Páginas vistas en total

viernes, 26 de agosto de 2016

Podemos ilegalizaría al PP (Más allá de la jota echenica)

     


   Si fuera sólo el más que merecido calvario para muchos dirigentes del PP que, ciegos y sordos a la amenaza cuasitotalitaria que los Podemos encierran, sólo para perjudicar al PSOE –cómo a su vez éste, proporcionándoles con autonomías y alcaldías inmejorables plataformas políticas sólo para hundir al PP- en vez de combatirlos, con ellos han coqueteado –elogios, pero también televisiones-, contribuyendo en gran manera a su engorde, no les estaría mal empleado. El asunto crucial es que tras ello lo que en el fondo se perseguiría es dejar sin el que ha sido el claro y único referente político desde hace 35 años a millones de españoles no izquierdistas, vale decir, a aproximadamente media España.
   El nítido objetivo de los Podemos es construir un nuevo Régimen Político sólo para la Izquierda, en el que  ante los ciudadanos se satanice simbólicamente a la Derecha española –la nacionalista es fetén aliado temporal para ellos- como antidemocrática en , y en el que ellos, a la manera chavista, hegemonicen esa Izquierda para que, tras una fachada pseudo-democrática, resulte casi imposible la alternancia en el Poder, que abarcaría tanto el poder político, como el económico, el militar, el judicial, el cultural y el social.
     Como no van a alcanzar de entrada la mayoría absoluta, lo que vitalmente necesitan para acceder al Poder es sobrepasar electoralmente al PSOE –de ahí su negativa al Pacto antes-, y que entre ambos, camufladas y silentes de momento entre ellos las Mareas separatistas, sumen una mayoría, para con mil y una zalemas posteriores –el Progreso, el Cambio, el Buen Pueblo- tenerle bajo su bota a cambio de asegurarles su discreta permanencia y prometer no tocarles un pelo. El acceso en condiciones hegemónicas al Poder Político otorgaría a los Podemos la oportunidad de ir copando las principales instancias de todo el Poder con gente afín (Tribunales, Economía, Mandos Policiales y Medios de Comunicación, véanse las tan cristalinas como totalitarias ideas podemitas sobre los mismos), es decir, de ir okupando las palancas decisivas para el cambio de Régimen anhelado. Un Régimen basado en una sobredosis continua de propagandística Ideología Gubernamental sobre los gobernados, que aplaste toda disidencia –se permitirán los media privados afines y se les hará la vida imposible a los contados y liliputienses opositores- en el que la Derecha, señalada en todas partes como antidemocrática en esencia, sobra.    

      Y el desencadenante de manual para provocar ese cambio de Régimen lo proporcionaría la ilegalización del Partido Popular. Tomando el todo por la parte, una vez en el Poder, los Líderes Máximos de Podemos utilizarían los innegables casos de corrupción en el PP –comunes por lo demás a todos los partidos, incluido el Podemita, cuyos Jefes además se han lucrado, han asesorado y han legitimado un Régimen mil veces más corrupto que el español- para elevarlos a categoría esencial y, tras presentar –pruebas ad hoc- ante el Pueblo al PP como una organización criminal nacida y mantenida estructuralmente sólo para robar y delinquir, directamente ilegalizarlo. Sus Tribunales refrendarían el diktat. Una Europa convulsa y con mil frentes abiertos del lío se desentenderá... CONTINUARÁ

    (En una novela entras o no entras, esa es la cuestión. Si entras, genial, allí te quedas preso, pero si no entras, si no te entra, te sales, por piernas de ella te piras. Quizás un libro de relatos se ahorme mejor a las prisas y a la fragmentariedad de que está hecho el vivir –y el sinvivir- moderno. El libro de relatos permite justo eso, entrar y salir, ir y venir, parar, degustar y picotear, templar y mandar tú en el arte de la lectura. Puede que un relato no te mueva gran cosa… puedes siempre escapar de él y pesquisar el siguiente. Casi por fuerza estadística entre veinte ha de haber uno, ¡al menos uno!, que con fuerza atrape tu atención… para robarte luego la imaginación y el corazón.
   Aparte de que en un relato, como a veces ocurre en la vida con motivo de una arrebatadora experiencia sentimental, la intensidad y el concentrado de emoción, cercano al fulgurante rapto poético, puede ser superior a tanta novela tan tediosa como premiosa. ¿O tiene acaso Chéjov algo que temerle a, yo que sé, Dumas?
     El libro de relatos hace posible una diversidad de ambientes, de escenarios, e incluso de estilos, que para muchas novelas, encerradas en sus estrictas reglas normativas, resultan lógicamente imposibles, claro. Sin ir más lejos, jejejé, en mi libro de ahora hay barrio y parque madrileño suburbial, por supuesto, pero pasearás también la Praga de Kafka, y los graderíos del Nou Camp en una Finalísima de infarto, es decir, una Final a corazón abierto, y un chalet de Miraflores en otro, y los confines estelares del Universo, y una mansión de la nobleza en la Francia de la Revolución jacobina, y la suntuosidad majestuosa y callada de las Montañas Rocosas, el ambiente peculiar y virtual del Internet, las distintas y emocionantes historias que allí transcurren, en fin, tantas cosas que tenía yo que darte y que contarte, amiga, amigo. 
VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables, que sin tu amor lector serán humo, polvo, sombra, nada. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado. Sílbame aquí y te informo sin compromiso. ) 

No hay comentarios: