Páginas vistas en total

miércoles, 3 de agosto de 2016

Sobre La chica del millón de dólares

   


   Pues nada, que volvieron la otra noche a pasarla por la tele… y una vez más ante la chica caí noqueado. A ver, por partes, que dijo el Otro: los brochazos demasiado esperpénticos con que la peli trata a la avariciosa familia de Maggie, a la tiesa figura del cura, incluso a la tramposa Osa a la que por el Mundial se enfrenta, desmerecen a mi juicio la peli y me impiden considerarla una obra redonda. También me cantea un poco el guiño cultureta de embutir a Yeats con fórceps en el sórdido mundillo del boxeo. Además, toda la deriva que inevitablemente al final se precipita sobre el peliagudo asunto de la eutanasia contribuye a ocultar las mejores cualidades artísticas que indudablemente la peli posee, y que la hacen magnética como pocas para mí.
     Lo esencial de La chica del millón de dólares, con lo que me quedo y lo que de ella me admira y rinde, es la bien trabada relación paterno-filial entre Maggie y Frankie, cuyo dosificado acercamiento en hechos, imágenes y diálogos muy logrados, a la perfección ensamblados, aboca a unos lazos hondísimos entre ellos dos que el espectador siente como propios. También el amargo y hermoso pespunte como al biés con el que el personaje de Morgan Freeman va introduciéndonos la tan dolorosa como preciosa historia. Cautiva sobremanera el personaje de la Chica, el retrato de la redonda ilusión que en ella brinca, se dibuja y encarna, la candorosa y férrea autodeterminación con que ella, que ya no es una niña –acierto de guión- se conjura para conseguir el sueño que le abrasa el corazón.  Cinematográficamente, esas secuencias encadenadas del proceso a través del que uno a otro se van acercando hasta fundirse, así como la física descripción del coraje indómito con que en soledad ella aborda su continua superación, la propia narración de los secretos mandamientos del boxeo, me resultan primorosas. 

      No se te olvida ya la imagen pluscuamperfecta de la ilusión: Maggie, sólo una humilde camarera, en absoluta soledad de vuelta a su covacha a las tantas de la noche en el último autobús vacío, exhausta después de un adiestramiento interminable y machacante en el gimnasio, con unas pocas horas a la vista para descansar y emprender un nuevo y duro día de bar y boxeo, y sin embargo radiante del todo su rostro, con la ilusión purificándole por completo y aureolándole de íntima alegría el semblante: tiene al mejor entrenador, se siente incansable, su sueño está intacto.  Una Ilusión que vale, sí, como un millón de… ilusiones. 


VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables, que sin tu amor lector serán humo, polvo, sombra, nada. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado. Sílbame aquí y te informo sin compromiso.
MI OTRO LIBRO ES:
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (10 E por correo ordinario): Armando, un hombre desolado, con la sensibilidad en carne viva, al que pone su mujer de patitas en la calle -pues ha encontrado ella otro más alto, más guapo, más fuerte que él- y que necesita ahora re-armarse, hallar su lugar en el mundo. Su malaventura, sus buenaventuras también, su divertida peripecia sentimental. ¿Hallará su lugar al sol?
154 pgs de… HUMOR, AMORÍOS, ILUSIONES Y AVENTURAS
LOS DOS LIBROS POR 22 EUROS EN CORREO CERTIFICADO, ENVÍO INCLUIDO.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sólo he visto esta película una vez. No volveré a verla porque termino ahogada en un mar de lágrimas. Está en mi lista de “ Ni se te ocurra ver esa peli otra vez" . Los detalles que mencionas al principio no puedo recordarlos, es posible que sea así. Recuerdo que me gustó mucho, igual que las otras ( El hombre elefante, El Cazador, Expreso de Medianoche y La Lista de Shindler)
Si tengo que ver de nuevo una película dirigida por Clint Eastwood elegiré Medianoche en el Jardín del bien y del mal. Si tienes ocasión de pillar un pase por la TV espero tu crítica.
Saludos

José Antonio del Pozo dijo...

La he visto. Me gustó la descripción de ese microcosmos y de esa turbiedad ambiente, aunque no acabe de empatizar con la historia ni con los personajes. Merece la pena ser vista, por supuesto

Trecce dijo...

Una gran película del maestro Eastowood... y muy triste.

José Antonio del Pozo dijo...

Gracias, Trecce; de acuerdo.