Páginas vistas en total

lunes, 15 de agosto de 2016

El Día Mundial de la Soledad, algo así



   En días como el de hoy en mi país, (qué extraño esto del bloguerismo transnacional, debe recordar siempre uno que está escribiendo para el mundo entero, por más que todo ese universo mundo lo constituyan en  realidad cuatro gatos, quizás escaldados, no tanto como yo, de soledad y desánimo) hoy, decía,  la mitad de los nacionales está de parranda en la fiesta de su pueblo del alma (es día festivo en todos) y la otra mitad anda broceándose de lo lindo, jubilosos al viento y al sol marineros de las infinitas playas del litoral.  
     
   Pero también en días como hoy (día crítico en el calendario, junto al Día de Fin de Año) hay miles de personas, apenas visibles, por miles de razones a su vez que malamente pueden resumirse en una esencial inadaptación al monstruo de los mecanismos sociales, que sienten más que nunca el mordisco rabioso de la soledad. De la soledad no escogida, hablo. Todo a su alrededor les remarca y les recuerda hoy su estricta soledad, esa sombra tan acerva. No la pueden hoy siquiera difuminar en el tráfago corriente de un día habitual. Duele más hoy, en el inmediato contexto de una climatología paradisíaca que es en sí una clamorosa invitación a la vida, la herida de esa dolorosa inadaptación más que nunca. 
   
  No, no toda la gente se pone feliz por decreto. Pues que sepan cada uno de ellos, a todos a quienes pueda mi débil voz alcanzar, que soy yo uno de ellos, (los años peores eran cuando ni siquiera podía uno escribir la soledad) y que aquí está mi mano, y este pobre cuaderno, y mis libros, lo mejor de mí que yo pudiera darles, por si de algo les pudiera valer. Habla, lee, canta, salta, baila conmigo, amigo, si tú quieres. Aquí me tienes, nadie me manda, excepto tú.


VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables, que sin tu amor lector serán humo, polvo, sombra, nada. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado. Sílbame aquí y te informo sin compromiso.
MI OTRO LIBRO ES:
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (10 E por correo ordinario): Armando, un hombre desolado, con la sensibilidad en carne viva, al que pone su mujer de patitas en la calle -pues ha encontrado ella otro más alto, más guapo, más fuerte que él- y que necesita ahora re-armarse, hallar su lugar en el mundo. Su malaventura, sus buenaventuras también, su divertida peripecia sentimental. ¿Hallará su lugar al sol?
154 pgs de… HUMOR, AMORÍOS, ILUSIONES Y AVENTURAS
LOS DOS LIBROS POR 22 EUROS EN CORREO CERTIFICADO, ENVÍO INCLUIDO.

6 comentarios:

Lucía Conde Parmés dijo...

Te beso y en el beso nos acompañamos.
Que tu día sea mejor de lo que tienes previsto.

José Antonio del Pozo dijo...

Gracias, Lucía. Un abrazo

Chela dijo...

Pues mira o donde no todos están bronceándose en el litoral ni compartiendo compañía y felicidad. Yo también he pasado el día sola, con mis papeles, mis libros, el ordenador, clasificando archivos fotográficos y haciendo hueco para nuevas descargas de la última edición sobre The Tall Ships Races que disfrutamos estos días en Coruña.

He terminado de leer, por segunda vez, tu libro de relatos. ¡Me gustó muchísimo! y espero dejarte un comentario sobre el mismo, uno de estos días.

¿De que pintor es el cuadro que ilustra tu post? Me gusta

Un afectuoso recuerdo en esta “soledad” veraniega que comparto, aunque es también una oportunidad para disfrutar de paz interior, de calma, de creatividad...

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Chela. Muchas gracias por venir al blog, querida amiga. Qué trabajadora entusiasta eres! Te felicito por ello.
¿Has releído mi libro? ¿Te ha gustado muchísimo? Cuánto lo celebro. Es la mejor recompensa para mí, leerte esto, por supuesto. Da gusto escribir para personas como tú. Mil gracias, Chela.
Creo que el cuadro es de Tolouse Lautrec. Gracias por tu recuerdo, por tu paz, por tu creatividad genuina, Chela. Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Doña Chela, Don José Antonio, el cuadro que ilustra el post es “ Autorretrato con una botella de vino" Edvard Munch ,1906.
Un saludo

José Antonio del Pozo dijo...

Muchas gracias, amigo. Así da gusto. Munch.
Saludos