Páginas vistas en total

jueves, 25 de agosto de 2016

Delicadeza, ternura, pasión, fantasía

     


 Isabel Grandal es una tenaz y entusiasta bloguera (www.jubiladajubilosa.com) y escritora, cuyo blog, cuya obra, permite fácilmente adivinar en ella una buena persona, de esas por las que merece la pena adentrarse en esta jungla humana del Internete. Repleta de inquietudes humanísticas, ex –profesora en la que la pasión por la enseñanza y la cultura dejó honda huella, se admira siempre en ella su buen gusto y su incansable actividad divulgadora. Tengo la suerte, a pesar de no habernos visto jamás,  de contar con su aprecio y estima. De la misma manera que ya hizo con mis Historias de un bobo con ínfulas, también ahora, en mi segunda aventura literaria, Veinte relatos de amor y una poesía inesperada, ha querido ella darme su mano, solicitándome mi libro. Y más, como en la otra ocasión, ha tenido Isabel el maravilloso detalle de enhebrar una suculenta recesión de la misma, que a continuación expongo. Gracias, Isabel. Y gracias a cada uno de los amigos del blog y de las redes que prestan su impulso a mi escritura, pidiéndome el libro. Os necesito.
  Isabel Grandal Nores (CHELA) dijo...
Vamos allá con el comentario sobre el ESTUPENDO libro “VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA” de JOSÉ ANTONIO DEL POZO. Su lectura me suscitó tal cúmulo y riqueza de opiniones y emociones que no sé por dónde empezar ni cómo hacer un resumen que exprese con acierto todo lo que, satisfactoriamente, su lectura me ha sugerido y provocado.
   En primer lugar, valoro la VARIEDAD NARRATIVA que refleja el conjunto de textos. La mayoría destacan por su REALISMO, pudiendo ilustrar, como ejemplos, clases de sociología y/o psicología, por la descripción de ambientes, así como la complejidad, de sentimientos y emociones, tanto primarias como secundarias, que muestran los personajes en sus relaciones (“Teatro”, “El parque”, ”Propaganda innombrable”, ”Vendaval”, “Vecinos”...). Tiene también cabida en los relatos, la FANTASÍA, EXPLORANDO AMBIENTES DIVERSOS (“Libertad”, “Ausencia de gravedad”…). Hay igualmente espacio para la RECREACIÓN DE VIVENCIAS Y ENSOÑACIONES DEL PASADO (“Estrella”, “El día que se me apareció Nicole Kidman, “Medicina Infantil”…). La MODERNIDAD DE CONTENIDOS juega también su baza (“Una historia virtual”, “Ausencia de gravedad”, (“Quisimos tanto a Iker”…).
   No debo seguir porque en realidad pienso que no es correcto encasillarlos con esta simpleza descriptiva, ya que EN TODOS Y CADA UNO DE LOS RELATOS, TANTO EN LO REFERIDO A CONTENIDOS COMO A PERSONAJES, SE CONJUGAN MÚLTIPLES FACETAS: AMOR, DESAMOR, DELICADEZA, TERNURA, PASIÓN, BAJEZA, CORAJE, GENEROSIDAD, FANTASÍA, HUMOR, EROTISMO… Temas y personajes se enmarcan en un ESTILO LITERARIO SENCILLO Y COLOQUIAL, MODERNO, ACORDE CON LA VERACIDAD Y REALISMO QUE SE DESPRENDE EN LA MAYORÍA DE LOS RELATOS.
   En la segunda lectura que hice del libro, más detenida, encontré PINCELADAS DE UN LENGUAJE POÉTICO, que ya había percibido igualmente en la novela “LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS”, que tanto me gustó. A propósito de “ARMANDO”, mi querido personaje, de la novela, lo he “reencontrado”, con el mismo nombre, en algunos relatos, “asomando” discretamente, como queriendo pasar desapercibido a la vez que ser recordado, para hacer gala de su peculiar fatalismo, no exento de humor y encanto.
   Resumiendo, me gustó mucho el libro de relatos, y más en la segunda lectura. Por su VARIEDAD, REALISMO Y TAMBIÉN FANTASÍA, me parece muy recomendable para el que quiera pasar buenos ratos de lectura, pero sobre todo para aprendices de escritor interesados en disponer de un manual de ejemplos sobre diversidad en relatos, ya que el autor, JOSE ANTONIO DEL POZO, DESPLIEGA UN RICO ABANICO DE POSIBILIDADES EN CUANTO A TEMAS Y PERSOAJES. De cualquier manera, para un juicio más competo sobre la calidad literaria de este ESCRITOR “CON NOMBRE”, recomiendo igualmente la lectura de su primera novela, que es FANTÁSTICA y de la que sería deseable contemplar una adaptación en las pantallas cinematográficas. Felicidades

20 de agosto de 2016, 14:01