Páginas vistas en total

jueves, 29 de junio de 2017

Ese niño, esos padres, esos médicos, esos jueces

   


   ¿Quién es quién para en las más angustiosas de las situaciones límite desde las soberbias alturas dictar inflexible e infalible la Moral y el Bien Universales? Yo no, desde luego. Charlie Gard es un niño de diez meses muy enfermo (elmundo.es 28-6-17). Vino al mundo con una  importante afección genética que le obliga a estar siempre conectado a varias máquinas que le permitan seguir viviendo. Los médicos establecieron que no tiene posibilidad alguna de sobrevivir o de mejorar su calidad de vida. Los médicos determinaron que debería, pues, ser desconectado. Los padres, de quien la noticia no da su Nombre, se oponen con todas sus fuerzas. No quieren que a Charlie, carne de su carne, le desconecten. Los padres se aferran a la esperanza de emplear el más de un millón y medio de euros por ellos recaudados a través de internet en un tratamiento experimental que a Charlie le aplicarían en EEUU. Los médicos ingleses insisten en que no hay cura posible. Los padres les denunciaron. Un juez británico decretó “con la mayor de las tristezas” la muerte digna para Charlie. El juez gradeció por escrito a los padres del niño su valiente y digna campaña, “su total dedicación a su maravilloso niño desde el día en que nació”. Los padres apelaron una tras otra a todas las instancias posibles. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha desestimado su recurso. El tratamiento experimental “sólo causaría a Charlie aún más daño”, ha dicho. La sentencia debe, pues, aplicarse ya. Los padres no quieren que a su hijo lo desconecten. Es su hijo. Ante ese terrible abismo de horror, cómo lanzarse uno a pontificar nada. Yo no, desde luego. Sólo pensar un instante en ese padre. En esa madre. Tan personas, tan rotos por el suplicio que no pueden siquiera afirmarse y sostenerle la mirada al ojo inquisidor de las cámaras. En ese niño. En llorar durante un momento.  


SOY ESCRITOR ¿BUSCAS UN BUEN LIBRO? LO TENGO:
“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es   Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado. Escríbeme aquí y te informo sin compromiso. 

No hay comentarios: