Páginas vistas en total

lunes, 10 de octubre de 2016

Sobre "El blues de la nocilla"

     


   Ay, con lo bien que hubiera quedado en la radio, Señores de la Emisora Maleducada de la que hablé el otro día (4-10-2016), leer en antena unas líneas de VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA, de El blues de la nocilla por ejemplo, esas en las que se escribe sobre un Congreso de Escritores, profes y alumnos, tomas y dacas, celos y amores , una habitación, un hombre y una mujer, con el trasfondo de esta inolvidable y hermosísima "Lucía" de Serrat, y un FRASCO DE NOCILLA que allí se destapa, y el frenesí sensual a que la misma les empuja, qué agitación, cuánto deseo, qué pasión... ahí lo dejo.
   “… y Serrat empezó a cantar en el cedé preparado, ponte en pompa sobre la cama, Lucía, hermosura, yo la notaba encandilada como un cachorro inquieto, su pelo rojo chisporroteando en cascada libre sobre nuestras propias sombras, y entonces saqué el bote de nocilla, y con la nocilla entre mis dedos temblorosos –leche, cacao, avellanas y azúcar-, desde el hueso precioso de la rabadilla y en semicírculo inacabable hasta el rubí de su ombligo, la embadurné a conciencia, unté esa piel ya soliviantada con la morosidad zen de un alfarero castellano, rocié aún esa sucesión de lunas mancilladas que era entonces Lucía delante de mí con unas gotitas de Amaretto, como si quisiera santificar ahora ese cuerpo, ese barro divino y algo kitsch del que estamos todos hechos, y saboreé ya entre mis dedos… “.


 VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado. Escríbeme aquí y te informo sin compromiso. 

No hay comentarios: