Páginas vistas en total

sábado, 21 de abril de 2018

Qué pena y qué reinserción a este, dime





   Es como aquella odiosa mamarrachada fílmica de Haneke, sus Funny games, sólo que hecha realidad. Vemos a la mujer, bolso en brazo, por completo confiada, acercándose al portal y buscando el buzón, acaso pulsar el botón desde el que le franqueen la puerta. Esa opresiva estrechez, el muro de ladrillo, las vigas en cruz, las rejas y barrotes, tiene de antemano todo una escenografía sórdida y sacrificial, la ideal para el esplendor de un psicópata. Que enseguida -ha debido estar, sin que su presa lo note, persiguiéndola, acechándola- irrumpe. Una mujer mayor, a la que se percibe endeble, del todo ajena a la Bestia que a su espalda la viene husmeando. El insoportable horror que enseguida con endiablado furor sobre ella desencadena. El tío da un par de pasitos para tomar más impulso y, con el puño cerrado, con brutalidad bárbara, propia sólo para defenderse de un rinoceronte, descarga un espeluznante derechazo contra el mentón de la mujer, que, desavisada, como muñecote de feria con violencia se bambolea, hasta golpearse la cabeza contra los barrotes del portal. A tientas, con manos aterradas trata la mujer, como puede, de asirse a la pared. ¿Qué me está pasando? La encima más aún el cabrón, y, mientras con la derecha la inmoviliza, de un izquierdazo contra el suelo la derriba ya. La golpea con saña, la golpea, la golpea. En la  tunda, se le suelta a la mujer un pañuelo blanco que al cuello debía llevar anudado. Ese pañuelo parece allí una paloma aterrada. Sin respiro, con la mujer a cuatro patas, humillada, hecha guiñapo a su merced, con alevoso rodillazo de nuevo percute la cabeza de la mujer contra el muro, buscando allí espachurrársela. Trata ella, por instinto, de con las manos protegerse la cabeza. En vano. Otro rodillazo más, con la otra pierna ahora. Se resbala contra la mujer el matón. Le arrebata el bolso. Le atiza otros dos puñetazos más en la cabeza. Cae disparado el pañuelo contra el piso. Una paloma desplomada, diríase.  Huye el psicópata a la carrera. Por simple inercia queda la mujer en el suelo, la espalda contra el muro. Desmadejada, aturdida, doliente. En espasmos, mueve un poco piernas y manos, se hace al fin un ovillo sobre su pañuelo, como un animal moribundo. Y this is the end de la peli, sólo que esta es de verdad.
   Y ahora no escurras el bulto, no te escaquees, y dime tú, maravilloso biempensante, qué pena y qué reinserción, qué justicia a tu juicio merece este tío, dímelo, por favor. Te pongo yo, malpensante que soy, la mía: indemnización de 90.000 euros para esa pobre mujer, confiscación de los ingresos presentes y futuros del agresor hasta asegurar ese monto, y doce años de cárcel, con la obligación incluida de realizar duros trabajos para la sociedad.     

 SOY ESCRITOR ¿BUSCAS UN BUEN LIBRO? LO TENGO:


“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es   Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección (PUEDE SER TAMBIÉN  la del trabajo, o la de un establecimiento público que conozcas, una OFICINA DE CORREOS, por ejemplo) de España que desees; 15 E por correo certificado. ¿PREFIERES CONTRA-REEMBOLSO? Escríbeme aquí y te informo sin compromiso. 




No hay comentarios: