Páginas vistas en total

jueves, 6 de noviembre de 2014

En éstas que llega Sabina, tres cucos son ya (y 2)

    


   Por eso, de lo que se trata ahora, más que de amenazar, es de amagar y no dar: “Si tú y yo decimos que el capitalismo es un sistema criminal que lleva a la destrucción ecológica del mundo, tenemos toda la razón, pero mañana hay que dar de comer a la gente… No se puede abolir la economía de mercado, ya me gustaría a mí, para eso necesitaríamos Podemos en todo el mundo… Tiene que haber sociedad con mercado, pero los mercados deben adaptarse a la democracia”. Con “razonares” así (y con a modo de mágica brocha gorda recetar “subidas de sueldos, más inversiones públicas y ayudas que hagan que la economía funcione mejor”)  se va Iglesias ahora apañando. Resultó impresionante el momento –en el haber de Évole, reconozcámoslo- en el que el catedrático y economista ecuatoriano de tez india, con bien nítidos datos desmontó los supuestos triunfalistas de los muy blanquitos neocomunistas Correa e Iglesias. “Los ecuatorianos viven mejor –precios del petróleo- a pesar de Correa”, concluyó. Lo toreó al final Iglesias con un molinete floreado y sonriente: “quizás los españoles a los cuatro años digan lo mismo: estamos mejor, a pesar de Podemos”.
     
   De tanto en tanto, claro, el cómplice similiquitruqui anti-Casta y las importantes conexiones, ese muy español si-yo-te-contara : “Si yo te contara, Jordi… militares, policías, inspectores de Hacienda, inspectores de Trabajo, altos mandos de la Administración, que nos dicen echadles-de-una-vez, estamos deseando trabajar con vosotros, porque hay cosas de sentido común que se pueden hacer mejor”. ¡Demonios, ha pasado en meses Iglesias de adorar a la izquierda abertzale a predicar nomás que el archiburgués SENTIDO COMÚN!
    
   Y quedó allí bien claro que lo de Iglesias, la varita mágica en la que piensa para entronizarse, como Chávez, es la televisión, quizás “Hostia, Presidente” en vez de “Aló Presidente”: “los verdaderos parlamentos son las tertulias de televisión… ¿un programa semanal, mensual? Es que eso molaría, el Presidente del gobierno, cada mes, con cinco periodistas así cabrones como tú, igual así sí”. ¿Ese es el concepto democrático de Iglesias? Se explayaría así a gusto, desde luego.  
       
   Y los dos manchurrones que a modo de polución diurna a Évole&Iglesias se les escaparon. Uno: “preparan” a Sabina al teléfono, hinchado cual cariátide pepona del Progreso y de la Ceja, que le había pedido antes a Pablo que no fuera tan marxista, hombre. Nada, hacen allí los tres unas risas y el gran Sabina, encantado se arrodilla ante el Hombre: “si tiene que haber trincheras, guárdame un sitio, no en primera fila que yo soy cobarde, en la tuya”. Qué servil, Sabina.

         
   El segundo churretón, aún superior: están en plaza pública Évole&Iglesias platicando dale que te pego a lo suyo, y en medio de la mañana radiante que anuncia un porvenir más radiante todavía, oh, grandioso prodigio, como una corporeización mágica de la futura Felicidad colectiva, casualmente aparece allí una bella joven indígena, tras negras gafas de sol ataviada. Oh, gloriosa casualidad, resulta que estudió ella Sociología en Madrid, que ha vuelto a Ecuador porque ha encontrado trabajo, que por supuesto conoce a Pablo y que… y que le parece muy lindo lo suyo, eso de quitarle a los ricos para dárselo a los pobres, que le suena muy a Robin Hood, y que por supuestísimo también ella cree en el cambio… y entonces Évole un poco se ríe, a Iglesias se le pone el mirar soñador y musita “cosas así quieren decir que vamos a ganar”, la joven que se ruboriza y Évole coloca ya el colosal bordón: “ostias, Pablo, cuando te pones en ese plan, con esa mirada casi perdida, es como la serpiente del Libro de la Selva, me quedo HIPNOTIZADO”. Muy cucos todos, sí.




 (Terminó octubre, ¿lector? ¿Te gustó el blog? ¿Lo valoras? Necesito vender algunos ejemplares más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo. ¿Me lo pedirás? Precio por correo normal: 10 euros) 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Señor Del Pozo, ese es el problema, he ahí. El capitalismo no esta dando de comer a la gente.
Debería de usted de haberse percatado de este pequeño problema.
Saludos de Alfonso Cabrera.

Anónimo dijo...

Podemos directo a la moncloa....