Páginas vistas en total

sábado, 27 de junio de 2015

La ReCasta

   


   Ahí están, tan a gustito, copando en pleno el ascensor del Poder que, claro, saturado, un momento se para. Sólo para que, dientes, dientes, se hagan el Selfie del Ascensor, rutilantes ellos como estelares ganadores de un Oscar. Como decían antes los cantautores protesta, de qué se ríe, señor Ministro, de que se ríen, señores Instalados. Recién acaban, gracias al mamporreo socialista, de asaltar el Poder y, con su física y su química, tan puros e idealistas ellos -OTRO MUNDO ES POSIBLE, que clamaban sus eslóganes- y es que ya no pueden más, ya están pillandoo… pillandooo: que se sepa, a ver, a la sombra de sus tuits bárbaros van ya ENCHUFADOS, el Sobrinito de Carmena, el compañero de Colau, la compañera del dos de Colau, el compañero de Teresa Rodriguez, el hermano de Tania, el papá de Tania, la novia de Errejón, la beca del subordinado de Errejón, el hermano de Garzón… ¿Tan pronto? ¿Ya? Ya está: desde luego es que sois …  la ReCasta.



  
(Clamores de junio, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Son 7. En los ascensores normalmente no se permite mas de 6 personas. Y no vale decir que Iglesias es un chikilicuatre esmirriao... también cuenta como persona-bulto.

Es la foto de la gente normal. Yo, sin ir mas lejos cada vez que me subo al ascensor me hago un selfie con los vecinos que encuentro, incluso con los que no pagan comunidad desde octubre porque dicen que ellos tienen derechos sociales por encima de la coyuntura social que les ha tocado vivir.

misael