Páginas vistas en total

sábado, 12 de octubre de 2013

¿Es que Spain is different?



   Querían convencerme en el maremágnum del Tuiter el otro día de que es bien estúpido el querer afirmar un cierto orgullo por ser español. Y es verdad que ese exceso en la propia estima a veces deviene sólo en espuria vanidad abstracta. Está luego el problema de lo colectivo, pues cierto es que españoles los habrá listos, medianos y tontos, como entre todos los grupos que se puedan siempre formar.  Me decían, a mí me da igual que Nadal, por ejemplo, sea español, lo decisivo es lo bueno que es, los valores que difunde. No sabemos bien qué contestar a eso. Suponemos que existen algunos lazos, los que proporcionan el compartir un pasado, una lengua y una cultura comunes que de alguna manera nos ligan y nos hacen sentirnos más reconocibles y cercanos los unos a los otros.

   Le vine a decir eso a mi brava interpelante en el TW, que portamos con nosotros -al menos yo lo siento así- el legado de una cultura y de una historia excepcionales. Uff, en qué momento se lo dijera. Me respondió ella con afiladas mayúsculas acuciantes: "TODO EL MUNDO TIENE CULTURA E HISTORIA EXCEPCIONALES. Enorgullecerse de ello es arrogancia de paleto". Apenas me quedó pulso para musitarle: sí, un poco paleto lo soy, mea culpa.
  
   Creo que si la unidad y la permanencia de nuestra nación no estuviera amenazada puede que resultara perfectamente bobo el reclamar la celebración de lo español, aunque no sé, Cervantes, Quevedo, San Juan de la Cruz, Velázquez, Goya et  cetera no sean pequeña cosa a pasear por ahí. Miramos afuera: vemos a los british, a los alemanes, a los USA, a los franceses, a los egipcios, a los marroquíes, a los tailandeses, a los balineses... Miramos adentro: independentistas catalanes, vascos, canarios, gallegos, castellanos, andaluces... Miramos alrededor: homosexuales, abortistas, periodistas, modistos, modistas, taxistas... ORGULLOSÍSIMOS todos sin excepción de lo suyo... ¿Y va a ser entonces, cuando tanto embeleco falso y ombliguista nos cuelan, lo español una especie de espantosa anomalía universal, una enfermedad patológica, una aciaga calamidad sin el más mínimo derecho a afirmarse en nada?

   Muy desgraciadamente celebrar hoy lo español es más que nada un casi desesperado conato de defensa ante la amenaza real de su despedazamiento: los separatistas vascos, catalanes, canarios, gallegos, no se contentarían con sus límites actuales, ya mismo lo dicen. Se alentarían más y más las tendencias centrífugas. Menguaríamos, nos empobreceríamos todos a marchas forzadas, seríamos luego mucho más DEPENDIENTES todos. Por eso celebro yo hoy lo español, y me alegro mucho de que, de entre todos los lugares del universo mundo, vengan a ser Don Quijote y Rafa Nadal, casi nada,  precisamente españoles, yes. 

4 comentarios:

Chela dijo...

Muy buen artículo, en mi opinión, que coincide con la tuya.
El franquismo desarrolló un patriotismo, falso y sin fundamento, del que hemos querido desprendernos a toda costa al llegar la democracia pero, luego, nos hemos pasado con ese cerrojado a todo lo que pueda recordarlo.

Saliendo por el mundo adelante vemos como otras naciones aman a su Patria, su bandera, su himno (que son sólo símbolos pero que identificam)aunque sin fanatismos ni alaracas.
¿Por qué no encontrar ese punto de cordura, de un amor prudente por lo nuestro, por lo que nos une y representa?.
Si, amo a España, de norte a sur y de este a oeste, tanto como a Galicia, mi tierra. Respeto a todos los pueblos a la vez que me siento española, sin alardes pero también sin complejos.
Un afectuoso saludo.

José Antonio del Pozo dijo...

-Chela: muchas gracias, magníficas palabras las tuyas, que suscribo de la cruz a la fecha. Un abrazo. Muchas gracias por tu comentario

Napo dijo...

Al final, es sólo querer cuestionar las evidencias. Es muy difícil defender lo tan defendido y hacer crecer lo que ya es tan grande. Sólo intentando destruirlo consigo ser relevante. Son sólo complejos.

Lo relativo de los sentiminetos y lo aún más relativo de las palabras que los defienden y definen hacen del tema un caldo de cultivo en el que cualquier inútil puede opinar exigiendo el mismo respeto a su opinión que la que de oficio merece la de un técnico. Nadie entra en temas matemáticos no físicos. El ignorante cuando quiere opinar siempre elige estos charcos para meterse.

En una muy acalorada discusión cuando lo del “no a la guerra” después de permanecer mucho tiempo sin decir ni pío y concentrado en mi ceverza y la prensa del día alguien me pregunto mi opinión sobre el tema. Recuerdo que contesté: “Qué sería de nosotros sin nuestras muchas guerras ganadas”.

Ser español es sólo lo importante que uno quiera que sea, pero no querer serlo habiendo nacido aquí es una evidencia de lo ridículo que es el protagonista.

Napo dijo...

Don Chela, una de las muchas consecuencias indeseables del franquismo fué el desarrollo de “ UN ANTIPATRIOTISMO FALSO Y SIN FUNDAMENTO”. Ese antipatriotismo falso y sin fundamento hacia lo español es el que ha desarrollado los falso patriotismos nacionalistas.

Las mayúsculas son voluntarias. Perdón