Páginas vistas en total

jueves, 18 de junio de 2015

Prueba irrefutable de la Política del Odio

   



¡Si es que lo llevan tatuado y explícito, obsceno e indeleble sobre la misma piel! Hacen así expresa profesión de fe y de vida de la purulenta charca de resentimiento y de odio en que consisten, su verdadera piel esa, su divisa esencial, la del torvo ODIO sobre el que se constituyen, lo que les define, lo que ellos mismos de sí destacan, qué más pruebas hacen falta. Ahí tenemos al angelito, no un pelanas cualquiera, no, todo un triunfante representante del Pueblo, orgulloso de la podrida bilis en que hoza. Que él vino en un barco con Ada Colau, que al mismo se encaramó con ese cuerpo tatuado no por el nombre de ninguna mujer, no, no por ningún AMOR DE MADRE macarrónico, amor al fin y al cabo, no, tatuado por y para el Odio, esa insaciable sed de mal. Érase un hombre a un odio pegado, sí, érase un odio superlativo, y qué le dices a un tío así. Ahí  tenemos al menda, como florecido de un psicótico sueño tarantiniano, verbal jaleador de terroristas yaque, burda y brutal copia real y degenerada de aquella ficción grandiosa de Charles Laughton, La noche del cazador, que con tan lograda expresividad ahondara en la siniestra perversión del Mal, en aquel falso reverendo que precisamente se tatuaba en los nudillos la palabra ODIO. Sobre esa montaña de mierda y de odio, sobre esos votos se aupó a la alcaldía Ada Colau, menuda hada, que acaba de instaurar la Concejalía del Ciclo de la Vida, del Odio querrá ella decir,  montaña de odio de la que los socialistas tampoco quisieron distanciarse para elevar encima de ella a esa Ada. He ahí expresamente exhibido, reivindicado y proclamado el Odio, la Política del Odio. Qué más pruebas hacen falta.   





(Clamores de junio ya, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros). Precio del correo incluido.
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La neocasta ha okupado los ayuntamientos no con la idea de arreglar los problemas de la gente, sino de su gente.

La logsiana España, el noble pueblo, no ha comprendido, que para los bolivarianos y quienes los apoyan, la camarilla del Largo Sánchez, que España vaya mal es mejor para ellos. Véase cómo en Venezuela los chavistas y madurianos afianzan, en situación de pobreza general, aún más su poder.

La neocasta no ha venido a solucionar los problemas por los cuales cientos de miles de logsianos connacionales les han votado, no hombre no, han venido para ahondar aún más en las diferencias entre los españoles, y eso en todos los ámbitos: territorial, religioso, institucional, sexos, etc...

España se asoma peligrosamente al sumidero de la historia.

misael

Anónimo dijo...

Me descojono con lo de "politica del odio" Solo hay que mirar el comentario del señor de arriba para ver que el odio es por los dos lados, lo que pasa es que durante 30 años solo han sido unos los que han goberando, así que ahora os jodéis, pero os jodéis pero bien. Esos "logsianos" han crecido y tienen derecho a voto, podría estar argumentando todo el rato la falta de ética en vuestros comentarios llenos de resentimiento y odio ante lo desconocido, pero ya paso, como he dicho antes, os jodéis, ya podéis ir a manifestaros a Sol.

Anónimo dijo...

llenos de resentimiento y odio ante lo desconocido

Desconocido será para ti, so logsiano, que no has visto un libro sino de perfil. Otros en cambio sabemos que los que okupan ahora alcaldias no son sino simples comunistas que se han puesto el traje de filibusteros para ganar más cuota de poder. Una vez conseguido, desplegarán todo su ODIO hacia lo conocido, desconocido y lo que está por conocerse.

Por cierto, te gastas unas exquisiteces verbales, que mereces concejalía.

misael

Anónimo dijo...

Que sí, que sí, lo que tú quieras. Veremos que pasará dentro de unos meses cuando no se hayan quemado iglesias o cuando no hayan quitado sus casas a la gente, seguro que estarás tú aquí pidiendo disculpas. Tu comentario está lleno de amor y concordia nada de odio. En fin, ahora os toca joderos :-) y dentro de unos meses os volveréis a joder otra vez.