Páginas vistas en total

viernes, 8 de mayo de 2015

Vargas Llosa y Monedero... ¿en el mismo candelabro?

 


   El bárbaro candelabro de la actualidad a la misma vez delante nos pone a uno y a otro. ¿En igualdad? Ventaja para Monedero en las primeras planas, dónde va a parar. ¿No resulta harto elocuente de tantas decisivas cosas que alguien como Vargas Llosa cuente con unos 74.500 seguidores en TW, mientras que alguien como Monedero los acumule más allá de 176.000?
      
  Dice Pablo Iglesias, en el particular Juego de Egos que entrambos figuras se traen, que es que Monedero es un intelectual, y que, como aquel otro pajarito, ansía volar en libertad. Es una broma desde luego, y a la vez dice tanto de estos tiempos mugrientos, el considerar a Monedero un intelectual. “Conversaciones con Monedero”, presentaban el otro día a todo lujo en esta podrida sociedad capitalista, como si fuera el andoba un nuevo Sartre, yo que sé. Sus conocidas aportaciones no pasan de unas sonrojantes por lo inanes glosas al Rey León, sus cursis y chuscas máximas de que no se puede hacer política sin amor y que el miedo debe cambiar de bando, por no hablar de sus ladrillos descaradamente prosoviéticos que Chávez a toda pasta le financió.
     
   Casi a la vez pronunciaba Vargas Llosa en Madrid un gran discurso, repleto de la tolerancia, la sabiduría, la apertura mental y la lucidez estilística que sobre él desde hace cuarenta años se acumulan, con una Obra literaria y ensayística a su espalda de una magnitud y unos logros incontrovertibles. Sólo, por decir algo, el análisis que hace de Madame Bovary y de Flaubert en La orgía perpetua vale más que los cien mil galdeanos juegos de tronos de estos cursilongos botejaras podemistas actuales.  

      
   ¿Un intelectual a la busca de libertad Monedero, que se atrevió a reclamar ¡un Tribunal Popular contra Vargas Llosa! … sólo porque no le gustan sus ideas liberales? Pero qué broma macabra es ésta: un mequetrefe fanático, como mucho. Sólo el pretender situarle en un ámbito remotamente similar a Vargas Llosa es ya una infamia.


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS  
   A Armando, un cuarentón de clase media, un buen día su mujer le señala la puerta de salida de casa. Ella ha encontrado a otro más alto, más fuerte y más guapo que él. “Aprende a quererte y los demás te querrán”, le sentencia. Descubre entonces Armando, de golpe, su minusvalía emocional: un paria en la tierra de los afectos. Ha de salir al mundo; a un mundo, que por temperamento, le es ancho y ajeno. Cómo superar su desconcierto, cómo sobrellevar esa zozobra, cómo suturar la herida… Cómo aprender a re-armarse como persona. En las asombrosas peripecias humorísticas, librescas y sentimentales que le suceden, en ese cúmulo de emocionantes encuentros y desencuentros… ¿hallará siquiera a medias Armando su lugar al sol?
10 euros por correo ordinario en España. Personalmente dedicadas. Pídelas en  josemp1961@yahoo.es

No hay comentarios: