Páginas vistas en total

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Del inaudito suceso que aconteció durante el jubileo de Felipe González


     
     Sucedió, según leo en EL PAÍS.com, durante la reciente conmemoración del jubileo del increíble Mick Jagger del socialismo patrio. Es uno de esos incidentes que, al paso de su imprevisto acontecer, desnudan de golpe con el meollo que encierran el espíritu de un Hombre, de una época, acaso de un país. Llevaba ya más de una hora, incansable, perorando Felipe González ante un auditorio entregado, es decir, derramando sobre todas aquellas cabezas su particular sa-tis-fac-tion, que hacíase a través suya de todos. Hum, qué abrigo aquellos dorados y cálidos recuerdos para todos, I can get now… sa-tis-fac-tion, precisamente ahora, cuando caen fuera chuzos más que de punta. Quedaba aún otra hora por delante durante la que intercambiar directas indirectas con el cardenal Rubalcaba. Y justo entonces ocurrió.
    
   La voz anónima y enérgica de una mujer rasgó desde el patio de butacas como un cuchillo afilado el nirvana felipista. “¡Hay que escuchar a la base!”, clamó aquella Casandra, con jerga por excelencia de partido marxistoide. No describe la redactora de EL PAÍS.com  si en la sala reinaron entonces la sorpresa y los murmullos,  el azoramiento y el revolverse ansioso de las miradas  que suelen seguir a imprevistos así. No sabemos el lapso que transcurrió, que acaso a cualquier otro líder hubiera demudado. No a Felipe González, desde luego. “¡Yo soy la base!” fue lo que precisamente el gran Líder le estampó a aquella voz, de la que ya nada más volvemos a saber en las crónicas.
   
     Un solipsismo de este calibre, una más atrevida personificación y una más tramposa simplificación, en virtud de la cual el Macho Alfa reclama la completa representación bajo su augusta persona de la voluntad concreta de miles y miles de ejemplares de la manada no se veían desde los genocidas tiempos del Gran Timonel maoísta, o más allá, de ese epítome del absolutismo que encarnara para la Historia Luis XIV, el Rey Sol, con su célebre “el Estado soy yo”. Puede que por eso mismo en el momento de su cénit sus allegados -remeber Benegas- en el Partido referíanse a Él, medio en broma medio en serio, como "Dios".
       
    Tampoco cuenta la crónica la reacción del auditorio a la sensacional ocurrencia felipista, y si acaso todos aquellos prohombres y promujeres allí congregados con sonrisas cómplices acogieron  la estremecedora réplica. No fue a más la cosa, ya que ningún medio –que yo sepa- recoge incidente posterior alguno al sucedido, de lo que quizás cabe colegir que, en efecto, Felipe González es la base…  la altura e incluso la hipotenusa de su partido. Verdaderamente, ni Kipling ni el mejor escritor español habrían ideado mejor colofón al soberbio jubileo de nuestro Rey León. Desde luego Sa-tis-fac-tion.   




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

14 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

Gracias a Juan Carlos, a CLAVE,a Juante,a Mateo, a Mónica, a jaal, a Hormias, a Al Neri, a Jaime -ok,gracias-, por completar con sus palabras este blog, GRACIAS.

aspirante dijo...

Sin duda un numerito orquestado para poder decir que en este tipo de bolos se escucha a los más humildes militantes.
Por cierto, en estos tiempos de crisis quién pagó la factura de tan magno como atroz evento?

Anónimo dijo...

no se van ni con agua caliente saludos Mateo

Juante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juante dijo...

Hombre, la anfibología de las palabras es lo que tiene, que te viene un sevillita trilero espabilao y lo rebota todo. No obstante, las únicas bases -que yo sepa- son las de Morón y Rota. ¡Anda que la ocurrencia de la gachí sociata!

Saludo.

CLAVE dijo...

Felipe es de verbo fácil y rápido de reflejos, seguro que le rieron la gracia, y para de contar, que este es mas que espabilao...saludos..

MAMUMA dijo...

Pobrecita, ¿ como se le ocurre,?, lo de escuchar a las bases.

Alfredo dijo...

Tu estilo a la hora de redactar es sincopado, rebuscado y artificioso. Imagino que nadie te lo habrá dicho hasta ahora o, lo que es más probable, que ya te lo hayan dicho pero no te lo hayas creído. Es comprensible, es lo que tienen las ínfulas. Eres sólo, apenas, un fachita pretencioso que escribe de pena. Flojo, muy flojito.

Anónimo dijo...

lo de fachita sobra Afredo que Antonio noinsulta a nadie HORMIAS

Fernando dijo...

Hay que sentirse muy inferior para llamar "facha" a alguien. La razón no se compagina con el insulto. Y llamar "pretencioso" a un periodista de la valía de José Antonio del pozo es un insulto, por cierto, nada original.

Chela dijo...

Pues, discrepando del comentario de Alfredo, a mi precisamente me ha gustado mucho el estilo, de fina e inteligente ironía, en clave de humor, a la vez que se ajusta a la realidad del evento y rasgos de personalidad de las figuras citadas.

¡Me ha gustado! Un saludo.

Xad Mar dijo...

Es decir que la base ni pincha ni raja, porque como lo es él, ya está todo dicho. Solo está para obedecer. Toma nota, Alfredo, a ver quien es más facha.
Como siempre, te luces, Jose Antonio.
Saludos.

Sonja dijo...

Muy bueno,ojalá alguien hubiera contestado "No, usted es el hipotenuso" jaja

misael dijo...

JA,

El carismatic man, Míster X, es lo peor de lo peor, como diría MAFO.

El tio multimillonetis dando lecciones de igualdá.

Al tipo "alfredo", ponle un bozal hombre, y córtale los comentarios que si a uno lo llaman, pues ya puesto se es.

Saludos. Misael