Páginas vistas en total

martes, 10 de noviembre de 2015

Los besos, el cine, el porno, nosotros

   


   Si el mejor cine clásico “inventó” tras la Segunda Guerra Mundial los interminables besos en los labios, y así, cuando la Fortuna se alió con nosotros, derritiéndonos, licuándonos,  imitamos a esos grandes actores y nos sentimos entonces un poco como ellos, incurablemente románticos y apasionados, fundidos en besos con nuestra enamorada, no sé yo si no son hoy los numeritos hiperrealistas del porno, tan accesible, invasivo y omnipresente, los que a todos nos inculcan, implacables, sus maquinales y protogimnásticos modelos, tan desprovistos de ternura, tan paradójicamente desnudos de algo remotamente parecido a una verdadera caricia, esto es, si no serán ahora las del porno las fábulas dominantes que nos dictan qué, cómo y cuánto y por dónde debemos hacer si de verdad ansiamos sentirnos modernos y libres, si queremos hoy sentirnos vivos.     





   Noviembre ya, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Fotografía totalmente prescindible.

Nos habla de esto y aquello del porno y qué diferencia con un amor de caricias y zasca, nos endiña una foto de porno.
Es como si para hablar de lo enmi€rdao que está aquella cosa vd. pusiera una foto de la idem.

misael