Páginas vistas en total

miércoles, 24 de mayo de 2017

Hacer manitas en el cine

     

  
   Y sí, me encantó mucho, pero que mucho mucho, la escena en que Ryan Gosling y Emma Stone hacen manitas en el cine (aquí la puedes ver, minuto 3, cine dentro del cine) por lo bonita que es, envuelta en esa dulcísima y esencial canción, porque como dije de La La Land es una obra hecha a contracorriente, más aún esta escena, pues ahora en las pelis actor y actriz se miran y al plano siguiente están ya dándose al quicio del fornicio, que apenas creador alguno se detiene ya en estas preliminares dulzuras, y es que chica-y-chico están inaugurando su idilio y es bien maravilloso cuando, como emanada de la pantalla –participando así de eso que el cine tiene  de dorada ensoñación-, emerge al fin la chica ante él, que, con los ojos ganados por la ilusión, se levanta y le sonríe, y les vemos ya juntos viendo la peli, y cómo le acerca luego él la mano y ella se da cuenta, y cómo muy despacio van ambas manos acercándose, participando los dos de ese mínimo y a la vez atronador deseo, que es también ternura, poco a poco rozándose y acariciándose con el reverso de los dedos, contactándose, anudándose las manos, y sí, notamos casi en la propia carne, como nuestra, esa emoción y esa turbación, y es precioso ese mínimo mohín con el que Emma, tragando saliva, expresa su íntimo estremecimiento, palma contra palma al cabo y los dedos entrelazados, entrelazadas ya sus enteras personas a través de las manos. Pueden ya besarse, claro, y con qué suavidad, se miran, se admiran, se reconocen, y lo hacen.  Y además, que los lectores de mis libros saben muy bien por qué me encantó a mí sobremanera esta pequeña escena.  


ACCEDE A TODOS LOS CONTENIDOS DE ESTE BLOG SIEMPRE QUE QUIERAS Y SOLICÍTAME, please, UN EJEMPLAR DE MI LIBRO A CAMBIO (12 E , envío incluido). VALÓRALO. EN ELLO CONFÍO. SOY ESCRITOR.

“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es   Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado. Escríbeme aquí y te informo sin compromiso. 

2 comentarios:

E dijo...

 Con tu permiso escritor.

Para dar fe de que los lectores de tus libros sabemos muy bien por qué, aquí va una muestra de ello:

Desde la cara interior de las muñecas, donde la piel tiene levedad de nieve y pide caricia para tornarse amapola, donde se cosieron finos hilos en horizontal como sutiles pespuntes que enlazan con maestría el antebrazo a la mano, primero el canto externo, como un acolchado de pliegues acogedores, para ascender después por la cara exterior de las manos e ir encendiendo poco a poco, pendiente arriba, las mínimas hogueras de tantas terminaciones nerviosas,...

Y quien desee continuar esta bellísima descripción, este intenso despliegue de sensibilidad, tendrá que pedirte tus dos libros para descubrirlo.

Buena tarde.

E

José Antonio del Pozo dijo...

Gracias, E, tan atenta siempre. Muchas gracias, muy buena tarde.