Páginas vistas en total

lunes, 30 de septiembre de 2013

El Rey sigue ya la actualidad, ¿de verdad?

     


   Desde luego las portadas (algunas) las carga el Diablo, que a pesar de ser real Príncipe de las Tinieblas gasta a veces trazas de muy sardónico republicano. Dime tú si no, lector. Informaba el titular del diario de la oportuna visita del Presidente del gobierno a nuestro monarca, de la cadera operada muy convaleciente él. Daba cuenta a la prensa el Presidente de cómo le había encontrado:
    
   “El Rey está animado y sigue los temas de actualidad”.
  
   Vaya, don Juan Carlos entonado, estupendo, y enganchado ya y todo a la red informativa de la candente actualidad, fenomenal, decíase uno. Añadía el presidente que el Rey mucho le había preguntado al respecto. ¿Al respecto … de la actualidad, has dicho? Y es que justo debajo de la susodicha noticia, con simétrico espacio y cuerpo tipográficos, con su sola presencia salpicando, de sorna, de guasa, de chunga, de todo eso junto la anterior buena nueva, el titular palpitante de otra:
    
   “La Infanta desvió dinero alquilándose a sí misma el palacete de Pedralbes. Casi 31.000 euros”.

     
   Seguía luego ya esta noticia desarrollando en el interior los penosos antecedentes del caso que a Infanta infecta. El efecto conjunto de las solas dos noticias yuxtapuestas, sin que el periodista añadiera de su cosecha ni un solo calificativo, resultaba, claro hilarante y demoledor. Como si de nuevo aquel maldito elefante, con el afilado marfil de sus colmillos retorcidos y todo, de nuevo le persiguiese. Triste de sí, sí.  Ya digo, como si a veces las portadas las cargara el mismísimo Lucifer




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

domingo, 29 de septiembre de 2013

Un profe bloguero me escribe




  Un “profe” (Eugenio Alfonso García de Paredes) escribe un blog (ideasculturassensaciones.blogspot.com.es) que es todo él un muy delicado Templo de la sabiduría y el humanismo. La música, la pintura, la filosofía, la literatura encuentran allí brillante acomodo, enjundioso comentario y magistral análisis, los que le permiten sus amplios conocimientos y su temperamento sensible. Cayó mi pobre libro (LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS) en sus manos. Temblé. Se ocupó de él, con generosidad, siendo yo nadie, le dedicó su sabio tiempo. Me caló. Y esto, lector, del mío libro el profesor tan bien escribió:
  




   Cumplir 40 años produce una inflexión en la vida. La juventud queda totalmente atrás, pero tampoco eres, o tienes sensación de ser, “mayor”, ni “maduro”. Es la edad más rara. La década anterior es la de formación, en la que diseñas y haces tu vida, consigues tus primeros logros personales y profesionales. Te das forma definitiva tras la locura de la veintena. A partir de los 50, te asientas, sabes quién eres, la vida ha dado sus frutos… La mayor parte de los cincuentañeros que conozco tienen esa placidez de conocer la vida. En los 40 son las renuncias y las equivocaciones. Si no funciona tu pareja o el desgaste acaba con ella, es a los 40 (aunque yo sea una rara avis, que fundé mi familia justo a esa edad). El ímpetu profesional disminuye  y viene los problemas y las renuncias. La soledad pesa más. Te das cuenta, si vas a una discoteca o cualquier lugar de reunión social, que para mucha gente dejas de existir: no es que no te miren, es que no te ven. Te vuelves transparente. Aún no tienes el atractivo de los maduritos, y has perdido la frescura de la juventud. Tus hijos dejan de ser niños y empiezan a ser insoportables adolescentes, o más allá. Cambia tu relación con ellos. En fin, es un periodo de transición en el que cuesta mucho saber qué pasa, quién eres, o a dónde vas. Te lo planteas todo, te da la sensación de que aún tienes tiempo de cambiar. Te angustias o te mata la ansiedad. Y si no has sido un gran deportista ni te has dedicado a la vida sana, el cuerpo empieza a pasarte factura: el dolorcillo en el cuello al levantarte, los comienzos de algunas enfermedades de “viejo” (artrosis, vista cansada…). Prueba a ir al médico, empezarás a escuchar la expresión “normal a su edad”, que te dejará ganas de reventarle la cabeza al galeno. Da un poco de rabia sentirte pleno mentalmente y que el cuerpo no responda a esa plenitud. El cansancio por cualquier esfuerzo que antes hacías sin importarte. Finalmente, te aggiornas. Es una edad de pérdida de rumbo. Quizás esté exagerando un poco, pero más o menos es así: los cuarenta queman mucho.
          
