Páginas vistas en total

sábado, 12 de septiembre de 2015

"Tasio", por ejemplo

   


   Si antes hablamos, en medio de tanto psicópata basuriento archipoblando con su hedionda mugre la mayoría de las creaciones artísticas hoy, de la necesidad y del verdadero mérito de componer personajes nobles e íntegros, humanos espejos en los que mirarse y admirarse, como si por una vez se complaciera la amarga realidad en responder a la invocación de esta despreciada nada, en la noche del jueves pasaron en la 2 Tasio, la preciosa obra que en 1984 rodara Montxo Armendáriz. 
     
   Sí, nos conmueve la historia de la vida de este sencillo carbonero navarro, su insobornable sentido de la libertad y de la independencia personal, su apego y querencia hacia el bosque y los montes que siente como propios, su rectitud personal, su laboriosidad, su sonrisa no contaminada, sus afectos básicos, nítidos y limpios hacia los padres, el amigo, la novia luego esposa, su hija más tarde. No es un retrato idílico: su tozudez, o su integridad según lo veamos, no dejan de ocasionarle problemas, su opción personal no oculta los costes inevitables de la misma, la estrechez y la penuria de su supervivencia, el precio de la soledad.    

      
   Sí, todo eso, el corazón vivo de un hombre digno a lo largo de su vida, y la belleza y la dureza simultáneas de la magnífica naturaleza allí, todo ello mostrado sin grandilocuencias ni tremendismos morbosos, con mano verdaderamente de artista. Todo eso es muchísimo más difícil de hacer que las truculentas barrabasadas tarantinas tan omnipresentes. A ese Tasio, claro, sí que te encantaría conocerle y estrecharle la mano. Y a su creador darle las gracias. 




    ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, erotismo, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

3 comentarios:

Lucía Conde Parmés dijo...

Es una de mis pelis pendientes de ver...
Ya te contaré cuando la vea.
Besos de mar !

Lucía Conde Parmés dijo...

:)

Campurriana Campu dijo...

La recuerdo con cariño.