Páginas vistas en total

domingo, 27 de octubre de 2013

Estoy con ellos, sí

   

  

   Estoy con ellos, con toda esa legión de personas casi sin nombre que durante tantos años tuvieron que, de prisa y corriendo, en la clandestinidad más alevosa, en noches sin luna, en iglesias sin paz, en dolor sin compañía, enterrar a sus deudos, liquidados como perros a traición por defender nuestra convivencia. Estoy con ellos.
      
  Cuando esta asesina Inés del Río, del río de tanta sangre derramada que jamás podrá ella limpiarse será, abandonó tan acompañada la cárcel, cuando observé la medida sonrisa y los perfectos dientes de la serpiente, ese hacha de sus ojos tan fríos, cuando vi lo saludables que entre tantísimas “torturas” como cuentan se conservan en presidio, yo no pensé como ese idiota moral, que encima es Fiscal allí, y que responde al nombre de Calparsoro, que apunta que ella ya no es terrorista, no, yo pensé en sus pobres víctimas, en sus familias, en su inmenso dolor cuando la vieran precisamente así, en el brutal cinismo de alguien capaz de habiendo destrozado tanto sonreírse encima así. 
     
   Y me acordé también de las célebres líneas de De Juana Chaos, ese monumento al Odio, a todos los españoles dedicadas:
   
  “Me encanta ver las caras desencajadas de los familiares en los funerales. Sus lloros son nuestras sonrisas y acabaremos a carcajada limpia. Esta última acción en Sevilla ha sido perfecta; con ella ya he comido para todo el mes”.
 

    Y como no olvido eso, y como creo y defiendo la necesaria memoria, dignidad y justicia para todas las víctimas de la ETA, este bloguero de la nada está hoy con ellos. Estoy con vosotros.




Y MAÑANA, aquí :  "La cortesana y el bloguero en el Antro"

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

4 comentarios:

Napo dijo...

Don José Antonio, su post me llena de orgullo. Su post me hace sentir orgulloso de que haya españoles que así piensan y así lo escriben.

Lo ví claro a los pocos días de llegar el Zajoy a la Moncloa:. “Este tio está en el ajo. Lleva los mismos pasos que Zp.” Lo clavé.

Por otra parte, mi trabajo, negocios y vicios me han llevado y me llevan a tener amigos y conocidos en las azoteas y en las alcantarillas. Uno de ellos, hace ya casi dos años, después de contarle mis sospechas me dijo: ¿tienes dudas? ¿Lo quieres más claro.?

Zajoy traidor

César dijo...

Ningún español de bien deja de estar con las víctimas, pero desgraciadamente el tiempo pasa y las penas se cumplen. Lástima que no hayamos sabido dotarnos de un Código Penal más justo, sin resquicios para redención de penas de alguien que no se apena.

José Antonio del Pozo dijo...

-Napo: gracias, parece en efecto que Rajoy ha suscrito la hoja de ruta. Él sabrá por qué, pues decir dice nada-
-César:se pidió muchas veces el cumplimiento íntegro de las penas y se negó; hay sentencias de Estrasburgo que se reciben y no se cumplen: Ruiz Mateos, y menos con esa celeridad, y además el PSOE se esforzó de lo lindo en que así fuera, López Guerra, y Rajoy, el sabrá por qué, ahora se plegó. Cabía de sobra otra interpretación, el de Estrasburgo no es la Biblia de nada.

César dijo...

José A. no quiero entrar a remover el dolor; simplemente digo que las interpretaciones son eso, interpretaciones. Y cuando la rectificas en plena marcha corres el riesgo que se ha corrido. Es la ley que no siempre es justa.
Recuerda la interpretación de Garzón. Interpretaba que podía escuchar las conversaciones de los abogados porque podían estar compichados. Pero es un principio sagrado la invulnerabilidad de las conversaciones abogado-defendido.
El corazón no siempre legisla fríamente.