   ¿Por qué esta introducción tan negra? Porque es, desde mi punto de vista, una de las claves del libro que quiero reseñarte: Las Historias de un bobo con ínfulas”, de José Antonio del Pozo, sobresaliente escritor y amigo virtual –no nos hemos visto nunca– que presenta con este libro de relatos una hilarante colección de vivencias de su alter ego, Armando, que bucea en las procelosas aguas de la cuarentena después de la ruptura de su matrimonio. Historias divertidas, historias tristes, historias surrealistas que desgranan las vivencias de un personaje que podemos ser muchos de los que vivimos nuestra adolescencia y primera juventud en los ochenta y encaramos ya la madurez en una sociedad tan cambiada como perdida.
         
   Harto de intentarlo por las vías habituales, José Antonio del Pozo se lió la manta a la cabeza y ha decidido autoeditar su propio libro, a través de la Editorial Círculo Rojo. Él mismo lo distribuye y vende, más abajo te dejaré el contacto por si te animas, que espero que lo hagas. Es una pena que autores que merecen la pena, escriben bien, y tienen cosas que decir no entren en el circuito de las editoriales, en un país en el que hasta el concejal de festejos del pueblo más recóndito de la meseta consigue que le publiquen y distribuyan un libro. No sé si me explico. Pero las cosas están así, y sospecho que manuscritos de calidad que muchos querríamos leer están durmiendo en los cajones o los discos duros de sus anónimos autores.
            
   Por eso me llamó la atención la propuesta de José Antonio del Pozo, y decidí comprarle un ejemplar y leerlo con fruición. La verdad es que he disfrutado mucho. Una redacción clara, sin ínfulas, pese al título, que desgrana historias en las que muchos nos veremos identificados. A mí me gustaron especialmente varias historias. La primera, titulada “Triste de mí” en la que el protagonista, presa de un ataque de celos y despecho, ingiere litros de agua del grifo en Egipto con el consiguiente resultado intestinal. Fueron mis primeras carcajadas, y me dieron a entender que el libro que tenía entre las manos merecía la pena. O la aventura en Mari Gloria peluquería Unisex, que, como reza el autor “Ya empezamos mal”. O la locura adolescente de la Chica Rubia de Celeste Diadema, que como siempre prefiere al deportista malote antes que al insignificante empollón. Historias de sexo escondido, con la tía política insatisfecha, con la china que pide dinero en el metro mientras interpreta música, con la gordita que resulta ser deficiente y te cuesta una soberana paliza, o con la vecina de dulce olor, con la camarera... La graciosísima historia de Justus, que se embarca en una cruzada evangelizadora por puro deseo. Al final se queda con la chica y aparcan ambos la fe. En fin, historias con las que sentirse identificado, en un Madrid de todos, con paisajes variables pero no cambiantes, y que se van graduando con maestría: cada vez un poco menos hilarantes, cada vez un poco más oscuras, cada vez más reflexivas. Pero sin perder el sentido del humor, del pobre triunfador del karaoke que se ve perseguido por dos polacos calle abajo hasta terminar desplumado, literalmente, y con el culo al aire en una mañana gélida.
          
   Es un libro que hay que leer. Si tienes cuarenta, si los has tenido, y si pretendes tenerlos. Vas a disfrutar mucho con las historias porque debajo del surrealismo subyacen realidades con las que te vas a sentir muy identificado. Altamente recomendable, no debes dejar de leer “Las Historias de un bobo con ínfulas, que no son más que las vivencias ocurridas o no de un tío muy inteligente. Ponte en contacto con él en su correo, josemp1961@yahoo.es. O en su cuenta de twitter, @joseantoniodelp. También te recomiendo encarecidamente su blog http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/ en el que trata de diversidad de temas, como reza su subtítulo: “Política, literatura, cine, sociedad”. Esperemos que haya más entregas, y que las veamos en las librerías.


sábado, 28 de septiembre de 2013

¿Importa el tamaño en el Antro?

     


   Del Antro en el ángulo oscuro, por su dueño lentamente paladeado, acunado entre cubos de hielo, el gin tonic disolvía en una paz infinita aquel aparente jolgorio. Entonces, un hombre bajito, con mechones ya secos y despeinados a ambos lados de la cabeza, con gesto de fracasati, como si me conociera de toda la vida, tomó mi brazo derecho y al oído con grande abatimiento me y se dijo:
   
   “Desengáñate,  yo es que a las mujeres más altas que yo ya nunca las entro. Sé de sobra que nada tengo que hacer con ellas. Es misión imposible. Y encima caminan ahora todas sobre plataformas tan fabulosas que a ojos de todas parezco canijo. Y eso que alcanzo hasta el uno setenta. Qué puta rabia, tío. ¿Por qué tendrá que ser así?”.

    
   No me lo esperaba. Quizás por eso, aunque quise yo de veras confraternizar con él y ofrecerle y compartir a su lado el fruto seco de mi profunda solidaridad y mi más leal compasión, sólo conseguí devolverle un tópico: No te preocupes, tío… más se pierden ellas”. No le sirvió para nada, claro, y cabizbajo y friolento, como un autómata melancólico y bajo de pilas, se alejó de allí camino de la salida del Antro. Le apliqué un tiento mínimo al gin-tonic. Qué rico. Seguía allí el jolgorio, enorme.  



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

viernes, 27 de septiembre de 2013

El Arte de la Casta Lista



   La ristra interminable de las millonarias corrupciones de los capitostes de la UGT, las ex –ministras zetapeicas opíparamente colocadas en las mejores métropolis del mundo, los egregios miembros de la Ceja y de la sacrosanta SGAE hasta las trancas forretis, los muy progresistas anunciantes de las bondades del Banco de Sabadell et cetera et cetera … véase  el fino Arte con que sabe hacer la Casta Lista compatibles el darse a la buena vidorra (barra libre de todo cual marajás de Kampurtala) con el más indignado y furibundo Apocalipsis anticapitalista. Hasta las gominolas se las cargan a las Visas ORO.  Qué listos que son, sí. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 26 de septiembre de 2013

El Papa Francisco, la Derecha y el opio del Pueblo

     

   Dijimos ya acá que el Papa Francisco más bien habla como un cantautor progre e Indignado, saturado su discurso de un lenguaje sociológico –no teológico- repleto de los trillados lugares comunes del izquierdismo radical de toda la vida, del que el Pontífice, superlegitimándolo, se hubiera apropiado.

  
 Así en Cerdeña ahora: “el actual sistema económico nos lleva a la tragedia”, “los ídolos del dinero nos están robando la dignidad”, por destacar sólo dos perlas de mil alhajas similares.  Bueno, bueno, el Apocalipsis reloaded. Mas, si cerramos los ojos, ¿diríamos que habla un Papa o hablan Eduardo Galeano, Mario Benedetti, Hessel, Cháveztutti quanti de sobra nos sabemos, por llevar pregonando la misma monserga no menos de ciento cincuenta años? El mismo gran sabio Punset con su Viaje al optimismo en mano si le diera la gana podría rebatir a Papa Francisco.
     
   Cuando en el cónclave cardenalicio (lugar de los Horrores y del nefando Poder Sumo en el imaginario izquierdista) lo eligieron Papa, en ese principio, el agit-prop del progresismo mundial mucho le torció el morro: por tierra, mar y aire promulgaron el silencio más o menos cómplice de Bergoglio con la dictadura argentina, a la misma extrema derecha ya lo asociaron, y una suerte de tragedia ahora integrista parecía desatarse inmediatamente sobre la Tierra.
      
   La irrupción ya de Evo Morales y Lady Kirchner en la homilía brasileira, los gestos demagógicos del propio Papa Francisco, sus discursos esencialmente anti-liberales, volcaron esa apreciación. El otro día la histórica dirigente del PSOE  Amparo Rubiales se felicitaba mucho en el Tuiter de este Papa. Le tuiteé yo: Título de la peli: El Papa que gustaba a los ateos. Acaso pensó ella que era yo de su cuerda, no pilló la presunta ironía, y me lo retuiteó entre sus seguidores, qué guay.
     
   Prueba palmaria de ese uso del lenguaje sociológico de un cantautor progre fue la insólita confesión del Papa Francisco por la que aseveró urbi et orbe: “nunca he sido de derechas”. Cuándo habráse visto nada menos que a un Papa, y los ha habido de muy diversa sensibilidad, guía espiritual de una religión universal, descender a tan vulgares como partidistas simplificaciones de la realidad, sin siquiera matizarlas, entendibles en el grueso debate político, pero nunca en boca del sucesor de San Pedro que pastorea, un suponer, a todos.

     
  En fin, que todos aquellos simpatizantes de la célebre máxima marxista –junto a y de la que en buena parte brotan la médula y el meollo del pensar izquierdista- “la religión es el opio del pueblo”, están que lo flipan con el Papa Francisco. Que digo yo que debe andar ya Sabina componiéndole en su loor uno de sus temazos.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)



miércoles, 25 de septiembre de 2013

Punset, que se enrrolla con Alicia ahora






   No para el Maestro. Le habíamos dejado, remember, entrevistando fascinado al falso shaolin, antes con su Viaje al Optimismo, y más antes como Guía espiritual de los Indignados. Nuevo libro ahora del gran Punset en el mercado: El sueño de Alicia. Promete. Veamos si no el dossier que como resumen de la obra la editorial facilita: “Alicia pregunta. Luis responde. Ella es la alumna que aprende y él es el mentor que instruye. Muchos años les separan pero el amor y la admiración les unen. Luis el Gran Sabio (sic) contesta todas sus consultas. La soledad, las ansias de conocimiento y una inevitable atracción termina por juntarles”. Ajajá, así da gusto, sí. 
  
   “Eres una magnífica alumna, Alicia. Me sorprenden gratamente, como siempre, tu lógica y tu capacidad de síntesis, dice el Gran Sabio”. No, ya, claro. “La relación atormentada que Alicia tuvo con un mariachi  les servirá de excusa para hablar de las emociones y los sentimientos tóxicos, de los impulsos que no se pueden dominar… el contraste con el equilibrio y la armonía que ahora le aporta Luis es causa de nuevas reflexiones”. Entre el mariachi (¡¡¡) –no sé por qué, lector, se me vino a las mientes al punto el santanderino Revilla- y Luis el Gran Sabio es que no hay color. 
  
   “El encuentro con Maggie, una culta y sensible taxista londinense, hace que Alicia delibere con ella sobre cuestiones humanas que le obsesionan, la soledad, la tristeza o el amor… Aunque el sueño vital va llegando a su fin … todavía queda tiempo, quizás un suspiro, para recopilar y hacer públicos a través de las redes los doce preceptos del Gran Sabio que permiten encarar el futuro con fuerza y esperanza".
   
   Qué maravilla, Alicia y el Gran Sabio, sí. Y se las apaña y todo el maestro Punset , entre tanto amoroso conocimiento, para meter también su cuchara oportunista a la Política que vivimos: “Al psicópata le trae sin cuidado el impacto de su conducta sobre los demás… y esa conducta en el fondo  es la misma que tienen muchos políticos que aceptan, consienten o promueven el brutal recorte del estado del bienestar que estamos viviendo, a sabiendas de que ellos han prevaricado, traficado con influencias o directamente robado, y con pleno conocimiento de que su soberbia y desfachatez arruina vidas y destroza hogares. Sin remordimientos. Psicopatía en estado puro”.
     
  Vuelve el Punset Indignado y apocalíptico, diríamos. Sólo que hace poco más de un año en su Viaje al optimismo apostaba porque “nos sobran las razones para pensar en un mundo mejor, no existe una crisis económica planetaria, la esperanza de vida aumenta 2,5 años cada década”. No sólo eso, en julio de 2012 escribía en su blog que “a pesar de los alaridos de muchos, a las políticas de ajuste seguirán pronto las de crecimiento. La duración de la crisis dependerá precisamente de la medida en que la sociedad acepte que la expansión no es posible recuperarla sin saneamiento paralelo. El segundo factor que determinará la duración de la crisis será, como siempre, nuestra predisposición a aceptar el cambio”.  ¿En qué quedamos?
  
   En fin, que Punset maneja y encandila a la tal Alicia igual que a aquellas  otras tres espléndidas donnas del anuncio de Bimbo de marras.

http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/2011/09/punset-en-olite-tambien.html





LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es

“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 24 de septiembre de 2013

Que Jordi Évole se pone serio, cuidado



   Dicen además que su artículo (“Uno de la mayoría silenciosa” el Periódico.com 16-9-2013) es que se propaga por las redes sociales, tal es la devastadora potencia de su impacto,  a la misma vertiginosa velocidad de la luz, qué luz, y qué luces. Esa gran estrella del más renombrado periodismo patrio, como sin duda lo demuestran sus privilegiados ingresos,  Jordi Évole, se ha pedido pista para sentar, a lo Zola, imborrable hito en la Historia del Periodismo más serio. Evaluemos, a nuestro juicio, claro, esa sarta de ramplonerías de primero de Insti entonces.
   
   “Soy un afortunado”, a secas proclama para empezar. Y relevante es, sin duda, el inicio, pues ya descubrimos desde el principio el ego y la suerte como las claves “evolianas”, si bien esto de tener “suerte” es divina muletilla personal que el Mester de Progresía con fruición airea siempre para ocultar su privilegio. Que él no fue a la Cadena independentista, dice, pero que le pide a la Vicepresidenta que no le metan dentro de la “mayoría silenciosa”. Que eso de la mayoría silenciosa es muy poco original, sigue.
    
   Que él mantiene “buenos vínculos con el resto de España que hacen que mi primera opción no sea la independencia”. Vamos, que tiene también Jordi un plan B, descubrimos. “He tenido la suerte (y dale) de conocer también una España dialogante, plural y tolerante”. El sonajero, Jordi, el sonajero.  Vienen luego las aparentes equidistancias evolianas : “algunos medios de comunicación catalanes” versus “algunos medios españoles empeñados en magnificar sus grotescas portadas de la supuesta persecución del castellano en Cataluña” , y más abajo, “descolgaría el banderón de la plaza Colón… igual que me incomoda vivir en un lugar en el que la estelada se ha convertido en adorno habitual de balcones”. Sólo que las multas por rotular en castellano ahí están, y que el banderón, don Évole, es por ahora legal, y la estelada, no.
   
   Que habrá medios públicos en Cataluña proindependentistas, vale, “pero pocas cosas son tan eficaces para el independentismo como un buen editorial del ABC o una declaración de su ministro Wert”, requetetrilladas ideas-fuerza de parecida originalidad a la de la mayoría silenciosa que una vez más espolvorea Évole todo serio. Y vuelta a la Cadena, a la misma que Jordi en primera opción no asistió: “la puesta en escena cívica, reivindicativa y festiva es indiscutiblemente atractiva. Por no hablar del rotundo éxito de la convocatoria”. Diríase que casi arde en deseos él de retrospectivamente apuntarse, ¿no?, para estar una vez más al plato y a las tajadas. Qué decir de esa inflación de “tivas”, don Évole, ¿no le sangran los oídos?
     
   Ya va, ya va Évole cuadrando el toro, pero  más con vulgares mantazos de repetición que con sutiles pases: “(Cataluña) Será libre de España para poder equivocarse o acertar por su cuenta, como es lícito. Pero libre con mayúsculas no me lo acabo de creer… Si alguien me da motivos para cambiar de opinión esos son ustedes, -el gobierno de Rajoy- que con su actitud se han convertido en la máquina más bestia de hacer independentistas… A veces tengo la sensación de que son ustedes los primeros interesados en que Catalunya se independice”. He ahí el poderoso razonar evoliano: ese penosa trampita circular por la que se acusa al oponente de las dos posturas extremas a la vez.

      
   Y el volapié inflamado de Évole: “Si realmente quieren escuchar a la mayoría silenciosa déjenla votar. Y si la Constitución es un obstáculo, refórmenla… y háganlo más pronto que tarde. Porque yo también tengo prisa. Tengo prisa para que mis gobernantes se preocupen de algo más que no sea la independencia. Para que los gobiernos que hemos elegido se ocupen, por ejemplo, de la gente que lo está pasando mal. Aunque puede que a los que gobiernan aquí o allí eso no les interese”. Así, con ese hinchado patetismo de colegial elemental, con esos lugares comunes del más paupérrimo y ruborizante zetapeísmo  para discursito de fin de curso, con ese rigurosísimo marco conceptual y terminológico, con esa finísima hermenéutica abrocha don Jordi Évole el artículo que está incendiando las redes. Cosas veredes.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 23 de septiembre de 2013

La operación del Rey tras el caso Cifuentes

  

   Y bueno, no descartemos que la Nueva Izquierda máximopraderista y llamazariana, vista la honda sensibilidad humana que consigo rezuma y transporta, aliada a la filantropía bárbara de los más fanáticos miembros de alguna Marea,  como a las claras pudo verse en el reciente caso Cifuentes, decidan arrastrar en manifa a una turba, más o menos turbada, según convenga, a las puertas del Hospital, público o privado qué más da si tó pal pueblo es, para exigir a grito pelao y con cartelones que AQUÍ NO SE OPERA AL BORBÓN, QUE ES UN PEDAZO DE… BRIBÓN, y lindezas así. Tendría que intervenir doña Leticia en ese caso, claro.





(Y mañana, lector, “Que Jordi Évole se pone serio, cuidado” sobre el artículo suyo que “arrasa” en las redes. No te lo pierdas, plis)



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es

“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

domingo, 22 de septiembre de 2013

Bienvenido, Señor Otoño

     

   Estaba escribiendo y sonaron, muy tímidos, unos golpecitos en la puerta. Me hice el longuis, no fuera a tratarse sólo de un gracioso, y seguí a lo mío. Pero al rato, toc, toc, de nuevo aquellos ruiditos en la puerta, casi más como saludo que como llamada. Pensé, vaya hombre, ahora que estaba a punto de dar con la fórmula de la Justicia Universal y de la definitiva reconciliación del hombre con el hombre, me cortan el rollo, no hay manera. Me levanté hacia la puerta pensando más. No, no creo que ese llamar sea el de Corcuera, que venga in person a felicitarme por mi artículo, y de paso a encargarme ya su ejemplar del mío libro. ¿Quizás Chaves, a quejárseme de mi Lord? Va a ser que tampoco.
   
   ¿Y si fueran, pues en efecto más parecían toques infantiles aquellos sones en la entrada que otra cosa, Los chicos del Coro de Artur Mas quienes, en adelantada navideña estampa y a cambio de unas rupias,  venían a cantarme la venenosa letra que había yo, sobre Perales, inventado para ellos? No, no  creo. ¿Y si milagrosamente el mismo don Froilán, contrito por los versos que a propósito de su tema ayer mismo le dediqué, comparecía tras la puerta presto a abrazárseme, en emocionado agradecimiento por haberle hecho yo ver a él, todo un infante de España, en su vida la Luz?
    
  Abrí al fin la puerta y… nada. Allí no había nadie. Estiré el gañote, lo giré hacia uno y otro lado  y… también la nada. Rien du rien. Ya me precipitaba a soltar un portazo maldiciendo en arameo no, en cananeo –jodido prurito de originalidad que siempre a los poetastros nos acucia-, cuando una inesperada brisa de viento septembrino me pixeló el rostro. Hizo que me detuviera, que entornara los ojos. Hum, ese viento portaba un olor a lejana leña quemada. Abrí entonces los ojos a lo que frente a mí se ofrecía: allí los ocres,  los amarillos gastados y retostados como oros añejos de una muy longeva alcurnia, allí los rojos extenuados, amoratados, acardenalados, los verdes agostados de las uvas verdes, el marco amarillento como de libro viejísimo que parecía encuadrar en orla cuanto yo veía… los colores del Otoño, la estación favorita mía, que sobre el parque municipal ya imperaban. Hum, inhalé ahora con vicio todos esos tonos y, doblando un pelín la cerviz y algo cursilongo, ante aquel aparente vacío declamé: “Adelante, Señor Otoño, avanti tutti, siempre usted tan guapo”.



y más en


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 21 de septiembre de 2013

Canción para Froilán, Froilán (Poessía 55)




Si le pones, lector, a la misma vez que escuchas la canción de El chico de la armónica, estas mediocres -pues quizás así convienen a esta música, que me manda- extensiones que le he puesto, si cantamos juntos, es posible que algo del enigma que consigo porta don Froilán se nos revele. Va:


Era rubio, ojos castaños
de mirada muy traviesa el perillán

Era joven, era un niño
ya sabía yo que me iba a encandilar

En la Boda le conocimos
y con cuatro diabluras me ganó

Va, va, Froilán, va, va, Froilán

Froilán, Froilán,
llegó el momento ya de madurar
Froilán, Froilán,
temblé ayer al escuchar tus suspensos
Froilán, Froilán
conmigo irá siempre tu desconsuelo

Va, va, Froilán, va, va, Froilán
Va, va, Froilán, va, va, Froilán

Una tarde, abandonado,
tras darse en el pie un tiro aulló

Va, va, Froilán, va, va, Froilán

Froilán, Froilán
llegó el momento ya de rectificar
Froilán, Froilán
olvida la tristeza y el malhumor
Froilán, Froilán
pronto tus padres te necesitarán

Va, va, Froilán, va, va, Froilán

Va, va, Froilán, va, va, Froilán

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

viernes, 20 de septiembre de 2013

Corcuera como Sinatra, a su manera



   Estaba el Señor del PSC sentadito en su tejado, con Lord Chaves en público platicando, marramamiau, miau, miau, sobre las raspas de la España federal, y tal y tal. Pere Navarro es capitán de los socialistas catalanes y vive ahora el hombre, arrastrado por el lío de la carta de Mas, en un sí es no es que nunca se decide. Intercambiaba dimes con Lord Chaves, Comandante del Partido y otrora miembro, junto a Bono e Ibarra,  del club de los Tres Tenores que tanto airaba a los nacionalistas catalanes, y que ha mudado ahora en federalista, como fino experto en mudanzas que tiene acreditado ser él. Por consiguiente, transcurría plácido el amable coloquio de la federalidad, ad, ad, ad, ad.
     
   En estas se levantó el sargento Corcuera y pidió vela en el entierro de la sardina constitucional. Tiene encima el sargento Corcuera más reenganches y trienios en la milicia del socialismo que entre todos los madinas zetapeicos juntos, total ná. Con sus fieras trazas a lo Brutus, Corcuera lióla parda. Parpadearon en la sala las luces, como si los plomos hubiéranse un instante fundido. El alegre té con pastas de la federalidad de golpe tornóse tensa merienda de la socialistidad, que es el palabro que acabo de inventarme –oh,maldito escritor- para designar la medida de la elasticidad socialista. La voz incontenible y bronca del sargento Corcuera, cual patadón en Oasis,  en catarata de preguntas atronó. A Navarro es que al punto le empalideció la color, y Lord Chaves, de los nervios atacado, comenzó allí a hacer más jeribeques desaprobatorios con manos, ojos y piernas que un trotón jerezano encabritado. Como que iba eso a arredrar al furriel Corcuera:
    
   “¿Qué es eso del derecho a decidir? ¿Decidir qué? ¿Qué es eso del Estado Federal? Es sólo una palabra inventada para salir del atolladero que nosotros no hemos creado… Sería muy conveniente que el PSOE tuviera clarísima, nítida, transparente la idea de qué es el Estado español… y de que en el Estado español no hay ni subterfugios ni bromas. Hasta ahora a los que atentaban contra la Constitución desde la derecha les llamábamos fascistas… y a los que la atacan desde la izquierda, ¿hay que considerarles demócratas? Y al tío que se quiere cargar la Constitución porque dice que hará una consulta lo diga o no la Constitución, ¿cómo lo llamamos?, ¿demócrata de toda la vida? ¿Esto es una broma?


   Vamos, que el sargento Corcuera con los independentistas no quisiera ser casado, que Lord Chaves verá lo que hace con las raspas de la España Federal, Corcuera dixit, marramamamiau miau miau.



 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 19 de septiembre de 2013

Que canten los niños de Artur Mas, eso (Poessía 54)



   En éstas tras las bambalinas de la Tv3 apareció Artur Mas,  y con maneras y compases peralianos, para sin duda maravillar al mundo,  púsose a dirigir el cotarro de Los niños cantores del Oasis. Dentro video y, plis, suplantemos, es decir, adivinemos. Sincronizemos letra y compás, y cantemos, lector, verás cómo entonces se entiende todo:

Que canten los niños, que templen la voz,
que al universo han de asombrar 
que pulan acentos como dijo Homs
en ellos está lo tribal.
Que canten los niños bien la consigná
los castigados mejor no
Que canten el freedom por cataluñá
español en recreo qué horror…

“Yo canto para que dure este Oasis”
“Yo canto para que sonría Durán
“Yo canto porque siga y siga el Palau”
“y yo para que no se enfade Tardá
“Yo canto por los cursos de Unió
“Yo canto para que mande Carod
“Yo canto por mi Arcadia feliz”
“Yo canto por el abuelito Pujol”

Que canten los niños, que rían mucho
que de España siempre hablen mal  
que con esteladas anuncien Triunfo
que la España se rendirá.
Que canten los niños de la Generalidad
los que disfrutan la inmersión
que canten por los que expulsaron ya
que de esos no se acuerda ni Dios…

“Yo canto por la gente de aquí”
“y yo para que siempre haya un Pujol
“Yo canto por el Pacto del Tinell
“y yo por Junqueras y Puigcercós
“Yo canto por los Paisós Cataláns
“y yo por el arte de Lluis Llach
“Yo no canto nada de los Estopá
“Yo lo que diga el abad de Montserrat


Que canten los niños en loor de Artur Mas
España nos roba es verdad
que se una a este coro Pilar Raholá
que a todos ha de amamantar.
Que cante Peret su borriquitó
que dé Montilla su balbucear
Ramoncín y Dyango al alimón
y  Serrat una larga cambiá

Que canten los niños en loor de Artur Mas…


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)


miércoles, 18 de septiembre de 2013

Éxtasis y tormento de Artur Mas

   


    ...Y Artur Mas en su feudo convirtió en día señalado la universal Indignación en tribal Autoadoración!  No es pequeño prodigio el de Artur Mas, en medio del peliagudo laberinto a que está arrastrando a Cataluña y al resto de España –mientras sus homólogos vascos, gallegos y canarios, diríase que acordadamente, guardan silencio- el haber conseguido desviar y transformar todo el lógico y áspero descontento ciudadano subsiguiente a la terrible crisis económica y a su propia, tan despilfarradora como calamitosa,  gestión,  en un naif surtido de eufórico pensamiento bucólico en el que los niños le cantan y las feas nubes a una orden suya se levantan.  
    
   Nadie, a la vista de las idílicas imágenes que la Diada nos regaló, podrá sostener que exista en Cataluña desafección o crítica hacia la Casta que allí a placer mangonea el Poder. Al contrario, una ciudadanía radiante y obedientísima –el Pueblo, que dicen los más a la poesía política dados- se aprestó a secundar encantada las consignas del Poder subvencionador contra el enemigo exterior. Como una figura bíblica, se paseó Mas sobre las aguas, dueño y señor de ellas: hizo Mas de las cuantísimas broncas mareas que podrían cuestionarle, una límpida balsa arcoiris que más y más ensalzábale. Freedom for Catalonia, yes. Éxtasis en el Oasis, pues, de Mas.

     
  Solo que tras el éxtasis, de nuevo acontece inexorable el íntimo tormento de Mas. Pues las encuestas insisten: sin los desbarres de Carod, sin mancharse, casi sin gastarse,  es Oriol Jonqueras quien recogerá los mejores frutos del laberinto identitario levantado por Mas, como estrictamente corresponde a la mencionada lógica tribal. Incluso fisionómicamente –hegelianas astucias de la sinrazón- se ve en la sucesión de los rostros emergentes la regresión experimentada.  Para hacer esta muralla, tráiganle a Mas todas las manos, sí, que ya ERC la heredará. Más de Mas.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 17 de septiembre de 2013

¿Escritor de culto, yo?



   El otro día una buena amiga cibernética, Sonja, que escribe un blog literario (Las reminiscencias) que es una delicia, acaso por ser poseedora ella de una sabiduría tan fina como irónica, a propósito de mis penosas cuitas librescas, me arreó quizás el soplomocos definitivo:
    
   “A la gente no le gustan los lloricas. Si vendes poco no digas que eres un fracasado sino un escritor de culto”.

   ¡Es verdad! Cómo de repente se vuelca todo el panorama personal y profesional ante ti si logras, antes que a nadie a ti mismo primero, convencerte de arriba abajo cuando te pones ante el espejo de ser un escritor de culto. No sé si las nuevas generaciones lectoras conocerán la expresión: son esos escritores de minorías que, precisamente por la acendrada calidad de lo que escriben, por la altura del listón de los saberes que exige su degustación, están condenados a ser por las masas rechazados, pero en vilo seguidos por un reducido número de muy competentes admiradores.
    
   
Qué vitola de íntima respetabilidad, qué aureola de verdadera valía, qué secreto prestigio de golpe debe investirte si consigues verte así. Pero además, el profundo realce de tu íntima valorización, de la consecución al fin de una digna auto-imagen, esa especie de capa mágica, a la vez se extiende también a las poquitas nobles almas que te siguen, que pasan de ser los dudosos y grisáceos partidarios de un “llorica” a un compacto grupo se sensibles conocedores y degustadores de un arte en verdad valioso. ¡Cuánto debe reforzar con hondos lazos de afecto entre sí a todos los que componen ese invisible grupúsculo, en lo sucesivo ya una comunidad! Es seguro que así, tras ese primer eslabón, muchos “escritores de culto” han llegado luego a ser escritores de éxito.
    
   En serio, Sonja, sin la más mínima reticencia te lo digo, ojalá consiguiera verme y pensarme, que me vieran y me pensaran como un escritor de culto. Gracias por la idea, gracias también por en su día pedirme el libro y más gracias por haberme encima dedicado en tu fantástico blog la inteligente reseña que me dedicaste:  


Antes de ayer cuando recibí el aviso de Correos pensé "debe ser de Hacienda o algo malo" porque había encargado un libro pero ni en sueños lo esperaba tan rápido, así es que allí me encaminé y 26 números más tarde y otros diez minutos de desesperado deambular por parte de la estresadísima funcionaria me entregaron a la criatura:

                                                 

Descripción: http://1.bp.blogspot.com/-GcOWbCXUeHc/ULsPPMIZrgI/AAAAAAAABAs/VVN7bYHxVJc/s320/cache_2429594001.jpg


"Las historias de un bobo con ínfulas"
 de José Antonio del Pozo es un libro autoeditado que merece una promoción bloguera.

Siempre me sorprendió que alguien con ese mandoble se limitase a escribir entradas en su blog, así se lo expresé en una ocasión, por eso el nacimiento de este libro me alegra especialmente. 

Al cabo de tres horas lo había terminado, en parte porque practico la lectura rápida desde mis años mozos en que me trincaba los libros de pie en el Pryca mientras mis padres hacían la compra semanal, pero sobretodo y ante todo porque es una lectura divertida y chispeante donde se narran no tanto las aventuras como las desventuras del joven Armando en clave un tanto surrealista.


El lenguaje es rico, vivo y abundante en metáforas (como no cabía esperar otra cosa a los habituales del blog del autor) todo lo cual, curiosamente, no le resta ni un ápice de agilidad a la lectura, esa me parece una grandísima habilidad. También aviso a las distinguidas damas que me leen de que contiene algunos pasajes ruborizantes, si es que tan extraña capacidad pervive aún hoy en día.

En un momento dado me dió por pensar que si Bridget Jones hubiera sido hombre y hubiera leído a Dostoyevski y  a Proust seguramente se habría llamado Armando, no se si el autor me perdonará semejante comparación pero esos son los riesgos de que te lea cualquiera, pero sobretodo de que te comente cualquiera.

En conclusión, una lectura de calidad, irónica y amena.


Pero dejémonos de cháchara, 
aquí mismo podéis leer un fragmento del libro
.