Páginas vistas en total

martes, 24 de abril de 2018

Historia de María José: sucedió en España ayer




  “Empecé a salir con Óscar en marzo de 2016. Sabía que iba a tener problemas en el pueblo. Allí todos nos conocemos. Pero seguí adelante con la relación, a pesar de que mucha gente me retirase el saludo. En la feria de la cerveza de septiembre de 2016 -un mes antes de los sucesos en el bar- estaba con mis amigos y una persona se me acercó para preguntarme si estaba saliendo con un madero. Me sentí tan intimidada que lo negué por miedo a que pudiera pasar algo… Desde aquel día, desde que casi nos linchan,  perdí mi vida, perdí mi hogar. Lo perdí todo. Mis padres siguen en el pueblo y voy a visitarles a veces porque no pueden quitármelos. Me han robado momentos y tiempo con ellos. Hoy todavía me da miedo volver al pueblo, estar allí sola, pasear a mi perra. Tardé más de siete meses en volver al bar que regentan mis padres, que para mí era mi hogar. Para ellos todo esto es un infierno. No paran de pegar carteles encima de casa, en la puerta del portal, pancarta día sí día no... Les han rajado las ruedas del coche y destrozado las máquinas de bolas del bar. Lo que más se me ha quedado clavada es una pancarta que colgaron al lado de mi casa con la frase: “El Pueblo no perdonará”. Todo mi grupo social se alejó de mí por miedo. Quien se solidariza conmigo es sólo en la intimidad, nunca de cara al público. Me aislaron completamente y me han hecho la vida imposible. Esto me originó un cuadro ansioso depresivo y un estrés postraumático crónico... Aparte de las lesiones físicas, necesité ayuda psicológica. Se destrozó mi vida por completo. Me veía sola, humillada y traicionada. Llegué al límite de no ver salida y pensé en quitarme de en medio. Era la única forma, pensaba, de que todo esto iba a parar, que todo lo que estaba sufriendo por fin acabaría... A día de hoy, sigo medicada, con antidepresivos y no puedo dormir. Llevo en tratamiento psicológico desde noviembre de 2016.”
   María José tiene 21 años y es estudiante. Tiene una perra, con la que a veces pasea. Víctima del odio y la coacción social, ha tenido que abandonar su pueblo, en el que vivía desde los tres años. ¿Su odioso delito? El de enamorarse de Óscar, de parecida edad a la suya, que es guardia civil. Dos jóvenes enamorados, es decir, dos jóvenes ilusionados, radiantes, que creen tocar el cielo con los besos y los dedos. ¿Se puede prohibir el amor? Se puede. ¿Quién puede eso? ¿El Pueblo? Esos amores están en su pueblo prohibidos. So pena de acogotamiento. So pena de hacerte la vida física y anímicamente imposible. So pena de tener que largarte.
   Con todos los respetos: valen las palabras de María José en el juicio, que arriba transcribo, tanto como “Patria” de Aramburu, a su vez ejemplo casi único en ese género, golondrina que no hace verano. Una historia, la de María José, que lo tiene todo, que condensa en su seno todos los Universales: amor, odio, juventud, valentía, miedo, coraje, fanatismo, libertad, opresión, coraje, maldición, soledad, ternura, brutalidad, rebeldía, humillación, pérdida, derrota. La espeluznante pancarta que junto a su casa le colgaron: “El Pueblo no perdonará”. ¿Te das bien cuenta de la Barbarie que esa pancarta significa? Cuántas películas, libros, canciones, poemas, documentales, videoclips, manifiestos, camisetas, eslóganes, lazos, murales, pósteres… no podrían con la historia de María José componerse? Descuida: la mayoría de los creadores culturales, y de quienes controlan ese Negocio, no lo harán ni lo encomendarán. Apenas interesaría a nadie. Unos, porque no aprecian la cultura; otros, porque esa historia les haría plantearse demasiadas cosas. Miran para otro lado. La historia de María José, sus lágrimas, como muchas otras, se perderán en el diluvio del olvido. Fíjate: bastaría con que Óscar tuviera cualquier otra profesión, y que la acción transcurriera en otro país, pongamos que en la América profunda de Trump, para que se volviera filón y hasta en la sopa la tuviéramos. Arrasaría en los Oscar, sí. 

SOY ESCRITOR ¿BUSCAS UN BUEN LIBRO? LO TENGO:

“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es   Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección (PUEDE SER TAMBIÉN  la del trabajo, o la de un establecimiento público que conozcas, una OFICINA DE CORREOS, por ejemplo) de España que desees; 15 E por correo certificado. ¿PREFIERES CONTRA-REEMBOLSO? Escríbeme aquí y te informo sin compromiso. 

No hay comentarios: