Páginas vistas en total

sábado, 1 de noviembre de 2014

Ecce Infanta



(Terminó este octubre, ¿lector? ¿Te gustó el blog? ¿Lo valoras? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo.Precio por correo normal: 10 euros)


    Estamos más que acostumbrados a los ya consuetudinarios crímenes del Museo de Cera, pero… ¿a infanticidios también ahora hemos de habituarnos? ¿Era preciso ensañarse tanto con tan dulce niña, llamada algún día, si los Monedero´s boys no lo remedian antes, a reinar sobre y a representar a los españoles todos? Al menos el Ecce Homo de Borja preservaba el óbolo perfecto del rostro, pero… ¿el disparate de este contrahecho y bisojo adefesio?
      
   No tengo ni zorra, es posible que la cera sea material imposible de trabajar, que impida de por sí un sencillo modelado, pero, a menos que sea todo una suerte de moderna publicidad negativa, ansiosa por como sea en llamar la atención de los visitantes, no se entiende semejante birria a partir de niña tan guapa. ¿A qué además el exponerla?
   
   Todo lo que en el natural es gracia y pureza de las facciones, resulta deforme y ahuevado en la figura. No es que cualquier parecido con la realidad resulte aquí coincidencia, es que toda belleza del natural es aquí trocada en horripilancia. Ah, ese espanto por boca, esas cejas de vedette, la morcilla de esos pómulos. ¿Qué queda en la obra de la viva luz de ese candor, dónde se malogró el armónico caudal de aquella inocencia seria?  ¡A fé que estamos ante un artista transgresor! Ni Picasso hubiérase atrevido a tanto. 
    
   ¿O es que, sin que los ciudadanos lo sepamos, el autor del engendro es Xavier Sala i Martín, el florecido capullito de alhelí separatista, el mismo que hace poco tan pimpante sostuviera que la Infanta Leonor parece “la niña del Exorcista”, metido ahora a las ceras? Obsérvese el grotesco cuello camionero de la Infanta en la Figura. ¿No parece ese cuellote presto a recibir sobre sí el completo giro de la espantosa cabeza, tal como en la película ocurría? Idea de Sala ha de ser, sí; no se entiende de lo contrario tan bochornosa como idéntica inspiración.
     
   Ningún Poder demuestra la Corona mantener hoy en España, pues es seguro que cuando los Padres de esa niña –su atenta Madre sobre todo-  hayan contemplado el horror… habrán mordidóse las uñas por no poder mandar a su autor a pelar mil kilos de cebollas en el penal de las islas Chafarinas




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)
       
      
     

No hay comentarios: