Páginas vistas en total

viernes, 5 de junio de 2015

Tania Sánchez y la superioridad moral de la Izquierda

   


   Reluce la marmórea impavidez, el blindado desparpajo con el que Tania Sánchez, la Incorruptible Redentora del Obrero, encaja y encara ante los media su imputación judicial como “corruta” (1,4 millones de euros en concesiones públicas en su ayuntamiento hacia su Gran Hermano) … mientras a cualquier mercachifle del PP en dudas pillado le tiemblan las piernas y despavorido desaparece de la escena pública.
   
   No es Tania en eso única. Ese resuelto descaro lo hemos observado cientos de veces entre los conseguidores imputados y aún sentenciados de los Partidos del Progreso. Memorable esa inacabada estirpe, desde Juan Guerra… hasta Juan Lanzas y tal y tal pasqual maragall. Jamás, jamás, jamás veremos a uno de ellos agachar la cabeza o reconocer el trinque.

   
   Ese es, en trazo grueso, lo que diferencia a Derecha e Izquierda en lo referente a su comportamiento político. ¡En ese espíritu de secta pura y dura –“esto es como lo de los Testigos de Jehová”, que decía la resuelta dirigente de la Junta andaluza in fraganti grabada- es en lo que en esencia consiste su tan autocacareada superioridad moral, que lejos de referirse a cualquier aspecto ético, alude a la moral anímica, es decir, cínica, mucho mayor en ellos, dónde va a parar. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS  
   A Armando, un cuarentón de clase media, un buen día su mujer le señala la puerta de salida de casa. Ella ha encontrado a otro más alto, más fuerte y más guapo que él. “Aprende a quererte y los demás te querrán”, le sentencia. Descubre entonces Armando, de golpe, su minusvalía emocional: un paria en la tierra de los afectos. Ha de salir al mundo; a un mundo, que por temperamento, le es ancho y ajeno. Cómo superar su desconcierto, cómo sobrellevar esa zozobra, cómo suturar la herida… Cómo aprender a re-armarse como persona. En las asombrosas peripecias humorísticas, librescas y sentimentales que le suceden, en ese cúmulo de emocionantes encuentros y desencuentros… ¿hallará siquiera a medias Armando su lugar al sol?
10 euros por correo ordinario en España. Personalmente dedicadas. Pídelas en  josemp1961@yahoo.es

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Para alzarse con la superioridad moral, antes han debido difamar la moral de otros: la derecha, la ICAR, los intelectuales no afines, ...

Son viejas tácticas conducentes a conseguir el poder. Una vez instalados en él será muy difícil que lo desalojen. En Venezuela, Chávez instauró el voto electrónico. Vete tu a decir que el voto electronico no es democratico, si todos sabemos que la tecnologia es la quintaesencia que emana puramente de sociedades democraticas.

misael

Anónimo dijo...

Lo comentábamos el otro día como hilo conductor a la inverosímil historia, mejor historieta, de Loles León, la inquebrantable arrogancia de la superioridad ética de la siniestra.
¿Por qué iba a ser inferior, distinta, la tal Tanía. Ni ella, ni su progenitor, ni su hermano, ni su hasta hace poco partener de cama, tienen nada de qué arrepentirse, ¡faltaría más! Eso lo dejaremos para los corruptos del PP.
Ya lo vé D. José, Vd. como siempre, tan agudo y certero, y yo como de costumbre, desde la Imperial Castilla, su ferviente admirador.