Páginas vistas en total

martes, 3 de abril de 2018

Una historia de amor... virtual


   


   Pues sucedió que, durante una lectura de relatos en un café, una mujer, allí oyente,  y un hombre, que es uno de los que lee, se ven y se hablan  de refilón un momento tras el acto y se gustan. Vale. El caso es que, a través de terceros en común, consiguen sus correos electrónicos y empiezan a escribirse. A escribirse mucho, a contarse las cosas de cada día. Lo que ella le escribe has de imaginarlo tú, pues se da en elipsis. Se va abriendo paso así entre ellos el ilusionante globo de todo un fabuloso enamoramiento platónico. Esa fiebre inmaterial, ese andar por las nubes, esa preciosa exaltación de la sensibilidad. Así es que llega el día en el que quedan, para, en presencia real, en carne mortal, declararse su amor. La depurada y extrema idealización que cada uno del otro ha forjado, ese cúmulo de doradísimas imaginaciones y expectativas…  juega en su contra entonces. Les paraliza, les bloquea. No salta entre ellos la chispa, que ahora se diría. Cuando piensas y sientes muchísimo a una persona, el día que de verdad la tienes delante, no sé si indefectiblemente, algo se resquebraja. O no. A pesar del fiasco presencial, tras un tiempo de zozobra… vuelven a escribirse, retoman y rehacen el hilo de la compartida complicidad. ¡Vuelven a quedar de nuevo en el café de esa plaza madrileña donde por primera vez durante un momento se conocieron! ¿Qué ocurrirá esta vez? Ah, para eso, my friend, tendrás que terminar de leer “Una historia virtual”, uno de mis Veinte relatos de amor y una poesía inesperada, del que aquí te dejo una muestra, en la esperanza de que te anime a solicitarle su obra a este escritor sin Nombre. Va.
      “… Se me acumulan los deberes contigo, vivo ya casi sin vivir en mí (toma ya), pero no me importa si son los deberes que tú me impones, chica listísima. Excepto uno: no pienso contarte lo de los 2 minutos y las 3 palabras del Pandora. Me muero de la vergüenza. Yo creía que esas cosas sólo les pasaban a los adolescentes con la cara abarrotada de espinillas y de sonetos. No me gusta jugar con esas cosas. Gracias mil por pulsar con tus dedos en el teclado unas palabras escritas mías que a ti te gustan. Tu “requetemmmmuac para ti solito” que me escribes… es cosa tan grande, que, no puedo más, me voy a la cama ya mismito, a saborearlo, a descomponerlo, a calibrarlo, a deconstruirlo, como esos chuchos callejeros que se encuentran un hueso y se aprestan en una esquina, mirando antes a todos lados, no vaya a ser que algún traidor le robe el tesoro, a chuparlo y roerlo hasta hacerlo infinito… Tengo la noche entera para hacerlo, y para seguir luego durante el día soñando con él. Sabrás perdonarme la efusión, M. Se me ocurre dejarte, para ti solita, un verso de Claudio Rodríguez, “si tú la luz te la has llevado toda, como voy yo a esperar ya nada del alba”. Abrazos, M.”.   

SOY ESCRITOR ¿BUSCAS UN BUEN LIBRO? LO TENGO:

“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es   Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección (PUEDE SER TAMBIÉN  la del trabajo, o la de un establecimiento público que conozcas) de España que desees; 15 E por correo certificado. ¿PREFIERES CONTRA-REEMBOLSO? Escríbeme aquí y te informo sin compromiso. 

No hay comentarios: