Páginas vistas en total

lunes, 30 de noviembre de 2015

Importancia de la superioridad militar





   Llega Hollande a la Corte del Rey Obama, a pedirle ayuda militar tras la masacre de París. Obama se la da y no se la da, en pleno silboteo del Only you aislacionista en que más bien anda él retraído. Le deja en cambio muy divinas palabras, especialidad esa de la casa:
     -Comunismo, fascismo, guerras mundiales… siempre hemos prevalecido. Ganaremos.
     Se queda Hollande a medias, claro. ¿Por qué esa categórica seguridad? ¿De dónde se obtiene esa pretendida ley inexorable? Ni las palabras ni la razón ganan por sí solas las guerras. Caemos ahora, claro, en lo absolutamente decisiva que es la Historia la superioridad militar, en lo imprescindible, aun a riesgo de resultar impopular y, ay, de perder elecciones, que resultan los gastos en defensa e investigación militar, si es que queremos que los valores propios de las sociedades abiertas -su impulso moral básico- perduren en el tiempo.
   ¿Tiene alguien alguna duda de lo  que con nosotros los infieles los yihadistas harían si alguna vez consiguieran ellos ingenios militares superiores a los occidentales? Imagine, sí, a lo John Lennon pero al revés para que me entiendas. La bárbara e implacable brutalidad de los rebanapescuezos no deja lugar a dudas, me temo. ¿Ganaremos? Depende, Mr Obama. Depende de Ustedes.





   Noviembre vuela, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

     

domingo, 29 de noviembre de 2015

Cuidado va a estallar la Tercera Guerra Mundial

     


   Eso cantaba Sabina visionario en su legendario tema de 1984, no sé si alarmado porque los alemanes democráticos empezaban a echar abajo, después de décadas de ser asesinados delante de él, el infame Muro de Berlín, que muchos de aquí dijeron entonces a mi plin.
     A poco más de cien años de la Primera gran Guerra estamos. Y, hoy como ayer Sarajevo, he ahí Siria, a dos pasos nuestros, el atiborrado campo minado en el que lentamente va cebándose la espoleta de los más poderosos intereses cruzados que a todos afectan, de inquinas históricas, de progresiva acumulación de fuerzas y de provocaciones, de bandos enfrentados, de Líderes Guerreros, de europas ineficaces y norteamericanos aislacionistas, de fuerzas históricas en expansión y en retroceso otras, que pueden desencadenar la Tercera, misterio de los números, un siglo  después.
     El derribo de un caza ruso por los turcos, que parecen jugar a dos bandos, supone una escalada importante que bordea ya el precipicio de la conflagración, que tendrá consecuencias –así lo ha anunciado Putin- y que no se ve claro quién podrá detener o encauzar. Y elegir además entre Putin y Erdogan es elegir entre la peste o el tifus. Me inclino a pensar que la réplica putiniana –enfangado también en la represión de sus ucranias varias-, y en general las confrontaciones que de todas partes vienen no adoptarán la forma de guerra convencional, sino que, clonando la dinámica propia de las fuerzas emergentes, se encubrirán bajo la forma de atentados terroristas, reivindicados o no. Siempre utilizaron los Estados los servicios secretos y sus acciones encubiertas, pero ahora, bajo la guerra asimétrica que los feroces terrorismos rampantes propugnan, pasarán a ser los mayoritarios y habituales.

   Los terribles atentados terroristas indistintos y en totum revolutum pasarán a ser más aún, me temo, orden y desorden del día, quizás como forma encubierta de la Tercera Guerra Mundial que cantaban Sabina y compañía del NO A LA GUERRA, a quienes la de Hollande mucho les conmueve y agita, pero la de Putin o la de la Yihad ni el tupé les inmuta, pues siguen ellos con el mismo champú rayado de que la culpa de todo la tienen Aznar y Bush. Bueno, claro, y Franco.






  
   Noviembre vuela, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 28 de noviembre de 2015

Condom Challenge, la última Mugre, viral. of course

     


   Tiene su lógica que observemos ahora a los Politicorros, de la mano de los superforrados Grandes Comunicadores de Bobadas Suavemente Progres,  haciendo más gansadas que nunca en campaña, con un denominador en común todas: esa infantilización regresiva –en los aledaños siempre del caca-pedo-puta-pis- que proyectan y proponen casi todas las Celebrities-, es decir, los referentes sociales, como modelo de comportamiento para idiotizar del todo a lo que alguna vez fue ciudadanía. 
    
   Multiplican las gansadas –no por capricho, sino asesorados por sus gurús- porque las mismas, hay que repetirlo, encajan a la perfección con el espíritu de los tiempos, que es hoy el Reinado de la Mugre y su homo gañanis prototípico, nacidos al calor de la fusión entre el anonimato y la instantaneidad que las redes sociales procuran con la hegemonía simbólica de la Telebasura en las principales pantallas de representación social. Resulta desolador y descorazonador como nunca: un artículo serio y trabado de argumentos no interesa a nadie. De un libro ya ni hablamos.  

     
   Penúltima prueba que los media, diríase que íntimamente regocijados, recogen y aumentan: cogen un preservativo, lo inflan con agua, lo suspenden sobre el melón de otro y desde allí lo dejan caer, ensopando al individuo en cuestión ahora encapsulado. Grabar y difundir por supuesto. Ja, ja, ja, ja. Causa furor en las redes por supuesto. En horas se hace viral y tal y tal . Nunca se hará viral una rima de Bécquer, descuida, que poner su nombre incluso al lado de esto da ya grima. Sin embargo, esto del condón, al lado de los politicorros ahora de ocasión, ya lo ves, de putamadre rima. Las generaciones mejor formadas de la Historia, ya.





      Y estoy convencido también de que, si te gusta escribir, aunque sea sin mayores pretensiones, mis HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS te servirán de inspiración y te aportarán ideas, modelos, motivos, recursos  y maneras concretas para que también tú –o a quien pudieras regalarle mi obra- te atrevas a emprender la aventura de escribir un libro.
10 E por correo ordinario. Personalmente dedicadas. Solicítamelas en  josemp1961@yahoo.es

viernes, 27 de noviembre de 2015

Los mismos, con su mismo mecanismo

   


   No falla, date cuén de estas clamorosas concordancias: los mismos –muchos de ellos fenomenalmente acomodados en esta esclavizadora sociedad- que aborrecen la idea de la democracia liberal (la que mayores cotas de libertad, de prosperidad, de justicia social y de expectativa de vida ha logrado entre todas las sociedades conocidas) y llaman a combatirla, son los mismos que abominan de la idea de España (cuyo legado histórico y cultural es digno como el de pocas naciones de mantener unido), y su despedazamiento no les parece mal, que son también los mismos que detestan Occidente y exigen empatía y diálogo con la Yihad, y le ponen sus graciosos paños calientes a sus rebanapescuezos. Tres en raya: los mismos, con su rancio mecanismo. 






   Noviembre vuela, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)






jueves, 26 de noviembre de 2015

Carmen Lomana, los Monedero y el muá

   


   Cuando me enteré que la impar Carmen Lomana, adinerada empresaria, hija de banquero e insigne Celebritie, después de su mediático affaire con el procomunista Monedero, -¡le invitó en Noche de Reyes en su fabuloso piso a, con espumoso cava regado, comer su Roscón! ejem, muy simbólico ello todo!- iría como número tres al Senado por VOX, de inmediato sentí de nuevo la poderosa llamada del turbulento río Twitter. Allá que me lancé:
   -Carmen Lomana, después de hacerle el Roscón al Camarada Monedero, ahora nº 3 por Vox. ¿Qué no está el mundo loco, loco, loco?
     No sé, me pareció muy jevi el asunto, esos bandazos frivolones de un día para otro, más propios de una actualidad delicuescente, y de un mundo en descomposición de sentido, que del noble arte de la política. Máxime si se trataba de Vox, partido bien sensible a la causa de las víctimas de ETA, y de Monedero, que entre otras lindezas hiperchavistas había dado curso a la especie de que la policía española inundó de droga el País Vasco y de que, vista la represión, oyes, se podía llegar a comprender el Terror etarra.
     Bueno, pues unas horas después, tuvo la elegante gentileza Carmen Lomana de responder mi tuit:
     -qué pasa? Ser amiga de personas de diferentes partidos es signo de locura?
     No, Lomana, no es eso. Es lo que arriba te expongo. Es que parece que vale ya aquí todo. Es que el pringoso mundo de las Celebrities contamina también la Política, desplazando, seguro, el trabajo de muchos anónimos y valiosos militantes. Es que entonces, Lomana, mientras Vox lógicamente censuraba y alertaba del peligro –primeros en intención de voto- que los Mondero´s boys representaban, decías tú de él (ayer acusaba a Albert Rivera de drogota) que es… muy inteligente, entrañable, culto, cálido y agradable, tremendamente tolerante y abierto, tiene su puntazo, tiene rollito, los dos somos personas de mente abierta, contribuyendo entonces a hacer más grande esa ola podemita, esa amenaza. No digamos ya, cuando el escándalo de sus asesorías chavistas: “estáis muy envidiosos de que Monedero tenga cash, un político que sabe ganar dinero y tiene no estará ansioso por el mangoneo”.  Es que luego “cubriste” para Tele 5 la famosa manifestación de Podemos en la Puerta del Sol, en la que reconociste sentirte, ay, “emocionada”.  Así es que, visto esto todo, también yo ahora en el Tw te respondí:
     -ah, que los mil elogios al “justificador” de la ETA eran sólo amistad.
   Y bueno, no tuve respuesta de Lomana ya. Vino luego el sorprendente anuncio del estelar fichaje también por Vox, a su vera pues, como en un vodevil… ¡del padre de Monedero!, por cuya conocida historia personal, de esfuerzo recto, de trabajo infatigable desde la nada, siente uno simpatía y admiración,
 así es que respiré y de nuevo por y para el Tw a Lomana tuiteé:
     -El mundo recobra un poco de cordura: Carmen Lomana sustituye en la devoción a Monedero hijo por… Monedero padre.  
    Que es lo que debe ser, que es lo que la lógica elemental manda, ¿no, Carmen? (Que por cierto, llevan los Monedero un peliculón o un novelón consigo -imagínate el cúmulo de ambivalentes y encontrados sentimientos y situaciones que entrambos ha de haber- que algún valiente debería atreverse a hacer, ¿que no?). Cómo ha de ser el nombre de la cosa, que la misma Lomana ha contado más tarde en prensa que el propio Monedero la llamó el otro día para, tan sutil as usual, decirle: "entre mi padre y tú me vais a matar a disgustos".  Ja, ja… já, marajá.  







   Noviembre vuela, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

      

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Grandes Actores, grandes políticos: el problema

   


   El aliciente de ser actor, supongo, además de dar cauce sobre el cuerpo propio al impulso de expresividad que lleva uno dentro, debe hallarse también en la fabulosa experiencia vital que ha de ser eso, el vivir de forma intensa y a veces sublime muchas y muy diferentes vidas, es decir, paladear uno mismo la multiciplidad potencial del ser, más allá del escueto rol que la existencia casi le impone y le restringe al ciudadano normal. Poder así ser durante una temporada un santo, luego un truhán, más tarde un idealista puro, mañana un rockero maldito, un aventurero indómito, en fin. Viven desde dentro, en toda su riqueza cualitativa, en toda su exaltación, muchas más vidas que tú y que yo, jugadores de unas solas y casi siempre mediocres cartas. No digamos ya aquellos socialmente considerados como GRANDES ACTORES, envenenados además con la letal droga del aplauso y la veneración pública.
     El inconveniente y el problema bien jodido para ellos ha de ser, supongo, la vida cotidiana, la suya propia. Con tantas dotes interpretativas sobre sí, con tantos recursos gestuales a su alcance, con tan descomunales resortes de fingimiento y de "actuación", ¿cómo van sus íntimos a creerse nada de ellos?, ¿cómo convencerse de la limpia sinceridad de sus declaraciones de amor o de rabia, de confianza o de amistad?, ¿cómo saber cuándo actúan y cuando no?, cómo no pensar que sin ellos mismos quererlo les devoran su natural tendencia al histrionismo, es decir, a la impostura.

    Así también los Políticos, claro, que siempre han sido un mucho actores, pues es lo específico suyo, más que las realizaciones y logros concretos, que se pierden entre la melé de ruido y furia en que la Política consiste, el saber “venderlas”, esto es, interpretarlas y comunicarlas con convicción y expresividad. Y si hasta ahora los Políticos “actuaban” sólo como políticos, limitados a un concreto personaje, son ahora cada vez más actores totales, y así les vemos cantar, bailar, saltar, abrazar, dar pésames, contar chistes, tirarse en paracaídas, meterse en un bólido de carreras, acudir a programas de la telebasura, besarle la calva a un bailarín… en fin, sobreactuando siempre, tratando desesperadamente de resultarnos creíbles, próximos, cercanos y tal y tal. Obsérvalo, por cierto: nunca les verás enfrascados en un libro/libro. Esa imagen, síntoma de la regresión cultural que vivimos y del homo gañanis prototípico de las Sociedades de la Telebasura, no vende; al contrario, establece una barrera de presunción de superioridad sobre el ciudadano normal: perjudica.




   ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, sensualidad, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

martes, 24 de noviembre de 2015

Inés Arrimadas, Vargas Llosa y yo

     



   La joven heroína del constitucionalismo español en el Oasis secesionista de Mas -¡libertad! ¡libertad! ¡libertad!, clamaba aupada por los suyos en la noche electoral, como con gracia brincando sobre las aguas- tiene unos inmensos ojos oscuros. A veces recuerda Inés a Ana Torrent en Ana y los lobos, esos licántropos separatistas que a menudo parecen Junqueras, Artur y los tronkos de las CUP. Vista entre esos tipos, a menudo parece también ella, en apariencia tan delicada e inerme,  la lírica niña ante el Frankestein sedicioso en la escena del lago, que sería en el Oasis putrefacta charca.
     
   Es Inés guapísima no, lo siguiente: se culmina en ella la misma hermosura, ya está dicho. Y de frágil, la apariencia sólo, que cuando quiso Mas a golpe de cuadrada mandíbula liquidarla, echándole  en cara la carita de su inexperiencia, se revolvió Inés certera en el parlamento, recordándole que tiene ella más experiencia laboral que él a su edad. A Mas tembláronle ahí las mandíbulas de cartón.
      Tras los resultados, se ha hecho Inés celebérrima en toda España y parte del extranjero. Le llueven las entrevistas, claro. En una del ABC, de esas del género desenvuelto, le inquirían acerca de con quién se iría ella de tapas. Tenía sin duda interés humano la pregunta… y la respuesta, claro, habida cuenta la belleza extrema de doña Inés, y que asimismo cuenta la leyenda que en el parlamento veíanla todos tan tan guapa que nadie se atrevía a tirarle los trastos, por creerla también comprometida, temeraria osadía a la que se lanzó un conocido nacionalista del Junts pel sí … ganándose los favores de doña Inés, con quien mantiene amorosa relación según dice la leyenda. Pues, contestó Inés al ABC que… con Vargas Llosa, le conocí hace poco y es interesante para tener una conversación.
    ¡Con Vargas Llosa de tapas, oh, my God, al leerlo pensé, con lo liado que en sentimientos debe andar el Nobel don Mario pensé, y le lanzas encima ahora tu bomba-bombón, cuando él lo lea, qué nervios, qué ansiedad a lo Nat King Cole no le poseerá, mirá, no le marqués a don Mario metas, que para él, imaginador sumo, no las hay inalcanzables, no bien conoce aún él sus límites, y tras la tía Julia y el carrete de la Preysler es muy capaz el escribidor de arrebatadoramente enredarte, Inés, ya ves que lo es.
     Así es que como en el río Twitter chapoteamos a veces todos, los de arriba y los de abajo, allá que me lancé yo, a hacerme el interesante con doña Inés, a un poco tratar de deslumbrarla con mi discreto ingenio, a, cual pobre antes del sorteo, soñar con lo imposible, que un algo ella me dijera. Y esto a Inés Arrimadas le arrimé, quiero decir, le tuiteé:
   -Ojito, doña Inés, que don Mario anda ahora viagradísimo.

    Y bueno, que es esta la hora en que aún estoy esperando siquiera una pedrea. ¿No le valdría el muá, doña Inés, para irnos y tomarnos unas tapas? Sería esa la Fiesta del chivo no, la de este trovatore, la de este chivito.




    ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, sensualidad, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Por qué me pido de mayor ser un Imán






   Con lo que cuesta convencer hoy a alguien de algo, no digamos si es a través de internet, con lo dificilísimo que, pese a que doy, doy y doy -¡me doy!- me resulta convencer a una sola persona -a pesar de que me precio de haber hallado en las redes, para mi más maravillosa y absoluta sorpresa, un ramillete de personas amigas en las que se adivina un fondo humano muy precioso- de que mi libro (10 euros, sentimental, irónico, aventurero) merece la pena ... ¡y la terrible y endemoniada facilidad con que los susodichos IMANES POR LA YIHAD consiguen a través de las redes sociales que miles de personas, aquí y allá,  les entreguen absolutamente su juventud, sus creencias, su voluntad, todo lo que podrían llegar a ser...su vida entera para sólo matar y matarse. Como un imán, sí, como si por sí solo obrara el nombre de la cosa. No salgo de mi asombro. No alcanzo a comprender el cogollo del meollo del repollo de ese absoluto misterio tras el que se esconde un enigma que apenas desvela el más hermético arcano. Sólo sé que no se nada, ea.





   Noviembre vuela, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

domingo, 22 de noviembre de 2015

En el Día de la Música, el atronador silencio de la Progresía sobre Bataclan

   


   Sobre todo el mundillo ideológico de la Izquierda consiste en un no parar con su tema. Llueva, truene o luzca el sol, jamás su soberbia máquina propagandística detiene su pertinaz raca-raca raca-raca en ubicuo espolvoreo de sus queridos tópicos. De paso se autoconceden así una inmejorable autoconciencia: están convencidos, a fuerza de a sí mismos repetírselo, de ser personas idealistas, justas y benéficas en grado sumo cada uno de ellos. Cuando algo no les interesa, silban hacia otro lado, callan como muertos los más, ese silencio atronador de hoy. Como detentan el monopolio de la industria cultural (artículos, pelis, canciones, spots) resulta decisivo ese poder, pues de esta manera unas Causas impregnan las conciencias de los ciudadanos apolíticos o que siguen la política de refilón, y otras no.  
     Vale, tenemos delante de los ojos los brutales asesinatos yihadistas en Bataclan. Los asesinos, patapán, a metralletazos se cobraron allí decenas de muertos. ¡Por el amor de Mick Jagger, se celebraba allí un concierto de rock, tocaban los Eagles of Death Metal, asistían al mismo gentes de toda condición con un afán común: el gusto por la música, la celebración de la misma, esa gozosa praxis de cultura y alegría en plenitud vividas… que a muerte odian los yihadistas, esos sí que sí siniestros seres!
     Bueno, pues salvo Madonna que al menos derramó una lagrimita por ellos, no habráse visto entre las mundiales Celebrities de la Progresía en Hollywood o en Europa, tan dadas al monopolio exhibicionista de la buena conciencia, ni un mísero selfie en solidaridad, rechazo y denuncia de ese crimen de lesa cultura y de sus carniceros autores. No digamos ya aquí, donde los Señoritos y Señoritas de la Ceja y los Goya, tan adictos ellos a las heroicas poses y exabruptos, a denigrar como ¡genocidio cultural! …una subida de impuestos en el cotarro que ellos mangonean, ni están ni se les espera en la censura de estos crímenes que a su mundillo, colegas y seguidores, tan directísimamente afecta.

   ¿Cuántos temas contra los yihadistas crearán, no sé, el gran Serrat, el gran Sabina, el gran Víctor Manuel, el gran Bardem, el gran Almodóvar y Cía, tan grandes ellos todos? ¿No hiela la sangre el descarado sectarismo insolidario de estos artistas, que continuamente se las dan de ser corazones tendidos al sol, idealistas sin fronteras, puros altavoces de quienes no tienen voz, conciencia viva de los humillados y ofendidos del Planeta, abajofirmantes de cualquier gansada, el que ni siquiera tengan agallas para suscribir un melifluo Manifiesto de condena contra el cruel asesinato de músicos y entusiastas aficionados al rock and roll?  







   Noviembre vuela, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 21 de noviembre de 2015

¿Sabes? No me importaría constiparme

 

  sáb., 24/10/2015

 -Buenos días, Armando: ¿como estás? 
                             13:01
-Buenosdías, Milagros. Yo, con algo de tos todavía, pero bien. Q tengasunbuendía                                                                  13:06

-Que te mejores de la tos. Un buen día. Besos Mila         13:13

-Tú estás bien? Pensé q lo había escrito, perdona             13:31

-Sí, gracias, Armando, estoy bien. De momento no estoy constipada. Pero, sabes, no me importa constiparme. Ya que los momentos que pase contigo fueron muy bonitos. Besos Mila                                             13:43

-Sí. Bss (y ¡S.O.S!, pensó Armando, pero eso no se lo iba a esemesear, claro)
                                                                              






   Esto tuvo a bien escribirme sobre LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS, Eugenio García de Paredes, profesor de Literatura



   Es una pena que autores que merecen la pena, escriben bien, y tienen cosas que decir no entren en el circuito de las editoriales, en un país en el que hasta el concejal de festejos del pueblo más recóndito de la meseta consigue que le publiquen y distribuyan un libro. No sé si me explico. Pero las cosas están así, y sospecho que manuscritos de calidad que muchos querríamos leer están durmiendo en los cajones o los discos duros de sus anónimos autores.
            
   Por eso me llamó la atención la propuesta de José Antonio del Pozo, y decidí comprarle un ejemplar y leerlo con fruición. La verdad es que he disfrutado mucho. Una redacción clara, sin ínfulas, pese al título, que desgrana historias en las que muchos nos veremos identificados. A mí me gustaron especialmente varias historias. La primera, titulada “Triste de mí” en la que el protagonista, presa de un ataque de celos y despecho, ingiere litros de agua del grifo en Egipto con el consiguiente resultado intestinal. Fueron mis primeras carcajadas, y me dieron a entender que el libro que tenía entre las manos merecía la pena. O la aventura en Mari Gloria peluquería Unisex, que, como reza el autor “Ya empezamos mal”. O la locura adolescente de la Chica Rubia de Celeste Diadema, que como siempre prefiere al deportista malote antes que al insignificante empollón. Historias de sexo escondido, con la tía política insatisfecha, con la china que pide dinero en el metro mientras interpreta música, con la gordita que resulta ser deficiente y te cuesta una soberana paliza, o con la vecina de dulce olor, con la camarera... La graciosísima historia de Justus, que se embarca en una cruzada evangelizadora por puro deseo. Al final se queda con la chica y aparcan ambos la fe. En fin, historias con las que sentirse identificado, en un Madrid de todos, con paisajes variables pero no cambiantes, y que se van graduando con maestría: cada vez un poco menos hilarantes, cada vez un poco más oscuras, cada vez más reflexivas. Pero sin perder el sentido del humor, del pobre triunfador del karaoke que se ve perseguido por dos polacos calle abajo hasta terminar desplumado, literalmente, y con el culo al aire en una mañana gélida.
          
   Es un libro que hay que leer. Si tienes cuarenta, si los has tenido, y si pretendes tenerlos. Vas a disfrutar mucho con las historias porque debajo del surrealismo subyacen realidades con las que te vas a sentir muy identificado. Altamente recomendable, no debes dejar de leer “Las Historias de un bobo con ínfulas, que no son más que las vivencias ocurridas o no de un tío muy inteligente. Ponte en contacto con él en su correo, josemp1961@yahoo.es. O en su cuenta de twitter, @joseantoniodelp. Esperemos que haya más entregas, y que las veamos en las librerías.