aumentado la degeneración nacionalista.

¿ Como permitir que los niños no se puedan educar en el idioma materno ? ¿ Como puede existir una policia de colegio ? ¿ Como no permitir que se pueda rotular en lo que uno quiera ? ¿ Como enviar millones y millones desde Madrit con el unico objetivo de "fer país" ?

Gracias Suárez, Felipón Mr. X, Ansar, especialmente a zp y tambien gracias marianico... gracias a vosotros la bomba de relojería que montasteis con la transición y su constitucón y vuestros consensos, anda estos dias explotando... gracias.... lástima que la editorial Santillana reflejará por generaciones justo lo contrario de lo que realmente pasó... así que nuevamente, otros que se librarán del juicio de la historia, que es último tribunal al que se puede acudir cuando todo ya está perdido. Otros aún tenemos una instancia posterior más, acudiremos a Rita de Casia o Santa Rita, patrona de los imposibles.

misael

Anónimo dijo...

Lo que va a ser una risa es ver como los votantes y miembros de CDC se quedan colgados de la brocha. Arturito Mas no va. Asi lo dicen las CUP.

Se avecinan guerras intestinas en Cataluña. El foco de buscando enemigo no está más allá del Ebro. Ahora miran a los compañeros de coalición.

¿ Qué tienen en comun un votante de ERC, uno de CDC y uno de las CUP ? El odio a España. Pero cuando la partida cambia, cuando las urnas han hablado hay que repartir el poder... y ahí va a tiros. Se van a comer por los pies.

Los votantes de CDC se van a llevar un buen susto cuando se enteren que el David Fernández, alias zapatilla voladora de conveniencias, anticapitalista, antieuropeo, antitodo se ha convertido en socio imprescindible de coalición. Su opinión será determinante en la nueva Cataluña. Vaya 'seny' que han tenido los de CDC.

misael

Elena Gómez dijo...

Siempre ha sido pasmoso para mí el desconocimiento, la indiferencia y la absurda admiración que el resto de España demostraba hacia Cataluña y hacia lo que estaba pasando allí en todos estos años. Yo estaba allí, mi familia estaba allí...mis hijas. Sufriendo que pisotearan nuestros derechos y libertades individuales sin que NADIE los defendiera y sintiendo como éramos vendidos en aras a lo que ya sabemos...
Siempre sostuve que la reacción a tal locura debería darse desde dentro, era difícil pero no imposible. Anoche si, se produjo el prodigio. Ciudadanos con orgullo y valentía lucharon por la libertad. Estoy felíz porque parece que va a ser la tendencia.
En fin...la vida es lo que tiene..y mucho más.
Magnífico artículo, Jose Antonio, como suele ser costumbre.
Siempre fiel a mi misma y a tus escritos..