Páginas vistas en total

martes, 1 de octubre de 2013

Messi President, claro que sí



   Ocurrió en el llamado Oasis catalán. Llegó trajeado, sonriente, a bordo de un suntuoso coche blanco, que simbólicamente viene a ser como acudir a la Cita sobre los lomos de un albo corcel, cinematográficos caballos blancos de Viva Zapata y de Missing entre otros, iconografía suma de la pureza sin mácula. Tenía Messi que librar declaración en juzgado acerca del feo asunto de la millonaria evasión de sus ingresos hacia precisamente muy reales  paraísos fiscales.
  
   Supónese que en medio de la espantosa crisis económica, de los brutales recortes a que la misma da lugar, en medio de la universal Indignación que hace crujir de torvos truenos el ambiente, pocas figuras más inclinadas a recibir la descarga de la santa ira ciudadana que la de un defraudador fiscal. Se imagina uno que, en buena lógica, las fuerzas de seguridad, lacayas de los Amos del Dinero, que son los amos del mundo, habrían de emplearse a fondo para contener el motín contra ese enemigo del Pueblo.
     
   Nada de eso. Con la salvedad de un par de aguafiestas que con voz feble lo llamaron “chorizo”, allá reinó Messi casi en loor de multitudes. Lo aclamaron al grito literal de “eres el mejor del mundo” y “viva Messi”, y sobre todo al de… ¡¡“Messi presidente”!! Podría parecer puritito esperpento la proclama, mas si tenemos en cuenta que bajo la férula secesionista transita buena parte de la sociedad catalana, con Mas a la cabeza, en plena regresión del Logos al Mitos no deja de tener la graciosa arenga su fantasiosa coherencia interna.


   ¿Acaso no viste ya el Barsa, cual equipo del Régimen, los colores de la bandera catalana? Si todos los equipos catalanes hiciesen igual, ¿o tienen menos derecho?, sería ya el Oasis de simetrías perfecto. ¿Acaso no se programó el nacimiento del niño de Messi a las 17,14 horas, en fantástica sintonía de los astros con el año de la Derrota? ¿Acaso en el fondo y en la forma no se las da Artur Mas justamente de mesiánico Moisés? Pues eso: Messi, el Mesías, Ubú President. Sólo puede algo así ocurrir en un Oasis, está claro.  



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

1 comentario:

Spartako dijo...

Quién sabe, a lo mejor no existe rechazo social a los defraudadores porque en España tal cosa no está mal vista. A ello han contribuido con entusiasmo nuestros neoliberales a la violeta, que en su encarnizada lucha contra el dragón estatista dicen aquello (entre otras lindezas) de: “no habría paraísos fiscales si no hubiera infiernos fiscales”. O piden una continua disminución de la fiscalidad, sin decirnos jamás cuál sería a su juicio el nivel óptimo de presión/carga fiscal, probablemente porque no se atreven a reconocer que tal nivel estaría próximo a cero.