Páginas vistas en total

miércoles, 29 de marzo de 2017

Pedroche y Buenafuente, cómo ser multimillonario de izquierdas y vivir tan contento




 ACCEDE A TODOS LOS CONTENIDOS DE ESTE BLOG SIEMPRE QUE QUIERAS Y SOLICÍTAME, please, UN EJEMPLAR DE MI LIBRO A CAMBIO (12 E , envío incluido). VALÓRALO. EN ELLO CONFÍO. SOY ESCRITOR.
      O Pedroche y Buenafuente, que tanto montan, que montan tanto. Como aves precursoras de la primavera del género humano han coincidido ambos dos en señeras publicaciones cantándole al mundo la tierna bondad inherente al ser de izquierdas. Así Pedroche (La Vanguardia 25-3-2017), mira, “ser de izquierdas es querer el bien para todo el mundo”. Bueno, tiemblan Marx, Engels y la Pasionaria ante tan navideña taxidermia, eso son transparencias… intelectuales y lo demás tontunas. Veinticinco siglos de reflexión política para llegar al villancico más sectario que imaginarse pueda, pues se colige que, en buena lógica, ser de derechas y desear el mal del mundo entero uno y todo ha de ser. Espera, espera, que viene Buenafuente, ese gran Comunicador, a remachar el christma (El País 26-3-2017).
        Se arranca Buenafuente por sociologías: “Hay más gente llana y currante que poderosos”. La gente, la gente, la gente llana y currante frente a los poderosos, adelantando ya la de buenos y malos. ¿En qué clase se autocolocará él? Qué preguntas. ¿Acaso no nos ciega el resplandor de su humildísima bondad? Va, tío, come on, danos ya en El País -¿poderosos, dices?- la verdad nuestra de cada día: “Si el mundo fuera normal, la mayoría sería de izquierdas, sin acritud. Buscarían la justicia social, oportunidades para todos, salud, educación. Pero el mundo nunca fue normal”. Vaya por Marx, que se nos ha puesto el christmas tristón. Acabáramos: el entero mundo es anormal y, por eso ha de ser, no acaba la mayoría en su normal ser de izquierdas. ¡Oh! Y qué es entonces ya lo normal, qué lío, tío. Unos anormales la mayoría, desde que el mundo es mundo, que no quieren ni justicia social, ni salud, ni oportunidades, ni educación para todos. Educación, sobre todo eso, Buenafuente, educación.  Lo real es anormal, viene a apuntar Buenafuente, más listo que Hegel. Tiemblan aquí Bakunin, Lenin y Kropotkin, que no alcanzaron ellos tan penetrantes discernimientos.
      La eterna melopea de autoestima en que a menudo levita el bondadosísimo de por sí ser de izquierdas, en Pedroches y Buenafuente, tan pedrestres y ramplones en su expresar, además de reflejo de estos tiempos cenutrios,  es burda contorsión también del elitista grupo que sociológicamente ellos simbolizan para, siendo multimillonarios tan pronto, poder seguir disfrazándose de pobres, a su lado siempre, famélica legión ellos dos también. Pero, qué buena gente ellos dos son, leche. Ha llegado la primavera al Corte Roures.
  
“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado. Escríbeme aquí y te informo sin compromiso. 

No hay comentarios: