Páginas vistas en total

domingo, 31 de agosto de 2014

El Crepúsculo en el que vivimos peligrosamente



   El monarca sin reino, un poco ya hastiado de tanto errar, se retrepó hasta el asteroide C-373. Quería contemplar, una vez más, el hermosísimo crepúsculo y luego… ¿quizás saltar desde allí y perderse al fondo de la nada interestelar?
    
   Pero primero el crepúsculo, que en estos coletazos del estío, se deslizaba con clamorosa majestuosidad. ¡Qué bellos incendios lentamente extinguiéndose fraguaban los rescoldos del sol en las postrimerías del día contra los cielos inabarcables! ¡Qué hermoso y revuelto conato entre la luz y la oscuridad, qué contienda entre los colores que las anuncian! Así es que el monarca sin reino, como no sabía tocar la armónica, rompió él solo a hablar:
    
   -Silencio, que empieza a declamar lo suyo el crepúsculo, tan precioso como tú… Si las luces poco a poco van cediendo, al menos no titubees nunca tú, por favor, amor mío… Cómo no sentirse, incluso uno, un poco poetastro ante la inmensidad sinfónica con que va apagándose el día… Eh, te has dejado rastros de carmín justo sobre el tejado de mi casa, muchas gracias… En mi barrio hay perros azules ladrándole a la conflagración del atardecer, para que dure un poco más, para que no les aplaste tan pronto la oscuridad.
     
   Y entonces detrás de él, para su completa sorpresa, resonó una voz cantarina:
     - Vaya, señor monarca, estás hoy… estupendo
     - Oh, sí, fue el maldito crepúsculo, que se apoderó de mí, niña
     - Ya sabe usted lo peligroso que son los crepúsculos
     - El crepúsculo que vivimos peligrosamente, ya
     - Sería fantástico título para una novela
      - Que yo no pienso escribir. Estoy harto… Hazlo tú, Sofía. ¿Te gustan los crepúsculos?
       - Muchísimo… ¿Sabe? El otro día me preguntaba cómo es que te acuerdas de mi nombre. Sólo una vez, y hace mucho, te lo dije.
       - Y con esa vez bastó, Sofía. Para algo ha de valer el ser un monarca… aunque sea sin reino. Aparte de los atardeceres, ¿qué más te gusta?
      - La montaña. Visitar lugares abandonados. Pasar tiempo con mis amigos…
    - ahahá
     - El vino blanco. Pasear entre viñedos. Tomarme un gin tonic. El helado de chocolate.
     - Vaya, cuántas cosas. Fascinantes todas. Eres un turbión de vida rubia.
      - Soy impulsiva, señor Rey. Si algo me gusta, voy. Y si algo no me gusta, paso, aunque sea lo más para el resto del mundo.
       - Resultas avasalladora, para un neurótico reflexivo como yo.
       -Eso se cura pasando una noche en un pueblucho abandonado y bebiéndote una copita de vino. Y lo que te llegas a reír entonces, señor Rey… No sé bien por qué le digo todo esto.
        -Es el crepúsculo, joven, esa fragua descomunal enfriándose que tenemos delante, la grandiosidad operística que contiene, que nos mueve a todos a cantar un poco… ¿Vendrás mañana a verlo de nuevo? Podríamos luego jugar un rato a las Magic Cards
         - A lo mejor, señor Rey. Que descanses.
   En el asteroide C-373, cuando la joven se esfumó, perduraban aún, tenaces, algunos malvas jirones de claridad.  



(Termina el agosto, lector. ¿Te gustó la melodía que, músico ambulante de la Ciberesfera, desenvolví para ti en este mes? ¿Me crees entonces por ello merecedor de que me pidas tú mi libro? Gracias de corazón al puñado de valientes que así lo habéis hecho, por, sin conocerme en persona, valorar e impulsar mi trabajo y mi escritura, tan importante para mí.)


sábado, 30 de agosto de 2014

75 años del Infame Pacto Nazi-Comunista

    


    Se cumplían el sábado pasado los 75 años del criminal Pacto Nazi-Comunista, el que sellaron Ribbentrop y Molotov, ministros de Exteriores alemán y soviético, que puso la base para la terrible Segunda Guerra Mundial. Esa atávica pulsión de amor/odio que entre los totalitarismos asesinos se profesan, sobre la argamasa de un simétrico odio compartido a las democracias liberales.
     
    Supuso (Mauricio Rojas, Libertad Digital 23-8-14) la división de la Europa Oriental en dos zonas de influencia, sacrificada a los intereses soviéticos y alemanes: invasión y reparto de Polonia, expansión soviética en Finlandia y en los países bálticos y parte de Rumanía, combustibles, materias primas (vitales para fabricar tanques)… y ¡alimentos! soviéticos (en medio de la hambruna y de las requisas propias) para Alemania, deportaciones forzosas masivas, estrecha colaboración entre nazis y comunistas para aplastar la resistencia anti-nazi en los territorios ocupados, ¡entrega a los nazis de comunistas y judíos alemanes refugiados en la URSS!, deliberada masacre de 22 000 oficiales polacos en Katyn, viraje de los partidos comunistas en Francia, Gran Bretaña, USA, Italia, América del Sur, del antifascismo hacia una neutralidad pro-nazi que calificaba a sus propios países amenazados de potencias imperialistas, colaboracionismo encubierto con los nazis…
     
   Fue muy elocuente observar el reflejo de la siniestra efeméride en las redes sociales. ¿Trending Topics que la señalaran? No, padre. Silencio estrepitoso en las redes sociales al recordatorio del vergonzoso Pacto Nazi-Comunista. Todo lo que crujieron éstas días antes, con ocasión de la fecha del odioso y execrable asesinato de García Lorca, fue ahora escandaloso vacío. ¿Cuántos españoles conocen la historia, por ejemplo, de los brutales y masivos crímenes comunistas en Katyn? ¿Y entre los jóvenes?

     
   Es decir, la Izquierda maneja la barca de la Opinión Pública, la de la publicada, la que se arroja y colorea las redes sociales, es decir, la barca que configura la difusa conciencia que millones de españoles “apolíticos” se hacen de la Historia y de la Política, como le sale del moño. 75 años y una semana ya, e la nave va.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

viernes, 29 de agosto de 2014

PODEMOS ser Bildu




    ¡Hau! No lo digo yo, lo dicen ellos. Lleva tiempo ha  defendiendo uno aquí  la batasunización de amplias capas de la izquierda española. La de ahora, en boca de uno de los principales Jefes Indios de los bilduetarras, es una prueba de cargo más. Es crucial, porque desvela una expresa confesión de parte. Dice el Alcalde bilduetarra (Declaraciones a la Cadena Ser 17-8-14)  de San Sebastián que los discursos de ambos son muy coincidentes”. No coincidentes tan sólo, no, anótese el matiz, muy coincidentes, dice. Sólo es muy coincidente lo casi clónico, ¿no?
    
   Teníamos hasta ahora la expresa y clamorosa, recurrente veneración del Líder Supremo de los Podemos hacia los modos, maneras e ideas de la izquierda filoetarra. Está esa admiración, desde el célebre Discurso de la Herriko Taberna, -el inicio de su hégira- más que documentada, incluso en este mísero blog, para quien no quiera taparse ojos, oídos y razón a la vez, claro. Faltaba el amoroso reconocimiento –¿y el beso de la muerte?- de la otra parte contratante, que ahora, al calor de los notables resultados europeos, en público nos llega.
         
   Argumenta además Izaguirre de forma difícilmente rebatible las milimétricas coincidencias de forma y de fondo con los Bildu: “se presenta Podemos diciendo que hay que hacer política de otra manera” (la superación de las formas de la democracia representativa para ir hacia las fórmulas asamblearias y la presión coactiva en las calles que conduzcan a su despotismo leninista, es decir, las propias maneras abertzales de vivir la política), “diciendo que se puede construir otra sociedad” (más allá del constitucionalismo burgués, desde luego, en la medida que comparten ambos, sobre el populismo exacerbado, una similar inspiración comunista de base) “y también habla del derecho a decidir de los Pueblos” (esencial piedra de toque ésta, sin duda, para los bilduetarras, pues “legitima” la nítida aspiración separatista al descuartizamiento de España y de la soberanía nacional española).
      
   El corolario, la moraleja, irreprochable tras tantas coincidencias, el mismo Izaguirre por si no había quedado clarita ahí mismo la expone: “Podemos es una fuerza necesaria en España”. Obsérvese la finura con que el Regidor filoetarra les dice a los Podemos… que en Euskalherría sobran. Pero en España, sí, al Señor bilduetarra, tan preocupado por los males nuestros, le parecen los Podemos “fuerza necesaria”. ¡Y tanto! ¡Son los de Bildu quienes sobre todo la necesitan! Que se besen la serpiente y el círculo sobre sí mismo enroscado, que se besen.

     (De momento, según dice la prensa, se les ve ya de la mano juntitos -Podemos, Bildu, Cañamero, Izquierda Anticapitalista- por la Universidad de Verano, en el marco incomparable de La Granja, que a ellos, esas delicatesen del Sistema, también mucho gustar. ¡Hau!)




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 28 de agosto de 2014

Ada Colau, ¡manda sostenes!



   Estallaron el mismo día unas desdichadas declaraciones públicas de León de la Riva PP y Page PSOE, de hecho pareja de Alcaldes produciéndose como badulaques más que como alcaldes. ¿Antecedentes? Los que quieras y más, en todas direcciones: desde el mismo León de la Riva, que más necio no se puede ser ya, hasta José Bono (“Esperanza Aguirre besa de día y muerde de noche”), Cañete, Valderas “Tetas gordas”, misoginias inveteradas de Guerra, ediles de IU a los que Cospedal les “ponía”, Homo Eguiguren... en fin. También podría hacerse, a sensu contrario, un ramillete de citas de genérico desprecio hacia el hombre, empezando por Valenciano y su “feo” Ribery.
    
   Pues Ada Colau, representante de la Indignación selectiva, vió la ocasión propicia para, señalando nítidamente sólo a uno de los malos, -no vaya a necesitar a los socialistas para la alta alcaldía que busca- ampliar su repertorio “antisistema”: de inmediato promovió un escrache virtual contra León de la Riva, el bobo de la colina más bien, por el que emplazaba a las masas cibernéticas femeninas a lanzarle sujetadores al tuiter. Más concretamente con lo que amenazó primero Colau fue con “una tormenta de sujetadores y zapatos de tacón en su próximo acto público”, que más bien parece una incitación a la violencia.
   
   Por partes: lo de los zapatos de tacón se inscribe en un continuum mediático agresivo más que conocido mundialmente. Recuerda además a la ya mítica Sandalia que el Señor de las Cup enarboló contra Rato en el parlamento catalán, emplazándolo con ella en alto a encontrarse en el mismo Infierno.  No se conoce, por supuesto, respuesta igual o parecida, ni de Colau ni de las Cup, ante el matrato y las presiones recibidas y denunciadas por la misma querindonga del pujolito, por no hablar de las hazañas del mismo Pujol, que acaso merecieran también… ¿algún escrache?

     
   Y luego está lo de, Ada despechada, lanzarle al minino de la Riva una virtual catarata de sujetadores. Es una artimaña graciosa, desde luego, casi parece un festivo desplante torero: en efecto, el número nos trae indefectiblemente a la memoria aquellas vueltas al ruedo en loor de prendas íntimas que Jesulín de Ubrique ante miles de enardecidas seguidoras protagonizara. Pero es que el otro antecedente histórico de esa acción simbólica también remite a un contexto dionisíaco y de rendición: las fans a sus cantantes favoritos sobre el escenario, como entregándoles lo más íntimo suyo. Debiera entonces casi el Tigre de la Riva agradecerle y reconocerle el gesto, a toas toas toas, y asimismo el que entre todos los posibles candidatos sólo haya sido él señalado por Ada, que también, …¡manda sostenes!






 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

miércoles, 27 de agosto de 2014

Fusilando concejales del PP, qué bien



   Como en una grotesca degeneración del “To be or not to be” de Lubitsch, arriban los separatistas y los heroicos demócratas de las CUP vestidos de lagarteranas trabuconas… ¡delante del domicilio particular del edil del PP!, un peligroso fascista sin lugar a dudas. Son las fiestas municipales, ya se sabe, jolgorio propicio para dar rienda suelta a la calentura de lo reprimido y ansiosamente deseado.  
     
   Así apostado el artístico pelotón, empiezan a tararear, ridiculizándolo, como en borracha parranda nazi por las callejas del ghetto, el himno del PP. El Comisario-en-lagarterana les ordena entonces el “simbólico” fusilamiento del edil, apuntando a su casa al militar grito de “fuego a discreción”. Recreáronse así de fieros y de intrépidos los archidemócratas milicianos durante quince minutos al menos. ¿Qué sensaciones atravesarían la mente de Jaume Gelada, mientras la troupe esas salvas le disparaban, que desde la ventana los veía? ¿Podemos ponernos en su lugar?

       
   Entrevistado luego por esRadio ha dicho: “es un ejemplo de la intimidación a la que te someten constantemente. Es acosarme e intimidarme en mi propia casa. Es como si me dijeran: sabemos dónde vives”. De eso a todas luces se trata, de señalar, de acosar, de coaccionar, de  en tu mismo domicilio hacerte sentirte extraño… de dar rienda suelta, por el momento sublimada, a esa torva violencia reptiliana que bulle en el inconsciente, y que con el nacionalismo extremo, que es regreso a la Tribu, más y más se convoca. Emerge entonces incontestable, tras la farsa bullanguera, tras el escrache de época de los presuntos indignados, la resplandeciente verdad: el Oasis tiende en realidad a Gulag con barretina separatista. Increíblemente el PSC, IU et altrii, no han condenado el sucedáneo de fusilamiento. Jaume Gelada, resistente: tampoco nadie hará un vídeo viral que recoja con tu nombre la infamia nazi de que fuiste objeto por personas tan honorables. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 26 de agosto de 2014

No entienden la importancia de las redes sociales

  


    ¿Por qué a menudo los mejores comentaristas de derechas no calibran bien la trascendencia de las redes sociales para conformar las difusas actitudes ante la Política de los ciudadanos, especialísimamente entre quienes no la siguen más que de refilón? Ayer, Carlos Cuesta (47.000 followers) tuiteó:
   -Ada Colau propone una “lluvia de sujetadores” contra el machismo… Sin comentarios.
      Se renuncia pues a explicitar la crítica, contentándose con un brumoso sobreentendido… que a nadie no convencido convencerá. ¡Es al revés: hay que sacarle punta y jugo del todo! Hay que, ante los no avisados, explicar las razones del rechazo. Siendo yo nada, le respondí:
   -¡No! Hay que hacerlos todos: es una patochada selectiva. Ni que el Tigre de la Riva fuera Jesulín.
        
   Por supuesto Carlos Cuesta no me respondió, pero es que creo –otro dato indicativo- que él nunca responde por TW. Ada cuenta 180.000 followers. ¿Ven? El Mester de Progresía dominante –los buenos resultados electorales de los Podemos (332.000 followers) débense también en parte a una obsesiva e inteligente utilización de las redes sociales, aunque esto es aplicable asimismo a PSOE, IU, a sus respectivos orfeones mediáticos- jamás, nunca cesa en su raca-raca-raca-raca-raca-raca.
   El escrache virtual de Ada fue inmediatamente seguido por cientos, si no miles, de tuiteros, al que cada uno añadía su guinda. Se crean así duraderos lazos afectivos internos, sensación de comunidad propia, se proyecta una imagen dinámica hacia el exterior. Saben que las redes sociales son una maquinaria utilísima para crear opinión, actitudes, ideología… para inapreciablemente “moldear” las almas… sobre todo entre los apolíticos, y lograr así que los ciudadanos sigan saliendo instintiva, sana y espontáneamente progresistas.
     
  Pongamos otro reciente ejemplo. El sábado pasado, Ramón Cotarelo, (11.700 followers) ahora una desquiciada sombra neofilocomunista del brillante analista socialdemócrata proOtan que durante el felipismo fué, tuiteó:
     -“El que va a cambiar la ley electoral por decreto porque no le gusta pide a los catalanes que se atengan a la ley, aunque no les guste”.
      Es una gansada impresionante, impropia del fino intelectual que él fue, ¿no? Cualquier cambio en la ley electoral –ésta de ahora parece sólo una torpe treta de Rajoy para meterle presión a Pedro Sánchez- ha de ser aprobada por el Parlamento, sede de la soberanía nacional. ¿Qué tendrá que ver con un referéndum ilegal y separatista que precisamente busca privarnos al conjunto de los españoles del derecho a decidir? Resulta desde luego incomparable una tesitura y la otra, así como ese grotesco maniqueísmo entre la decisión de Uno frente a la voluntad general de los “catalanes”. Pues tan tosco tuit llevaba encima sólo un día después ¡883 Retuits! Ahora mismo este mediocre tuit va ya por más de 1.100 RTs.
     Siendo uno menos que nada, me atreví a contradecirle:
   -883 RTs a esta melonada? Esto es Hollywood.
Me respondió una amable tuitera, seguidora de ambos dos, aunque, ay,  más de Cotarelo, me temo:
    -claro, para ti es una melonada porque no te gusta el tuit
Y yo:
    -bueno, sí, claro. Leo a Cotarelo… y no lo reconozco, me parece, con todos los respetos, un fake.
 Pues, fíjate, horas después, el propio Cotarelo –anota la deferencia y la diferencia- me contestó bienhumorado:
    -¡Caramba! Compleja situación: fake de uno mismo. A lo mejor ha dado usted con el misterio del alma.
Cuando lo leí, esto yo le respondí:
    -¿el misterio del alma? Eso sólo está al alcance de un pensador progresista y materialista. Gracias por responderme.

    
   Hasta hoy, at the moment. A menudo, lector, somos anónimos no izquierdistas quienes, a solas y sin reconocimiento alguno, hemos de defender los principios y valores propios liberales, mientras los principales cargos orgánicos e intelectuales de la Derecha passan ampliamente de las redes sociales, concediendo así al adversario esa estratégica posición. 





LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 25 de agosto de 2014

Coomandante Monedeeero (Poessía 73)


   Si a menudo parece Pablo Iglesias un Lenin de baratillo, o de Alcampo en sus propias paraules, al que le gusta “la mano dura contra los poderosos” -menos contra los poderosos suyos, claro-,  se sueña el number two, Monedero un Trotski, un Trotski de rebajas, naturalmente, como corresponde a la regresión cultural propia de la Era de la Telebasura. Así, si Trotski creó, a la imagen de su estricto fanatismo, el Ejército Rojo, aspira Monedero a otro tanto… a su manera. El Círculo Podemos Miembros de las Fuerzas Armadas cuenta ya 3600 seguidores en Facebook, base sobre la que Monedero amablemente amenaza ya y todo:
   “Se van a llevar un susto. No sabéis cuánta gente de las Fuerzas Armadas está con nosotros… Si ganamos, una parte importante del Ejército va a garantizar el triunfo de Podemos, y una parte de la Policía va a garantizar el triunfo de Podemos. Ahí no somos ingenuos”.
   
   ¿Ingenuos, dice? Ni ahí, ni en nada, desde luego. Está clarísimo el arquetípico modelo chavista. ¿Te imaginas a Monedero de 2º Teniente de Alcalde en los madriles? ¿Qué otro partido hace ostentación de sus apoyos entre los militares? ¿No deben encenderse ya algunas alarmas? Cantémosle entre tanto tú y yo, lector, mientras podamos, esta inolvidable cancioncita arreglada en los bajos para él pur muá, para ir dándole al Señor Monedero aires de grandeza… fusiladora.


Comenzamos a entenderte
En toda tu chaladura
De profesor caradura
Hasta Trotski tú creerte.

De Chávez fuiste consejero
Inconfundible tu estampa
Nomenklatura que arrampla
Coomandante Monedeeero.

Tu pluma latosa y triste
Vulgata marxista plana
Mirando siempre a La Habana
Incluso a ETA comprendiste.

Aquí nos dejas tu credo
La abominable transparencia
De tu fanática presencia
Coomandante Monedeeero.

Tu vienes metiendo prisa
Con trazas de primaveras
Para poner tu señera
Con la hoz de tu divisa

Aquí nos dejas tu credo
La abominable transparencia
De tu fanática presencia
Coomandante Monedeeero

Tu fiero comunismo
Te las promete felices
Allá donde haya infelices
Que se traguen tu marxismo

Aquí nos dejas tu credo
La abominable transparencia
De tu fanática presencia
Coomandante Monedeeero. 

Seguiremos glosándote
Si en este blog escribimos
Y con Pablo os decimos
Hasta nunca Comandantes.

Aquí se queda el credo
La abominable transparencia
De tu fanática presencia
Coomandante Monedeeero



domingo, 24 de agosto de 2014

Sara Carbonero, la Sirena que ve sirenas

    


   Iba a ponerla a caldo, lector, por tanta impostura ñoña y superpagada, en detrimento de gente sin nombre que no tiene la más mínima oportunidad, pero qué quieres que te diga, después de ver a Laura Pausini enseñando el cotarro de su potorro, casi dan ganas de emocionarse ante el cuentito de la sirenita que despliega Carbonero en su blog.
     
   Confesión de resentido bloguero fracasati primero: el de Sara es un blog de éxito, aupado sobre una publicación de campanillas, la revista Elle, con mogollón de fieles seguidores que además le comentan a diario lo maravillosa que es y lo bien que escribe -574 comentarios de este post suyo que ahora leo-, y entiendo que, en consecuencia, pagadísimo. Debería aprender de ella, joer. Copiemos en parte lo suyo, a ver si algo se me pega, va:
   “He llegado a la conclusión de que el verano y las vacaciones me gustan tanto por los recuerdos que vienen a mi mente… Todos los veranos tienen su magia y todos me sacan una sonrisa… Pero sobre todo el verano es la época perfecta para dejar volar la imaginación… Otra de las cosas que me gustan del verano son las conversaciones tranquilas, sobre nada importante…”.
    
   ¿Que no estamos ante una escritura impresionante? Y empieza entonces a contarnos Sara su cuentito de la sirena enamorada que salva del naufragio a su marinero (¿no estaremos ante una alusión inter líneas a la rabiosa problemática madridista, verdad, guapa?). Y que cada atardecer, al ponerse el sol, ve ella -¡ella!- una sirena, que la lleva viendo “los últimos 23 años de mi vida, desde que mi madre me lo enseñó cuando yo era sólo una niña… claro, el momento más esperado del día era el de la puesta de sol para ver a la sirena meterse en el mar. Os lo creáis o no, os juro que la vi". "Día tras día y año tras año, mientras mi madre me contaba la historia yo podía ver la negra silueta de una enorme cola de sirena sobre la luz naranja del sol. Podía además escuchar su triste canción de amor. Duraba sólo unos segundos (¿y cómo entonces podría escuchar ella la canción? Cuatro notas a lo sumo)  así que tenía que estar muy atenta… si no fuera porque sé que es imposible, me llegaría a plantear si la vi de verdad (en qué quedamos, Sara, no nos des ahora esa vara, los cuentos cuentos son)… Durante unos años me olvidé de la sirena (Sara, Sara, por favor, que arriba nos habías dicho que llevabas 23 años sin dejar de verla, cómo dices ahora que la olvidaste, por favor)… Sara me estás preocupando –le dice su amiga, cuando le insiste Sara en la visión de la sirena- (no te preocupes, amiga de Sara, ella está genial, le va de lujo)… Las siguientes noches (¿noche?) preferí no decir nada, era mi secreto, pero siempre nos fuimos a casa después que la sirena" (Chin-pún). Pone ella entonces un sonriente emoticono… y el cuento se acabó.

     
   Más un epílogo: fotitos luego de Sara-in-holidays y, como sensacional remate, gol por escuadra, la fotaza a tamaño descomunal que encabeza este texto, ya te digo la Sirena que veía sirenas. Al lado de la Pausini, eso sí, todo un finísimo espíritu. Aprende, bobo bloguero, aprende.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 23 de agosto de 2014

La canción del Verano


   ¿Se halla, lector mío, la memoria íntima del verano, su latido más hondo y verdadero, en las conocidas vulgarmente como las Canciones del Verano? Diríase que no, que las hechuras repetitivas y facilonas de éstas, poco o nada tienen que ver en principio con el secreto de la estación del esplendor, en la que tantas cosas parecen trenzadas con el mismo material del que están hechos los sueños de sus noches calurosas. Y sin embargo, si nos esforzamos en singularizar alguna de ellas, si buscamos la  mena entre la ganga, puede que esas canciones nos revelen esenciales sustancias del verano, gemas que antes ni sospechábamos que pudiesen llevar envueltas entre su resuelta banalidad.
     
   De forma que, por ejemplo, recordamos todos de sobra (casi todos, claro, oh, Tiempo) que Eva María se fuebuscando el sol en la playa. Nos despista del todo el tono sandunguero de la melodía, pero, ¿de qué nos habla en el fondo esta canción?  De la herida abierta y del dolor sin tasa que causa la pérdida del ser amado. Ella se marchó –dice el chico de la canción, desconsolado tras la chispa de sus trinos gongorinos- y sólo me dejó recuerdos de su ausenciaY sin la menor indulgenciaEva María se fue.  Habla también de que las chicas maduran antes y de que pronto nos ven pequeños y bobos, y de que necesitan entonces ellas conocer y abrirse a nuevos y más amplios horizontes, los que dora a lo lejos el Sol, esa promesa total de libertad.
    
       Por eso cogen su maleta de piel y su bikini de rayas y se van, y la aflicción por el abandono nos hace –entre timoratos y hamletianos infantes- seguir viéndolas aún en la distancia, qué bonita está bañándose en elmar y tostándose en la arena, mientras anida en nosotros sólo la pena de su amor perdido. Es esta canción a un tiempo protesta de amor loco –paso las noches mirando su fotografía-, es angustiada proclama existencialista –qué voy a hacer si Eva María se fue, yo ya no puedo vivir- y es expresión lúcida de una realidad cambiante, de un momento histórico concreto –años 70- en el que está la sociedad evolucionando, en el que las chicas –Eva/María, genéricos nombres por excelencia de la mujer, por tanto no al azar elegidos- empezaban en primera persona a decidir sus vidas. Estamos, pues, –y la festiva canción da cuenta en el fondo de ese trascendental cambio- ante el pleno acto libre de una muy resuelta voluntad afirmándose y ejercitándose en la persona de una joven, sin la menor conciencia además de estar con ello haciendo nada malo: sin la menor indulgencia Eva María se fue. Nos dejó, punto pelota.
      
     Y con el mismo transcurrir de tanto veranos, con el tiempo infinito que los mismos despliegan, la simbólica Eva María de entonces, que se marchó en busca del sol, que se bañó, llena de ilusión, en mil playas y en otras tantas costas de relucientes esmeraldas, se hizo un día realidad, se hizo de carne y hueso, varió un poco su nombre, porque ya no era exactamente la misma, Eva Amaral llamábase ahora, -aunque no deja de maravillarnos el casi idéntico nombre de la Rosa- y ella misma, mujer autónoma y en plenitud realizada, con la caricia única de esa voz tan suya, que tiene vibración de ola rompiente, nos deja otra hermosa y simbólica canción que se titula “Días de verano”, en la que la vemos, un poco  de vuelta de todos los viajes y de todas las cosas, aferrada a la misma maleta simbólica que llevaba Eva María, atravesando pedregales con chumberas desde alguna playa remota, -simbólico escenario de la desolación que ella ahora experimenta, correlato histórico también de la inevitable decepción que le sigue al ejercicio de la libertad, en el que tantas cosas imposibles se soñaron- que vuelve y nos mira un poco triste a los ojos para cantarle a su chico de siempre, lo que son las cosas, cantarle y contarle… que no quedan días de verano para pedirle perdón, para borrar del pasado el daño que ella le causó al dejarle, sin besos de despedida y sin palabras bonitas, que le mira a los ojos y no le sale la voz…
      
   Bueno, Eva Amaral, siempre nos quedará un día de verano para otorgarte la gracia del perdón, a ti, que llena tú eres de la gracia. A la luz de esa mirada tuya, Eva. Y comprendemos entonces, un poco reconfortados también por dentro, que, con todo, algo del espíritu libérrimo del Estío se encierra también dentro de las machaconas canciones del verano.


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor ajosemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)



    
    

viernes, 22 de agosto de 2014

Amenazado de muerte ayer de nuevo, ¿por ser "gentuza liberal"?

   



    Volvieron las oscuras aves de mal agüero, volvieron.
   ¡Y quería haberme perdido yo ayer la tardecita que me esperaba en el Twitter, válgame Dios! Hacia las cuatro de la tarde, uno que sin venir a cuento –y sin ningún diálogo previo- hace dos meses  me cubrió de improperios (“estoy hasta los huevos de gentuza liberal como tú”) e insultó como puta a la mía madre, aventura que aquí narré, y de quien más no había sabido, me tuiteó para amenazarme además, por haberlo contado  http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/2014/06/aventuras-y-desventuras-en-el-twitter.html     ,  con denunciarme. Le animé yo a hacerlo, pues sería esa buena ocasión para más denunciarlo yo a él.
    
   Al momento, otro, con quien jamás he hablado, de quien sólo sé, y no lo había leído entonces, que me había respondido por TW a mi post sobre Maruja Torres (20-8-14) con un estricto “pero quién eres tú”, y en cuyo perfil reza “periodista y machaca emérito, apasionado del fútbol, la política, la justicia y la equidad. Aún aprendo” –comprenderás, amigo lector, el cruel castigo que supone para mí el no poder desenvolver ahora la más mínima ironía sobre el mismo-, refiriéndose inequívocamente a mí nos escribió: “hay que matarlo”. Pantalleé por supuesto la amenaza de muerte y di cuenta de la misma, denunciándola, a la Policía.

        
   Cambié, hace un par de años, mi foto real por la imagen de Bécquer, de quien soy devoto, por el mismo motivo. Retorno a Brideshead, pues. Con cosas como éstas hemos de vérnoslas. Y nada, fiel lector, que, sin añadir más, quería compartir yo todo esto contigo, con la misma encontrada excitación con que una persona arde en deseos de contar a sus más íntimos amigos la estrambótica peripecia que ayer mismo por la calle le asaltó. 

jueves, 21 de agosto de 2014

¿Se olvidará el caso Pujol, Marta?



   El caso de la “tiendecita de flores” de Marta Ferrusola (desde luego que esto-es-una-Señora) a la sazón esposa de Jordi Pujol, pronto se estudiará, estoy convencido, en las principales Escuelas de Negocios del mundo, más incluso que el asombroso caso de los tulipanes holandeses del siglo XVII, cuya súbita y loca valoración y especulación subsiguientes marca Capítulo en la Historia Económica. El caso es que la discreta tienda de barrio inaugural acabó convertida, no mucho tiempo después, en un auténtico emporio que llegó incluso a alfombrar el Nou Camp y a obtener pingües contratos de numerosos departamentos del gobierno autónomo presidido por su esposo, sin que la oposición fuera capaz jamás de conocer sus reales cifras de negocio. 
   
   Explotó el “caso Pujol” y ha trascendido que, al parecer, en medio del hipogrifo violento y corruto que pone en ventolera los cabellos y el ánimo del ex –Molt Honorable, quiso su esposa en presencia de la canallesca tranquilizarlo con estas palabras: “Tranqui, Jordi… esto se olvida”, como si dominara ella unos resortes o atesorara además una sabiduría del Poder que a los demás nos es ajena.
    Hubo otro histórico “Tranqui, Jordi”, aquel del Rey Juan Carlos cuando la intentona golpista de Tejero, que también reveló entonces un súbito desasosiego en don Jordi, que a todos entonces nos pareció justificado. ¿Se olvidará, en el baile incesante y neurótico de la actualidad, el caso Pujol, como avizora la “maga”  Ferrusola?

   
   A nuestro juicio, Señora, se olvidará si lo quiere la Izquierda, que es quien de verdad maneja las principales barcas: la barca de la calle, la barca de la Opinión Pública en los media y en las redes sociales, la barca de quienes escriben los libros de Historia, la de quienes ponen letra a las canciones, a los poemas, fabrican documentales, spots, pancartas, eslóganes, Cds, camisetas, novelas y ensayos. Se olvidará, en suma, el caso Pujol, si lo quieren quienes detentan la hegemonía ideológica y el casi monopolio de la industria cultural, toda esa sutil intelligentsia. Yo que usted, Ferrusola, les mandaría pero ya a ellos unas flores… y un Cd de ese dúo, Ella baila sola, tan guapas ellas, uno de cuyos grandes éxitos llevaba por elocuente título “Cuando los sapos bailen flamenco”.  ¿O se me adelantó Usted ya?



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

miércoles, 20 de agosto de 2014

Maruja Torres, también con los Podemos, una más

    


    Y bueno pues… pues que la gran Maruja Torres le ha dado una lección de coherencia intelectual a Pedro J y tutti quanti. No ha necesitado ella ser pobre, ni estar en paro, ni blablablá. Tuit et tuiter (cuenta ella casi 68.000 followers en el mundo ciberesférico, entre los que me cuento, en deferencia obligada a que es el muá, toma ya, uno de los 2.634 tuiteros a quien ella followea) ha anunciado ella al orbe que se apunta a figurar, una más en los círculos cerrados de los Podemos. ¡Oh, es ella!, dicen que dijeron los monederos al saberlo.
     
   A diferencia de otros muchos Grandes Comunicadores Patrios (sólo aquí hemos reseñado -escribo de memoria- a Julia Otero, Jesús Cintora, Buenafuente el Follonero, Isabel Gemio, Almudena Grandes, Juan José Millás, Beatriz Montañés, Pedro J Ramírez, que si les añadimos la Sexta en pleno, la heroica Tele 5, buena parte de Cuatro más los patanegra de la 1 y la 2 constituyen toda una genuina Acorazada Podemos) que verbalmente han empatizado con los Podemos, más auténtica que todos ellos, ha decidido Maruja Torres cohonestar la acción con la opinión y directamente militar en la Cosa prochavista.
     
   Con razón decían los franquistas que España era la reserva espiritual de Occidente. Resulta abracadabrante el comprobar aquí, a diferencia del resto de Europa, la inacabable lista de Grandes Comunicadores patrios, multimillonarios de consuno la mayoría de ellos gracias al odioso Sistema que como dorada élite les catapulta, literalmente licuados ante las ultracomunistas propuestas, no de una izquierda razonable, sino de la más bizarra Izquierdacha.

     
   ¿Qué puede aportarles Maruja Torres? Su trabajo, su creatividad, su talento… sus pasotes, sin duda. Podrán con ella pavonearse también los Podemos de contar ya entre sus mílites con una apreciadísma ex –articulista de EL PAÍS, una Medalla de Oro a las Bellas Artes además, una Premio Nadal también y toda un Premio Planeta, ese depósito sumo del humanismo altruista y antisistema, sí. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 19 de agosto de 2014

Himno a la Sandía


   Si buscamos, fiel lector, en una cosa sola la Apoteosis del verano, la culminación del Estío, la consumación de este tiempo impetuoso, entonces hemos de mirarle cara a cara a una sandía. El más acabado de sus frutos y a la vez el más precioso de sus alivios, tan sólo una sandía de dulce agua. Si en uno anidara una brizna  del don de la música, ese lenguaje superior, sin dudarlo le compondría un himno a la sandía. También a esa gitanilla con ojos de charol relimpios que en la furgoneta ambulante de su padre me la dio a probar una mañana de la estación ardiente en la plaza de mi pueblo. Intentemos al menos un pobre remedo de ese himno, con sólo palabras hecho.
      
     Crecida y generosa de hechuras, pone de entrada ya la sandía su  estampa de fruto colosal y esférico, el propio de un estado de buena esperanza con inminencias de cumplirse. Se ha formado en el interior nutricio de la tierra, apenas sin dejarse ver hasta su estallido final, y viene a nosotros cubierta de polvo, como un último chal que la tierra le prestara en el adiós. La limpiamos luego entre las manos, al tiempo que la sopesamos, y la humilde sandía se deja cachetear, tan confiada. Nos intriga ya ese verde tan profundo, ese verde abisal tan terso que ahora luce, como si del mismo fondo del mar oscuro viniese, con sólo un ramalazo de luz amarillenta a un costado. Queremos saber lo que la sandía lleva consigo, claro.
     
      Y cuando al fin la abrimos, cuando entramos en su corazón, con ese crujido seco suyo como un movimiento de tierras, con ese dolor del parto como una inútil protesta, dios mío, es como si avistáramos de pronto la arista enorme de un rubí arrebatado, tal es el brillo de las sandías mejor cuajadas. Casi hemos de cerrar un poco los ojos a tanta luz líquida del color de la púrpura. Tiene algo la sandía, su súbito grito de luz roja en la penumbra, de adolescente al que se le hubiera de golpe subido el rubor a la cara al ser sorprendido en un apuro. Brillan entonces, en ese firmamento encendido en color escarlata que chorrea, sus pepitas negras, estrellas oscuras ahí, que relumbran como si de un inaudito oro negro fueran, y apetece, pese a que nada son, pasárnoslas una a una por la punta de la lengua.
     
      Si con destreza sacamos entonces de la redonda sandía no menos de doce magníficas medias lunas purpuradas, dime, lector, cómo evitar, si el calor aprieta, si su soberbia figura tamaña turbación nos procura, si es tan cercana su promesa de frescura, cómo evitar, por qué y para qué evitar tener esa carne y esa pulpa entre los labios, tan tierna que anega de un agua carmesí  nuestra boca, hasta resbalarnos barbilla abajo.
     
   Bendición y maravilla, pues, de la sandía, de su íntimo agua tan exquisito, en el clímax de su sazón en el corazón del Verano, revelación gloriosa y dulce remedio a la vez del mismo. Ah, aquella gitanilla que de la mano un día me la dio a probar, iniciándome ya en su misterio, “¿a que sabe dulce?”, me dijo medio riéndose. Y uno, medio atontolinado por la leyenda del mal de ojo, que sólo acertó entonces a contestarle, como si le devolviera una maldición, “y tú más”.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor ajosemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)