Páginas vistas en total

viernes, 4 de octubre de 2013

El síndrome de Euskalherría

    


   Nos recordaban hace poco Artur Mas y Oriol Junqueras, casi al alimón, como si anduvieran liados ellos en una ardiente complicidad, lo mucho que aman ellos a España. La quieren tanto, tanto, que quieren despedazarla. Era muy estupefaciente el oírles. No se atrevió a tanto la ETA en el reciente comunicado por el que, celosa de protagonismo y de quinquenios en la Causa, reclama la primogenitura de las lentejas de la consulta y del Estado propio. Hubiera sido ya la bomba suma de los pródigos  ponebombas.
   
   Se celebró hace ocho días el Gudari Eguna en Zarauz, con un homenaje a dos etarras fusilados en 1975 por el Régimen de Franco. Lo abracadabrante del caso fue, creo, el que al mismo asistieran dos víctimas de la ETA: el periodista Gorka Landáburu, al que de resultas de una carta bomba, amén de otras secuelas, faltan varios dedos en una de las manos, y Maixabel Lasa, viuda de Juan Mari Jáuregui, destacado militante socialista asesinado por los etarras.
    
   Yo no conozco ni una sola víctima de un terrorismo de la extrema derecha,  que más tarde “comprenda” y contribuya a dar cauce, es decir, a legitimar, las ideas de aquella siniestra organización que les mutiló o asesinó a sus familias, con la que exigen además al Estado democrático negociación de tú a tú.


  No se conoce, ya digo, caso de la manera. Debería entonces quizás acuñarse, a la vista de la incomprensible casuística, un nuevo concepto psiquiátrico específico, al lado del famoso de Estocolmo: un ya hiperalucinante “síndrome de Euskalherría”. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estan los milicianos de Bildu locos por la música por entrar en las casas con cualquier excusa para ver quien es quien en cada una, pues viva la madre superiora y a quien Dios se la de san Pedro se la bendiga cuando llegue la movida que cada cual salve el culo como pueda

Javier Tellagorri dijo...

Es cierto todo lo que dices : el Landaburu y la viuda de Jaregui, víctimas de bombas de Eta, están siempre con los batasunos en alegre compañía. Y también los sociatas y los peneuveros por mucho que lo disimulen.

Al fianl está claro que se impondrán los batasunos y se zamparána todos esos membrillos que les hacen de palmeros.

Javier Tellagorri dijo...

Es cierto todo lo que dices : el Landaburu y la viuda de Jaregui, víctimas de bombas de Eta, están siempre con los batasunos en alegre compañía. Y también los sociatas y los peneuveros por mucho que lo disimulen.

Al fianl está claro que se impondrán los batasunos y se zamparána todos esos membrillos que les hacen de palmeros.

Napo dijo...

Los Caprichos. EL sueño de la razón produce mounstros. Goya.

Caprichos de la psique: La mezcla del miedo, la marginación, la falta de principios y el desamparo de la mayoría de la clase política y de la sociedad española hace que la psique de algunas víctimas de ETA se conviertan el mounstruosos humanos cobardes.

Espero que Dios les perdone la ofensa que su cobardía provocar en su familiares enterrados y en ellos mismos. YO NO LES PERDONO, aunque sé que si les hubiéramos ayudado esas personas no estarían revolcádose e su propia mierda.

El Eduardo Madina es el prototipo.