Páginas vistas en total

martes, 4 de noviembre de 2014

El grandote Nicolasote

    


   (Terminó octubre, ¿lector? ¿Te gustó el blog? ¿Lo valoras? Necesito vender algunos ejemplares más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo. ¿Me lo pedirás? Precio por correo normal: 10 euros) 
    

   
   Que de maduro huele ya a podrido Nicolás Maduro, ese zampatortas que presume de dormir como un bebé mientras el pueblo venezolano (a excepción, claro, de las Hijas de Chávez, del también orondo Madurito, en fin, a excepción de la Casta Chavista en pleno) incluso el pan duro tiene racionado, es cosa más que sabida.  Sólo un complejo de inferioridad como país rayano en lo patológico puede explicar el tener que soportar España sin pestañear las bravuconadas ofensivas del tosco Maduro.
     
   Es humillante que todo un Déspota caribeño, que resguarda y mantiene –o ha mantenido- además a etarras en su Oasis, por haber osado Rajoy –a quien además se ha hartado de denigrar como facista de extrema derecha- recibir a una mujer, a la esposa de Leopoldo López, opositor demócrata encarcelado sin garantía alguna, se despache encima amenazando con rompernos sus relaciones diplomáticas. No estaría de más que los españoles Líderes Sumos de Podemos, tan demócratas ellos, censuraran un poco, tan sólo un poco, las baladronadas del grotesco caudillote que ordena balear a troche moche las protestas ciudadanas en su país y que así injuria al gobierno español.
       
   Gesticulaba desabrido la otra noche Monedero, el 2 de los Podemos, en Tele5, quejándose cuando se le recordaba su negocio y su complicidad con el corrupto y represor régimen chavista. Argüía que Venezuela está a siete mil kilómetros y que de lo que había que hablar era de lo de aquí. Extraña manera y pobrísima argucia de un supuesto internacionalista, tratando de sugerirnos que el dolor de los venezolanos acogotados por el chavismo mucho nos resbale, como le resbala a él. ¿Esa es la hondura democrática de la noción de la igualdad universal del género humano que en Monedero palpita?
     
   ¿No debería el gobierno español, a menudo tan claudicante, adelantarse y darle un corta y cuelga al, obeso sobre todo por lo obseso, Déspota? O cuando menos enviarle, como embajador español allá por una temporadita, al pequeño Nicolás patrio. De zoquete a zoquete, a la par así.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

     

No hay comentarios: